Si se quiere conocer la antigua Barcelona hay, que conocer sus dibujos. Fue el dibujante más popular, el cronista gráfico de la desde la época de la bohemia modernista, hasta bien entrados los años sesenta.. Todos conocéis sus dibujos, pero pocos saben su nombre: Ricard Opisso. ESTA ES SU HISTORIA

Ricard Opisso nació en Tarragona (20/11/1880) en el seno de una familia con gran historial literario y artístico. A los dos añitos se trasladó con sus padres a Barcelona.

Su educación fue esmerada pero nunca fue un buen estudiante, prefería dibujar todo aquello que veía en su entorno.

Los padres lo matricularon en la Escuela de Artes y Oficios, la Llotja… pero tampoco prestó gran interés a las clases, no le gustaba la disciplina…Rogaron a Antoni Gaudí para que lo aceptase como delineante y ayudante para todo.

Al llegar a casa tras el primer día con el maestro, el padre le preguntó ¿Estás contento con el trabajo?”, él contestó:  «Sí, pero ¿qué haré cuando se acabe la Sagrada Familia?».

El arquitecto le cogió cariño al chico. Lo tomó como modelo para uno de los ángeles de la fachada del Nacimiento que estaba levantando por aquellas fechas.

Para complementar su formación, Gaudí avaló su ingreso en el Cercle de Sant LLuc, una institución ultra religiosa donde iba a aprender a dibujar.

Tenía 16 años y, como todo adolescente rebelde, prefería frecuentar ambientes más libertinos. Miguel Utrillo y Joaquim Mir le llevaron a frecuentar los ambientes  del Paralelo y la taberna de els Quatre Gats donde se reunían los artistas bohemios modernistas. Allí conoció a Pere Romeu, Ramón Casas, Santiago Rusiñol, Manolo Hugué, Isidro Nonell, Pablo Picasso… 

En ésta taberna, de la que tenemos un video, empezó a exponer (1898) sus primeros dibujos. Pronto lo reclamaron por revistas como: ), “Luz”, en la que publicó su primer dibujo,“Quatre Gats”, “Joventut” (1900-1906 “Hispánia”, “Pel i Ploma”, “Garba”,

Su relación con Gaudí duró seis años. Acabó cuando el maestro decidió que lo acompañase a Mallorca donde iba para acabar las vidrieras de la reforma de la catedral. Su tirria a viajar en barco y dormir en casa del obispo le decantaron a desobedecerlo por primera vez.

Desde París, Casagemas y Picasso escribieron en una carta a Ramón Raventós que decía: “Si ves a Opisso le dices que venga, que esto es bueno para la salvación del alma y que envíe a Gaudi y la Sagrada Familia a hacer puñetas”.

En vez de ir a Mallorca decidió marchar a París (1901) con sus amigos, no sería la última. Allí alucinó con los ambientes bohemios de Montmartre y sus pintores. Sus referentes era el cartelista Steilen y Toulouse-Lautrec, muerto hacía poco (1900).

Ricard quedó aliviado de dejar de trabajar en “aquella cárcel”. Estuvo desde los 12 años hasta los veintitrés. “Mi vacante fue cubierta por otros ayudantes sumisos y sufridos como Jaume Llongueras, Iu Pascual y Joaquín Torres García”.

Entré como delineante y de todo hice menos eso, desde lustrarle los zapatos, que eran de color, siempre, hasta barrerle el estudio y disecar las bestezuelas que le servían de modelo».

Tras su regreso a Barcelona, se casó con Consuelo (1903), la hermana del pintor Joan Cardona con el que había intimado mucho en París. Al año siguiente nació su hija Sara que morirá de tifus doce años después…

Cuando nació su segundo hijo, Alfred (1907), Opisso ya dibujaba para algunas revistas satíricas francesas junto a Joan Cardona, como Le Rire (1906) Le FrouFrou, L’Indiscret, Gil Blas, La Vie en Rose, o Fantasio.

En Cataluña ya empezaba a ser reconocido gracias a sus colaboraciones en el nuevo semanario de la burguesía catalanista y católica: ¡Cu-Cut!” complementaria del periódico “La Veu de Catalunya”.

Tras el cierre de (1912) ¡Cu-Cut” empezó a dibujar para Antoni López, propietario publicaciones republicanas y radicales: “La Campana de Gràcia” y “L´Esquella de la Torratxa” donde colaborará hasta 1934 y en el suplemento del Patufet, “Virolet” (1922-1930).

Fue uno de los dibujantes de la primera revista de historietas, “Dominguin” (1915). En 1919 empezó a colaborar en el “TBO” donde publicó hasta su muerte. Opisso fue el creador de su icónico logo.

Sus dibujos, siempre irónicos y satíricos, eran a menudo de una sola escena. Reflejaron el día a día de Barcelona: las disputas políticas, las huelgas de la industria textil, las fiestas populares, el embarco de reservistas a Marruecos, las modas, los personajes arquetípicos de Barcelona, las nuevas costumbres…

Antonio López le pagaba los dibujos a tanto el personaje… Opisso más que nunca a dibujar multitudes… y ya sin la censura editorial, a representar mujeres buenorras con grandes escotes.

También dibujaba para “El Neula”,” Or i Flama”, , “Pocholo”. En  K.D.T., , Bartolo y, Pakitu,(1919) donde firmaba Bigre en sus viñetas subidas de tono. Para los semanarios “Xut!”, “El campeón” y para Chocolates Juncosa, empezó a dibujar sobre deportes (1921). (fútbol, boxeo, ciclismo, remo, natación, montañismo, cross-country-)

En los años 30, Opisso volvió a recrear personalidades y ambientes. Durante la Guerra Civil, aunque era republicano, decidió mantenerse al margen de la política refugiándose en Rellinás hasta el fin del conflicto. (Dibujo una serie sobre la guerra).

A partir de 1941 empezó a exponer periódicamente. Ahora dibujaba a las populares chicas topolino para TBO, Chicos y Destino.

Ricardo Opisso siempre fue un conversador con mucha chispa a pesar de no ser un tipo alegre, más bien era malhumorado…

La muerte de su esposa (1966) lo hundió en una depresión. Murió el 21 de mayo de 1966 en Barcelona a los 85 años.

FIN

 FUENTES CONSULTADAS/AGRADECIMIENTOS

https://www.homines.com/arte_xx/crono_ricard_opisso/index.htm

https://www.tebeosfera.com/documentos/ricard_opisso_i_sala_1880-1966.html

BARCELONA SEGUN OPISSO

Navegación de la entrada