carmen-amaya

Magnética… instintiva… arrebatadora, electrizante. Su baile era tan vertiginoso que parecía no tener sombra. No dudó en dejar la bata de cola y vestir con pantalones para mostrar como ninguna otra bailaora, la majestuosidad del taconeo femenino. Se convirtió en una estrella internacional. Incluso un cráter de Venus lleva su nombre (1991)…

 Fueron admiradores suyos Toscanini, Charlie Chaplin, la Garbo, Marlon Brando y Orson Welles para quién Carmen era la mejor bailarina del mundo.

1918 EL SOMORROSTRO

El 2 de noviembre de 1918 la costa de Barcelona era azotada por una gran tormenta. Las olas estaban invadiendo algunas de las barracas del Somorrostro donde malvivían los más pobres de la ciudad. 

Padres de Carmen Amaya

Esa noche nació una niña en la barraca de sus abuelos… porque las olas se habían llevado el barracón de sus padres. Os los presento:

Él es José Amaya, “el chino”, un gitano esquilador de borregos de Mallorca que había venido a Barcelona a buscarse la vida por las tabernas tocando su guitarra.

Ella es Micaela Amaya Moreno, una gitana de raza, bailaora de zambras y farrucas entre pucheros. Carmen será la segunda de siete hermanos de los que sobrevivieron seis: Paco, Carmen, Antonia, Leonor, Antonio y María .

Carmen mamó el flamenco desde la cuna. Ella misma dijo que el mar la enseñó a bailar.

barrio de barracas El Somorrostro

INFANCIA Y JUVENTUD

Aprendió a bailar con su padre, su tía Juana Amaya “la Faraona” y las flamencas más populares del flamenco como La Malena y la Macarrona… aunque Carmen siempre fue heterodoxa dejándose llevar por la pasión y el sentimiento.

Carmen Amaya

Solo llego a ir la escuela dos semanas.

La chiquilla prefería acompañar a su padre y su tía bailando zambras y pasando el platillo por unas perras. Solían actuar por el “barrio chino en tabernas como “La Taurina”, el Bar del Manquet o Casa Escaño, salones como el Nuevo,  el Cangrejo Flamenco, el Eden Concert , tablaos como el Villa Rosa o restaurantes como el 7 Puertas.

Pisó por primera vez un teatro, en el Paralelo. (1924) Josep Santpere, propietario del Teatro Español, la contrató para el espectáculo “La Campana de Gracia o el Fill de la Marieta”, una secuela de “Baixant de la Font del Gat”. Por esos días también bailó en el Teatro Circo Barcelonés.

Carmen y su familia artística.

INICIOS DE SU CARRERA

Carmen niña

Le salieron bolos en Madrid para bailar junto a figuras como Conchita Piquer, Raquel Meller o Miguel de Molina y Carlos Montoya.  

Carmen, apodada ya como “La Capitana”, salió por primera vez al extranjero en 1929 para actuar con su tía, “La faraona” y su prima la María. Fue en el Palace de París donde se presentaron como “El Trio Amaya” junto a Raquel Meller en el espectáculo. “París-Madrid”. La tía y la diva tenían tanta personalidad que acabaron a bofetadas…!.

En 1929 tuvo la oportunidad de hacer un pequeño papel en la película de Benito Perojo “La Bodega” (1929).

Durante la Exposición Internacional de Barcelona (entre 15 y 24 junio 1930) bailaba en el templo del flamenco barcelonés, el tablao Villa Rosa de la familia flamenca de los Borrull. Los Borrull se presentaban en el Pueblo Español durante la Semana Andaluza. Carmen dirigiéndose al rey le dijo: “Va por usté señor rey”. Del espectáculo nos quedan unas imágenes como recuerdo…

El periodista y cronista de la ciudad, Sebastià Gasch la vió bailar en La Taurina. Fue a través de un artículo suyo en la revista Mirador (1931) como dio a conocer a Carmen a la intelectualidad. Durante los años de la República bailó en muchas salas barcelonesas como el Teatro Circo Barcelonés, en el Olympia, en el Teatro Nuevo

Carmen, su padre y su tía

En 1933 Carmen obtuvo otro pequeño papel bailando junto a los Borrull, en la película Dos Mujeres y un Don Juan, rodada en Barcelona, Sitges y Sevilla. Ella es la de la izquierda del escenario y la de al lado es su tia, la Faraona. En Barcelona se estrenó el 30 de abril de 1934 en el Salón Cataluña.

Vicente Carceller, un empresario de espectáculos valenciano, la contrató para una gira por Barcelona, San Sebastián, Sevilla …y Madrid (1935) donde fue presentada en el Coliseum por Luisita Esteso, donde se consagró definitivamente.

