castillo-montjuic

El Castillo de Montjuïc es una imponente edificación situada en la montaña del mismo nombre que domina la ciudad de Barcelona. Su mala fama viene porque fue utilizado como prisión militar por unos y por otros según quien detentaba el poder.

LA PRIMERA EDIFICACIÓN

La primera edificación de la que tenemos noticia en éste lugar fue un faro utilizado para comunicarse con los navíos (1073) que se mantuvo hasta el siglo XVII. Lo ocupaba un vigilante, marino de profesión que, a través de un código de velas durante el día y de fuego durante la noche advertía de la proximidad de posible llegada de navíos hostiles frente a la ciudad.

GUERRA DELS SEGADORS

Al inicio de la Guerra dels Segadors (1640-1652) el Concell de Cent encargó  al maestre fray Gervasio de Martorell derruir el faro para crear pequeña fortificación con cuatro pequeños baluartes en las esquinas…a fin de servir como atalaya defensiva ante un hipotético ataque naval por las tropas de Felipe IV.

Éste se produjo el 26 de enero de 1641, la llamada “Batalla de Montjuïc”. Al final Felipe IV entró victorioso en Barcelona (1652) y el castillo pasó a titularidad real instalándose una guarnición permanente.

Se encargó  a los ingenieros militares Lorenzo Tossi y Josep Chafrion ampliar la pequeña fortaleza (1671-1697), en forma de estrella, construyéndose una imponente ciudadela rodeada de fosos y tres baluartes defensivos, que ocupaba toda la explanada de la cima..

JUAN MARTIN CERMEÑO

Tras la Guerra de Sucesión (1700-1714) en 1751, el ingeniero militar destinado en Barcelona, Juan Martín Cermeño terminó de dar forma al conjunto de edificaciones. Lo dotó de más dependencias para almacenes y otros servicios, de dos cisternas, una de ellas de agua potable, el foso y un nuevo baluarte, el de Sant Carles. (1753-1779).

Martín Cermeño fue también el ingeniero que construyó la fortaleza de la Ciutadella y el castillo de San Fernando en Figueres.

El castillo de Montjuic formaba parte de un sistema defensivo junto con la Ciudadela, y en menor medida, las Atarazanas y el Fort Pius.

SIGLO XIX

Durante la Guerra de la Independencia (1808-1809), defendió la ciudad durante cuatro meses, y el 11 de agosto de 1809, después de haber inutilizado la artillería el día anterior, se entregó durante un tiempo al ejército napoleónico.

En 1814 fue inutilizado por orden del Mariscal Louis-Gabriel Suchet,

Durante la regencia de Espartero (1842) se liquidaron las insurrecciones populares y la ciudad (3/12/1842) y fue bombardeada desde el castillo durante 12 horas seguidas lanzando más de mil bombas.

En 1843 durante la rebelión popular llamada “la Jamancia” (2/9/1943), el general Prim ordenó un nuevo bombardeo de la ciudad durante dos meses matando a 335 barceloneses e hiriendo a otros 354.´Éste no sería el último bombardeo pues en julio de 1856 se volvieron a tirar bombas desde Monjuïc, la Ciutadella y las Drassanes..

Cayeron otros 400 muertos iniciándose una nueva represión.(14) En el último cuarto de siglo, a raíz de diversos atentados terroristas como el estallido de una bomba en una procesión del Corpus en la calle de Canvis Nous.

FUSILAMIENTO DE FRANCESC FERRER I GUARDIA

En el castillo se internaron a miles de sospechosos, Se celebraron consejos de guerra y ejecuciones durante el llamado “Proceso de Montjuïc”…Se trataba de parar los pies al republicanismo y el anarquismo.

En 1909 durante la Semana Trágica, se produjo una huelga general contra la orden del gobierno de enviar a los reservistas a la guerra de Marruecos. La crisis estalló! .Barcelona , la “rosa de foc” prendía nuevamente contra el clero con la quema de iglesias, asesinatos y profanación de tumbas.

