CUANDO L´HOSPITALET  FUE LA HUERTA DE EUROPA

Pocas infraestructuras han sido importantes para el Baix Llobregat y Barcelona como lo ha sido el Canal de la Infanta. A pesar de su importancia, hoy ya nadie se acuerda de él. Hoy es el día” ESTA ES SU HISTORIA.

TIERRAS DE SECANO

Durante el siglo XVIII, la agricultura del tramo final del río Llobregat estaba basada en cultivos de secano viñas trigo, avena, cebada, higueras, manzanos, perales o plantaciones de legumbres alcachofas.

En la zona de la Marina de Hospitalet y Sants se sembraba cañamo y lino para elaborar cuerdas y tejidos que se vendían sobre todo a la Marina Real.

El único canal que atravesaba la zona era el conocido posteriormente como Rec Vell, mandado construir por Alfonso II (1188) para regar Barcelona, La falta de presupuesto hizo que sólo llegase a Molins de Rei.

El canal a su paso por Molins de Rey. Sin fecha ni datos del autor de la fotografía.

Tomaba las aguas del río mediante un azud. Junto al canal se instalaron varios molinos harineros. Junto a ésta acequia nacerá años más tarde la población de Molins de Rey.  

GUERRA INDEPENDENCIA

El rio Llobregat era la frontera entre el ejército napoleónico que se parapetó en la margen izquierda. En Molins de Rey quemaron el margen del rio para que la guerrilla catalana no pudiese esconderse entre la vegetación. Eso y la fuerte sequía de 1812 la zona hicieron que el área de La Marina quedase prácticamente despoblada.

Al acabar la guerra empezó a plantearse la necesidad de construir un canal que debía sufragar, como indicaba la ley, por la corona, pero Fernando VII no estaba por la labor de hacerse cargo de los costes y acabó de cagarla al imponer privilegio feudal del diezmo.

LA CONSTRUCCION DEL CANAL DE CASTAÑOS

El general Castaños.

El Capitán General de Cataluña Francisco Javier Castaños hizo lo imposible para conseguir la necesaria obra hidráulica, incluso puso parte del capital privado que ascendía a 4.350.000 reales!. Por eso, durante un tiempo fue conocido como el “Canal de Castaños”. Se construyó tras la derogación de la prerrogativa real de construcción de canales (1816) con capital privado entre 1817 y 1819.

Del proyecto se hizo cargo el ingeniero y agrimensor Tomàs Soler i Ferrer. Se abrió una gran zanja de más de 17 kilómetros y una anchura de entre cuatro y dos metros y se levantaron 45 puentes para sortear caminos, rieras, barrancos…incluso se tuvo que hacer un tramo subterráneo de casi 800 metros bajo el casco urbano de Sant Feliu del Llobregat.

El canal se inauguró el 21 de mayo de 1819. Llegaba hasta Hospitalet, un año después se acabó el tramo desde la villa hasta el Morrot.

Aprovechando que estaba de paso en Barcelona la sobrina del rey, Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias, fue invitada a inaugurar el canal que, desde entonces se llamó Canal de la Infanta. Era una cría de 14 años que acababa de llegar de Nápoles donde se había casado con su tío.

La familia Real a su llegada a Barcelona, 1860

Su construcción permitió irrigar todas las tierras del margen izquierdo del rio, desde Molins de Rey hasta su desembocadura, en el Morrot, a los pies del futuro faro de Montjuïc.

Junto al canal, se asentaron pequeñas industrias. El primer molino harinero que se instaló junto al canal fue el llamado con los años Salt Lleonart, junto a La Bordeta (1822), después llegaron el molino papelero de Can Cartró en Sant Joan Despí y serrerías en Hospitalet.

Los secarrales se convirtieron en tierras de regadío con cuatro cosechas anuales que surtieron de frutas y verduras a Barcelona. Para gestionarlo se constituyó la Junta del Canal de la Infanta formada por los regantes afectados.

Los regantes de la parte derecha del rio decidieron construir su propia acequia, el llamado ·Canal de la Derecha” para regar las tierras entre Sant Vicenç dels Horts hasta el Prat del Llobregat.

Los cultivos atrajeron a muchas familias, que llegaron para trabajar como obreros de las fábricas que se fueron asentando junto al canal que se abastecía de la fuerza hidráulica de los saltos del canal.

zona de La Marina sobre 1900. Arxiu Municipal de l´Hospitalet. Foto de la familia Golferits.

Desembocaba en el mar después de cruzar varios términos municipales, desde Molins de Rei, donde estaba la Casa de les Comportes y por Can Batlló entraba en villa de Sants para desembocar junto al faro del Morrot.

San Feliu sobre 1900

Las exposiciones de Barcelona de 1888 y 1929 atrajeron a muchos emigrantes atraídos por la oferta de trabajo. Cornellá paso de unos dos mil habitantes (1900) a siete mil (1930).  L´Hospitalet de casi cinco mil habitantes (1900) a 33.500 (1930). Alfonso XIII le concedió el título de ciudad (1925) como “propina” tras la brutal expropiación de la Zona Franca.

Los payeses se forraron con las exportaciones de sus verduras a a los países aliados y a los alemanes durante la I Guerra Mundial. Fue cuando se conoció a todas esas tierras como “la huerta de Europa”. En 1936 de las huertas regadas por el Canal de la Infanta salían diariamente 100 vagones de lechugas y 40 de alcachofas para la exportación.

El aislamiento de la España franquista acabó con las exportaciones. Casi toda la producción se destinó al consumo interno de Barcelona.

El canal a su paso por Santa Eulalia

La especulación del suelo convirtió muchos campos en solares donde construir pisos.  En 1940 se empezaron a cubrir algunos tramos del canal de la Infanta. Fue cuando se abrió la calle de la Mare de Déu del Port.

Con la ola migratoria de los años cincuenta y sesenta las tierras dieron paso a bloques de pisos.

Los ríos y canales de alrededor de Barcelona se hicieron servir como alcantarillas. Su agua no era potable, tuvieron que desviar (1968) el rio Anoia y la Riera de Rubí para mejorar las aguas del Llobregat que se utilizaban como agua de boca para Barcelona. El canal se había convertido en una cloaca a cielo abierto.

1945. El canal en su desviación en La Llana

En 1978 los bienes y derechos del Canal Ferrer i Mora, del Rec Vell y el Canal de la Infanta pasaron a ser de titularidad pública. Para acabar con los malos olores y las aguas residuales se cubrió casi todo el canal para siempre.

Actualmente, el Canal de la Infanta aún lleva agua desde Molins de Rey a Cornellà, regando las tierras próximas al Hospital de Bellvitge (Can Trabal).

Disfruta con nuestros videos en Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK

AGRADECIMIENTOS

Ireneu Castillo Caso

Xavi Casinos

Oriol Serra Nadal

FOTOGRAFÍAS: colección Gaudenci, colección Florenci Vila, Jordi Llargués, Ramón Cuscó, Ramóm Llobera, Ireneu Castillo Caso

EL CANAL DE LA INFANTA

Navegación de la entrada