Vicente Carceller, agente de artistas

Debutó en el cine, ya con un papel más relevante, en La hija de Juan Simón (1935). Grabó “María de la O” en los estudios Orphea de Barcelona (1936) junto a Pastora Imperio y Don Viudo de Rodriguez de Miguel Mihura, estrenada el 2 de marzo del 36 en el cine Actualidades de Madrid.

El estallido de la guerra (18 de julio de 1936) pilló a Carmen actuando en el Teatro Zorrilla de Valladolid. Después de algunas semanas alojados en el Bar Hostal, pudieron partir en su coche hacia Lisboa para una actuación que al final se canceló.

GIRAS POR TODO EL MUNDO

En Lisboa embarcaron hacia Argentina para cumplir con su próximo contrato de cuatro semanas en el Teatro Maravillas.

Tras 15 días de travesía, la compañía llegó a Buenos Aires con la compañía de Ramón Montoya y Sabicas, el maestro de la guitarra moderna e impulsor de la internacionalización del flamenco.

Carmen y su familia establecieron su residencia en Ciudad de Méjico desplazándose desde aquí por toda América. En Nueva York (1941) bailó en el Carnegie Hall y Radio City. Llegó a actuar en tres ocasiones para el show de Ed Sullivan.

Carmen con su marido

Franklin D. Roosevelt le envió un avión privado para verla actuar en Whashington. Carmen no aceptó cobrar por su actuación… pero sí aceptó un regalo del presidente, una chaqueta “bolera” con incrustaciones de oro y brillantes.

Concha Piquer, Pepe Marchena y Carmen Amaya en Buenos Aires 1945

     «La fama y el dinero nunca tuvieron importancia para ella…solamente contaba su familia, su trabajo y su compañía«…

Carmen y Marlon Brando

Viajó a Hollywood para rodar cinco películas Original Gypsy Dances (1941)  Panama Hattie (1942) o Knickerbocker Holyday.

En la Hollywood Bowl bailó su versión de El Amor Brujo, de Falla. Con ella iba toda la familia, Antonio Triana y su inseparable Sabicas, con el que mantenía una relación amorosa.

          «Carmen era una mujer sencilla. muy humilde, callada cuando no tenía confianza… y muy religiosa. Tenía dentro de su alma como una pena y se sentía triste en muchos momentos. Siempre tenía  la mandíbula muy tensa. Sus ojos negros te taladraban cuando te miraban«…

Después de 11 años de giras, Carmen era ya una estrella de nivel internacional de aquellas que salían en las revistas (Life) . Volvió a Barcelona (1947), desde entonces, su cuartel general en Europa.

En el Princess Theatre de Londres (1948) tuvo un éxito sin precedentes. El éxito se repitió dos años más tarde en Argentina (1950) y en 1951 con su Embrujo Español en el Teatro Tívoli de Barcelona.

            «Le encantaba el café negro y jugar antes de salir al escenario.      Tampoco podían faltarle sus cigarrillos Camel sin filtro».

          «Le gustaba estar en casa y dormía mucho, le gustaba dormir…dormir y comer bien. Le encantaban los bocadillos de bistec con tomate o una simple llesca de pa en tomaquet»…

En 1951 (17/10) se casó con Juan Antonio Agüero, un guitarrista que había incorporado a su equipo durante una gira por Francia. 

Boda de Carmen

      Tenía la manía de usar rimmel ojos ‘Estrellita’ escupiendo en la cajita, frotando el cepillito y aplicándoselo en las pestañas, 

Carmen con su marido

Las giras se sucedían unas a otras. En 1959 salió fotografiada junto a la reina de Inglaterra tras su éxito en el Westminster Theatre, de Londres voló hacia Barcelona sólo para inaugurar una fuente que llevaría su nombre en el Paseo Marítimo.

      

Carmen a la llegada al aeropuerto de Barcelona.

LOS TARANTOS

Rovira Beleta contó con ella para su película Los Tarantos, grabada en el Somorrostro y en el barrio chabolista de Can Valero. La película fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera (1963)…que finalmente ganó Felini con «8 y medio».

«Los Tarantos»

Carmen estaba acudiendo a la clínica Puigvert para tratarse de una insuficiencia renal crónica que arrastraba desde niña. Se sentía débil y pasaba temporadas descansando en su casa de Begur.

Mas d´en Pic, Begur
entierro de Carmen Amaya

          Tener hijos, al menos uno, hubiera sido para ella lo más grande del mundo. Su vida se reducía al trabajo, ensayos, familia…

En 1970 sus restos fueron trasladados al panteón familiar de su marido en Ciriego, Santander.

Para concluir está historia vamos a descubrir por unos segundos una faceta poco conocida de la gran artista. Su padre siempre pensó que cantaba mejor que bailaba. Os dejamos con una grabación en disco de pizarra (1948-1950) donde oiréis cantar a Carmen Amaya.

Como complemento a éste vídeo os recomendamos nuestro capítulo: LA BARCELONA FLAMENCA.

FIN

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK

CARMEN AMAYA

Navegación de la entrada