La revuelta se saldó con 100 muertos y dos mil detenidos. Fueron cinco los condenados a muerte y fusilados en el foso del castillo, entre ellos estaba el pedagogo libertario y creador de la Escuela Moderna Francesc Ferrer i Guàrdia. Junto al castillo se creó una estación militar de radiotelegrafía (1911-2010)) que acabó siendo cabecera del Sector Noreste que incluía Mahon, Valencia y Zaragoza.

LA HUELGA DE «LA CANADIENSE»

La fortaleza también acogió en sus mazmorras a tres mil trabajadores por haberse negado a ser movilizados por el ejército por orden del capitán general Milans del Bosch tras la huelga de la Canadiense (de la cual tenemos un video)

PROCLAMACION DEL ESTAT CATALÀ

15 años después (6 de octubre de 1934) se produjo en Barcelona una insurrección  encabezada por el presidente Lluís Companys y en la que se proclamó el Estado Catalán. Los jefes militares que apoyaron la secesión fueron encarcelados en el castillo donde nuevamente se celebraron consejos de guerra y fusilamientos.

GUERRA CIVIL

Al poco del inicio de la guerra civil (El 23 de agosto de 1936), el Comité de Milicias Antifascistas encabezado por el presidente Companys tomó el Castillo, se izó la bandera catalana y, como hecho simbólico, al patio de armas se le puso el nombre de “Plaza de la Libertad”… y en su entrada se colgó un cartel con el lema “Orden, serenidad y disciplina”… pero era pura estética…el castillo sería nuevamente centro de represión, éste vez por el bando contrario.

Las milicias de ERC se encargaron de la defensa antiaérea y durante la guerra civil, en el foso volvieron a celebrarse fusilamientos, ésta vez a los condenados por traición, espionaje o, en general, a aquellos que no comulgaban con las ideas del nuevo gobierno republicano.

Fueron unos 1500 presos y 250 ejecutados, tanto civiles como militares. Sólo el 11 de agosto de 1938 se fusilaron 62 disidentes.

El 26 de enero de 1939 las tropas de Franco entraron victoriosas en Barcelona con la 105ª División del Cuerpo del ejército marroquí. Ahora los antiguos verdugos eran las víctimas…

El castillo cambió otra vez de manos convirtiéndose en campo de concentración de miles de soldados prisioneros que al poco fueron trasladados al campo de detención de Horta.

El Castillo se convirtió, pues, en un lugar conmemorativo de los vencedores en el que se llevaron a cabo celebraciones religiosas, y también un espacio de memoria para los Caídos.

FUSILAMIENTO DE LLUIS COMPANYS, PRESIDENTE DE LA GENERALITAT

La Gestapo arrestó al presidente de la Generalitat, Lluís Companys (13/8/1940) en la Francia ocupada. Fue entregado a las autoridades españolas.

El 3 de octubre de 1940 fue encarcelado en la estancia del sacerdote del castillo y dos meses después, el 14 de octubre se celebró un juicio sumarísimo acusándolo de traición y conspiración siendo condenado a pena de muerte. Fue fusilado en el foso de Santa Eulalia al día siguiente.

EL CASTILLO EN MANOS DEL AYUNTAMIENTO

El castillo siguió siendo prisión militar hasta 1960 cuando, en parte, fue cedido al Ayuntamiento para construir en él un Museo Militar. Joaquim Ros de Ramis se ocupó de reformar la antigua fortaleza inaugurándose el 24 de junio de 1963.

El 30 de abril de 2007 se acuerdan la cesión íntegra del castillo al ayuntamiento de Barcelona. Se clausuró el Museo Militar (24/5/2009). Las piezas propiedad del Ayuntamiento se trasladaron a museos municipales y las que eran propiedad del Ministerio de Defensa fueron llevadas a Girona.

La supresión del Museo Militar pretextando que Barcelona era una ciudad de la paz y la tolerancia fue una payasada indigna de gobernantes serios. Se perdieron muchas piezas porque herederos de los donantes recuperaron sus objetos, además de que no todo lo que se exhibía era guerra, había colecciones de armas de caza y cuchillos de montería, por no hablar de manufacturas catalanas como trabucos de Ripoll, que se prefirió perderlas a pesar de ser industria catalana. En la actualidad alberga el Centro de la Paz.

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK

CASTILLO DE MONTJUÏC, SU HISTORIA

Navegación de la entrada