cacaolat

LOS ORIGENES

Ésta historia empieza con Marc Viader Bas el tercer hijo de “can Marc”, una pequeña masia de viñas de Cardedeu que se había quedado arruinada por la filoxera.

Can Bas en Cardedeu.
Marc Viader con su esposa y sus padres.

 Marc tuvo que espabilarse desde muy jovencito, y sólo pudo ir a la escuela durante un curso, ya que entró a trabajar de peón y jornalero en el campo. Llegó a Barcelona para buscarse la vida cuando la ciudad empezaba a definirse gracias al proyecto de la exposición universal del 1888 y la urbanización del Eixample. 

 Entró a trabajar en la lechería que Rafaela Coma tenía desde 1870 en la calle Xuclà, y gracias a su pericia y tesón remontó un negocio que parecía condenado. 

Matilde Viader.

En el 1904 la alquila y al unísono se casa con Matilde Roger, también hija de Cardedeu, pero que desde hacía algún tiempo trabajaba en Barcelona. El mismo día de la boda compraron la cama y pasaron la jornada sirviendo en la lechería.

 En 1910 se convirtió en propietario de la lechería que a partir de ahora se llamará Granja Viader. Pensando en diversificar sus productos amplió el negocio también como cafetería y en la trastienda montó un obrador. Se vendían productos láctecos: leche, nata montada servida en hojas de col, flanes, crema de Sant Josep, pasteles, mató, mantequilla, arroz con leche…. La leche y los huevos se traían expresamente de Cardedeu y de Begues. Poco a poco fue integrando a sus siete hijos en el negocio. Josep, el mayor, era su mano derecha.

 

Hijos de Marc Viader

Sagaz y perspicaz, Marc Viader se dio cuenta de que para convertir la leche y sus derivados en productos de gran consumo, debía encontrar la forma de tratarla para mejorar su durabilidad y puso su mirada en los procesos técnicos y industriales que ya se utilizaban en el resto de Europa.

 

Primera granja Viader

LETONA

La familia Viader, como buenos negociantes, supieron ver que la leche pronto se dejaría de vender de manera ambulante, ésto ocurrió durante la dictadura de Primo de Rivera, de modo que, con otros once socios lecheros fundaron en 1925 LETONA S.A, una central receptora de leche para higienizarla y distribuirla.

Jaon Viader vendiendo leche en la plaza de Sant Josep Oriol

 LETONA no tenía un proyecto industrial consistente y estuvo capa a punto de desaparecer hasta que   los Viader se hicieron con la mayoría de acciones y se puso al frente de la compañía a Marc Viader  y como gerente, a su segundo hijo, Joan Viader.

Fábrica LETONA. Años 30 del XX

 La fábrica estaba en Pueblonuevo, en la calle Pujades, 5 de Barcelona. Letona refrigeraba, pasteurizaba, esterilizaba y envasaba la leche llegada En tren desde todos los puntos de Cataluña. Con ella elaboraban también yogures, nata y mantequilla.

Fundadores de LETONA

LA GRANJA DE CARDEDEU

 Al mismo tiempo los Viader encargaron a Manuel Joaquin Raspall (1925) la construcción de una granja agropecuaria con la mejor tecnología del momento en Cardedeu.

 Raspall (1917-1929) ya había edificado para la familia la “noucentista” Torre Viader donde hoy está ubicada la sede-museo Fundación Marc Viader.

 El arquitecto era hijo de un indiano que había tenido un negocio de cacao y chocolate en La Habana. Fue el arquitecto que hizo la plaza de toros Monumental (antes de la ampliación de Ignàsi Morell y Domènec Sugrañes), El Molino y el Teatro Cómico de Barcelona, aunque trabajó básicamente, en la comarca del Vallès Oriental.

 En la granja de Cardedeu, los Viader importaron vacas frisonas, de raza holandesa, que daban más leche que las razas autóctonas, más adecuadas para carne, dejándolas pastar fuera de los establos, medida inusual en su tiempo.

granja Viader en Cardedeu.

También modifico la organización de la estabulación del ganado en los corrales dando paso a la que hoy se utiliza en las granjas,…

En 1931, en una escapada por los certámenes agrícolas y ganaderos europeos, Marc Viader, padre, y su hijo Joan, fueron a la feria de maquinaria industrial de Budapest para conocer los últimos adelantos del ramo.

 

BUSCANDO LA FORMULA

Casualmente, fueron invitados a la boda de la hija de uno de los comisarios de la feria. Fue aquí donde les sirvieron una bebida artesanal a base de leche y cacao que los dejó maravillados. Los acompañó como traductor, Ernesto Gockes, húngaro que trabajaba en Letona haciendo yogures.

 A la vuelta del viaje, Joan se puso manos a la obra para conseguir una versión industrial del batido de cacao y leche. A finales de año (1931) formalizaron la primera patente del Cacaolat, que tiene la exclusiva de ser el primer batido elaborado de forma industrial en el mundo.

Buscaban la fórmula perfecta para aprovechar la leche desnatada que, por aquel entonces, era un subproducto que se desechaba, pues se valoraba únicamente la grasa de la leche para montarla en forma de nata y hacer mantequilla .

