airgam

Durante los años setenta la industria de los juguetes infantiles era un sector en auge gracias a los niños del baby boom de los sesenta. En Barcelona y alrededores nacieron marcas míticas como son: Exin, Airgam, Congost, Borrás, Comansi o Educa, entre otras.

AIRGAM

Recordáis los Airgam boys, el Milloncete, la Estación de Servicio, el Electro L, el Ordenador, Arkimos… pues todos ellos fueron hijos de la empresa Airgam, creada por los hermanos Josep y Jordi Magrià i Deulofeu. El nombre AIRGAM proviene del apellido de los hermanos Magrià pero leído al revés.

Los hermanos Magrià empezaron fabricando artículos de madera en Torelló(1945) y decidieron probar suerte fabricando coches irrompibles con un nuevo material que estaba llegando, el plástico.  En el año 1947 decidieron establecerse en el barrio de Sants de Barcelona.

En la ciudad condal probaron suerte fabricando pequeños juguetes de plástico. Sus primeros éxitos de ventas fueron una guitarra eléctrica de mentirijillas y los famosos milloncetes ! (1962)

En 1965 se trasladaron a la Carretera del Mig, 157, en Hospitalet del Llobregat. En 1972 ampliaron la fábrica. El montaje de los juguetes lo realizaban miles de mujeres en sus casas para obtener un sobresueldo, y empezaron a tener mucho éxito de ventas con su guitarra eléctrica y los milloncetes variados.

En 1976, los hermanos se hicieron con la patente americana para producir los primeros Airgamboys, unos muñecos articulados que se vendían en las jugueterías, papelerías y algunos quioscos. Querían replicar el éxito de Famobil que había comprado la planta de Alicante para fabricar ellos mismos sus muñecos articulados, los CLICS.

Los Airgamboys competían En el mundo con los G-I.Joe, los Big Jim, los Geyperman y los Madelman, pero por tamaño se parecían más a los Clics de Famobil o a los Playmobil surgidos en Alemania dos años antes (1974).

En España su competencia directa por tamaño y jugabilidad eran los Clics de Famobil y los Coman Boys de Comansi.

Se vendían por series temáticas: de indios y vaqueros, de la Policia Montada del Canadá, de piratas, bomberos, mosqueteros y posteriormente (1976) lanzaron una serie medieval, otra turca, napoleónica, de la Legión Francesa, policías, gasolineros y personajes como Robin Hood, Superhéroes, el Zorro, el Llanero solitario.

En 1978 aparecieron las series de sanitarios y safari que incluían vehículos cómo helicópteros y jeeps. Y después llegó Miss Airgam (1979) con sus novios, payasos, esquiadores, pilotos…

En 1980 lanzaron series inspiradas en el espacio, en el mundo de la aviación, submarinismo, beduinos, vikingos y personajes como Buffalo Bill y Daniel Boone.

Los romanos con sus cuadrigas y los platillos volantes llegaron el año de su primer anuncio en tv, en 1981. Apoyados en la fiebre del futbol que trajo El año del mundial, 1982 lanzaron una serie de futbolistas.

CIERRE DE AIRGAM

Airgam cerró sus puertas definitivamente en 1986 cuando las multinacionales se comieron el mercado. En 1987 Airgam pidió la suspensión de pagos y despidió a sus 140 empleados vendiéndoles la empresa por 1 peseta para que ellos siguiesen su producción como cooperativa. Los moldes y todo el stock se los vendieron a la empresa Comansi que los puso a la venta junto a sus blisters de Coman Boys.

En el año 2003 New Toys recuperó los moldes que Comansi había mandado a China, recuperando algunas series como las de vaqueros con Buffalo Bill el General Custer y Billy el Niño, el 7º de caballería, los indios con Toro Sentado, romanos o policías y ladrones. Una denuncia por parte de Playmobil acabó con su fabricación, pero los Airgamboys dejaron su huella en la infancia de muchos de nosotros.

CONGOST

Lluis Congost fundó en los años 50 en Barcelona una empresa que fabricará también grandes juguetes. Eran conocidos tanto por sus creaciones propias, como por la fabricación y comercialización en España de productos de Mattel, en especial la muñeca BARBIE o el BLANDI BLUP.


El sofisticado Rescate Espacial, el Auto-Cross, el muñeco articulado Big Jim, el Xylomatic, el divertido BlandiBlup o la Pesca Loca son algunos de los juguetes más inolvidables de CONGOST.

El Blandiblup se estiraba hasta el infinito, aunque era pringoso, maloliente, y con el tiempo iba quedándose duro, hasta convertirse en un bloque lleno de pelos y otras porquerías. Sin embargo, con él nos pasábamos las horas jugando, cual pelotilla de moco entre los dedos, ¿Por qué a los niños les gustan tanto las cosas escatológicas?

Por cierto, el envase simulaba un cubo de basura, todo muy descriptivo en este juguete. Aun así, nada podía igualar la alegría de abrir ese bote de plástico por primera vez… ese olor evocador, ese toque pegajoso… Uno de los mayores placeres infantiles.

Congost pasaría a convertirse en una empresa de plásticos en 1990 a raíz del fallecimiento del fundador, dejando apartada la producción de juguetes.

COMANSI

Comansi, fundada en 1959 por el señor Josep Maria Vergés, lanzó el Fuerte Comansi, la Bola loca, los Coman boys y multitud de figuras de plástico de indios y vaqueros pintadas a mano. Su eslogan era: Juguete completo, juguete Comansi.

El Fuerte Comansi


¿ Quién no tuvo el auténtico fuerte  Comansi fabricado con madera y multitud de detalles? Eran horas y horas jugando con  indios y vaqueros, caballos, diligencias, carretas…


En 1978 Comansi también lanzó su línea de figuras de pequeño tamaño, los Coman boys, aunque el mercado estaba ya saturado y no obtuvieron tanto éxito cómo los Airgamboys o los Clics.


La BOLA LOCA, el juego loco… loco… del verano. Se trataba de un set compuesto por una pelota y dos mangos con una especie de ventosa. Para sujetar la pelota había que tapar el agujero del palo con el dedo pulgar. Para soltarla, se levantaba el pulgar de agujero. Se anunciaba para jugar solo o acompañado. Este fue uno de los juguetes habituales y más recordados de la playa o la piscina en los años 80 fabricado por la empresa COMANSI.


SOBRES SORPRESA MONTAPLEX

Esjusa (montaplex) vendía sus populares sobres sorpresa en los quioscos.

Los había de muchos tipos: primero los Montaplex (de soldados y ejércitos), después los Montaman (de muñequitos individuales de mayor tamaño). Hoy podríamos decir incluso que eran cutres debido a su tosco acabado, con trozos de plástico mal rematados que había que limar o incluso cortar con tijeras. Aún con eso, y por ser tan económicos, era inevitable hacerse todas las semanas con uno y mezclar los soldaditos con los clicks, los Airgam Boys y las piezas de Exin Castillos en el clásico tambor de detergente.

sobres sorpresa Montaplex

También aparecieron sobres sorpresa para niñas, donde los soldados eran sustituidos por útiles de limpieza, para el cuidado del bebé, instrumental de enfermería o bisutería de plástico variada.

OTROS

Otros fabricantes destacados de juguetes surgidos en Barcelona fueron la conocida empresa Borrás con sus cajas repletas de juegos de Magia, y la empresa Serima que se hizo famosa por su detallada Anatomía Humana que todos recordamos.

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory. Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK

AIRGAM, CONGOST y COMANSI los juguetes de nuestra infancia

Navegación de la entrada