 Era una vuelta de tuerca al popular chocolate a la taza. El jarabe concentrado de cacao era la base del batido que se siguió elaborando en el pequeño obrador de la Granja Viader, siempre por las mismas personas de la familia, hasta los años setenta, cuando Clesa compró la marca.

CACAOLAT

 El Cacaolat fue un éxito absoluto En su presentación al público en la Feria de Muestras de Barcelona de 1933. En el stand se ofrecía, en un principio, gratuitamente una degustación del batido servido en unos vasitos de papel parafinado, por aquel entonces los plásticos no eran de uso común, pero enseguida se le puso un precio de cinco céntimos al vaso a fin de reducir la avalancha de “degustadores”…

 Su primera imagen publicitaria fue la de una joven nativa de los trópicos, que aportaba una buena dosis de exotismo al producto, pero esta fue variando según las modas y censuras de cada momento. !El producto se anunciaba por todas partes!. Llegaron a producirse 24000 botellas mensuales.

Marc Viader estaba en contacto con ganaderos del Vallès y con los empresarios como los Portabella y los Daurella. Allí se gestaron los productos de Danone y Letona y donde se planearon las primeras instalaciones de producción de Coca-Cola1, que se importaba desde 1926.

LAS GRANJAS DE BARCELONA

Marc Viader fue abriendo diferentes granjas en Barcelona a medida de que sus hijos y nueras las podían regentar, manteniendo la de la calle Xuclà como centro de su logística.

Durante la Guerra Civil las empresas de la familia, así como lecherías y obradores,  fueron colectivizadas por la CNT pasando a llamarse, en su conjunto, “Industria Láctea Socializada” hasta el final del conflicto, cuando volvió a sus legítimos propietarios.

 En la posguerra, la carencia de cacao de calidad, azúcar y otras materias primas, hizo que la producción de Cacaolat, se paralizase hasta que se normalizaron las importaciones de cacao (1950).

Granja de la calle Cardona de Barcelona.

SU PUBLICIDAD

 Fue ese año cuando en la publicidad apareció por primera vez su nueva mascota: Pepi, el chico que lleva el Cacaolat a sus espaldas, que ahora sigue siendo su emblema icónico.

 En los cincuenta Viader tenía ya cuatro granjas en Barcelona. En Cardedeu mantenía la explotación ganadera al mando su hijo Jaume Viader, perito agrónomo.

 LA NUEVA FABRICA LETONA

Marc Viader Bas, el patriarca familiar murió en el 1954. Los hijos veían que la antigua fábrica LETONA se había quedado pequeña y montaron otra (1955) en el número 25 de la misma calle.

VENTA DE LA EMPRESA

Clesa compró Letona en 1971 y Cacaolat en 1974. Era la fábrica más grande de Barcelona.

 En 2001 Parmalat se quedó con Clesa y entre 2007 y 2011 formó parte del Grupo Dhul, la división alimentaria del Grupo Nueva Rumasa hasta que ésta escindió Cacaolat de Clesa (2010) para que fuese una marca independiente.

 En 2011 Nueva Rumasa debía unos 700 millones de pesetas. La crisis afectó a todas las empresas del grupo. Algunas empresas se presentaron para comprar la marca y los consumidores se movilizaron con el lema «Salvem el Cacaolat».

 La fábrica de Poblenou cerró en 2012 y recientemente el Ayuntamiento ha concedido la licencia para construir un edificio de 273 viviendas.

 Tras una subasta, la empresa fue comprada por 130 millones de euros (2011) por el grupo cervecero Damm, la embotelladora Cobega (fabricante de Coca Cola) . Los productos se elaboran en Santa Coloma de Gramanet, en la antigua fábrica Damm y los envases se fabrican en Zaragoza.

 LA GRANJA VIADER

La Granja Viader de la calle Xuclà de Barcelona sigue aún en activo después de 151 años,. Es una reconocidísima chocolatería regentada por Merce Casademunt Viader, bisnieta del fundador..

 Es el único establecimiento que pasteuriza su propia leche traída, también, de Cardedeu. Todos sus productos siguen elaborándose en la mismo obrador con las mismas técnicas de siempre.

 Ya sabéis, el fin del capítulo celebradlo En la granja Viader pidiendo un cacaolat!

A PROPÓSITO DEL LOGO

En los primeros apuntes se menciona la supuesta inspiración de la caligrafía del Cacaolat con la de la Coca-Cola, que efectivamente tienen mucho en común.

En su momento Coca-Cola interpuso una denuncia que ganó Cacaolat porque la patente del batido es anterior al registro de Coca-Cola en España. Ganó el pleito Cacaolat en 1974.

Hoy Cacaolat tiene algunos problemas para viajar a algunos países con su logo por esta misma razón.


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory. Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK

AGRADECIMIENTOS:

Merçé Casademunt i Viader

https://www.granjaviader.cat/

https://jviader8.wixsite.com/fundacio-marc-viader/els-inicis

arxiu històric de Poblenou

CACAOLAT, su historia

Navegación de la entrada