Donde ahora no hay más que maleza y restos de algún muro, hace más de 110 años brilló con luz propia uno de los complejos de ocio más exclusivos de su tiempo. En su casino se fundieron en muy poco tiempo, grandes fortunas. Del GRAN CASINO DE LA RABASSADA Hoy solo queda el recuerdo.

EL COLLCEROLA

La sierra de Collserola era, como hoy, el gran pulmón de Barcelona, el lugar ideal para aislarse en familia durante las frecuentes epidemias que asolaban la ciudad. Muchos comerciantes y burgueses se fueron estableciendo sus segundas residencias en sus laderas.

Así nacieron las urbanizaciones como la de Vista Roca, en los alrededores de Can Cortés, en el término de Sant Cugat del Vallés. Uno de los propietarios de la zona era Josep Sabadell el personaje principal de nuestra historia:

JOSEP SABADELL

Sabadell fue presidente de la Confederación Patronal Catalana y uno de los últimos alcaldes que tuvo Gracia antes de su anexión a Barcelona (1893). Su vivienda principal era ésta, en la hoy Avenida Meridiana.

Con la construcción de la carretera de la Rabassada (1877) y el “Parque de atracciones del Tibidabo” (1900) la zona era una “perita en dulce” para cualquier inversor con perspectivas de futuro.

Josep Sabadell se asoció con el gran empresario de la restauración en ese momento Miquel Montané, propietario del Gran Café Restaurante Alhambra (1891) del el paseo de Gracia número 25, el más amplio de la ciudad.

Compraron la posada “Casa de Comidas La Rabassada” que estaba junto a la fuente de aguas sulfurosas de la Rabassada para remodelarla y convertirla en un hotel de lujo con restaurante: el Gran Hotel Rabassada que se inauguró en 1899.

GRAN HOTEL RABASSADA

Se había encargado del diseño al artista y arquitecto Edmond Lechevallier y a unos cien metros más allá, se abrió un exclusivo club privado donde la burguesía catalana y extranjera asentada en la ciudad, pudiese hablar de negocios en plena naturaleza: el “Círculo de extranjeros.

Miquel Montané dejó la dirección del hotel a Joan Jubert para centrarse en un tema clave para el futuro complejo: unir con un tranvía Can Gomis, en la falda del Tibidabo con la urbanización de Vista Roca en Sant Cugat. Consiguirá la concesión en 1910 y explotará la línea con una empresa francesa “Boursier & Escartefigue” vinculada con ciertos miembros del Círculo de Extrangeros”.

Josep Sabadell convenció a algunos inversores franceses miembros del  Círculo de Extranjeros para adquirir el conjunto (1808) más 10 hectáreas de terreno.

La idea era construir el que debía ser el mayor y más exclusivo complejo de ocio junto a la ciudad. Registraron la Societat Anònima La Rabassada SA ypusieron sobre la mesa dos millones y medio de pesetas y contactaron con el arquitecto Andreu Audet i Puig para encargarle las obras.

La idea subyacente era situar dentro del club privado, el casino, a fin de capear la ley que impedía abrir salones de juego en los establecimientos públicos. Junto a él se iba a instalar un gran parque de atracciones que iba a dejar pequeño el del vecino parque del Tibidabo.

GRAN CASINO DE LA RABASSADA

El recinto se abrió el 15 de julio de 1911 con una inauguración apoteósica. A la recepción acudió la flor y nata de la burguesía barcelonesa y extrangera. El discurso inaugural lo presidió el entonces alcalde de Sant Cugat, Martí Rodó.

Degustaron una magnífica cena de presentación preparada por cocineros expresamente llegados de París.

Se empapeló Barcelona de publicidad. La prensa nacional e internacional daba cuenta del gran acontecimiento: El Diario de Barcelona, El Diluvio”, La Vanguardia, El Imparcial, El Heraldo de Madrid, Le Figaró, el Daily Mail…

Los promotores del proyecto habían instalado una línea de tranvías alquilados en Marsella que iba, en su origen, desde la hoy calle Craywinckel hasta las puertas del casino. El primer día se produjo ya una avería en el convertidor de la central eléctrica, aunque el servicio se reanudaría cuatro días más tarde (19/7/1911).

Ante el contratiempo, la empresa puso a disposición de los visitantes una flota de coches con conductor ya que el funicular no daba al abasto…  pero la mayoría de curiosos no pudieron llegar de ningún modo y tuvieron que conformarse con pasar el día un poco más abajo, en el Hostal de l´Arengada.

El acceso al recinto costaba media peseta con derecho a subir a una atracción.

Tenía salones de lujo, peluquería, servicio médico, salón de billares, teléfonos, oratorio, un teatro con capacidad para doscientas personas, restaurantes donde podías cenar por 5 pesetas… baños termales, salas de baile y un hotel con fantásticas habitaciones que costaban la friolera de ocho pesetas la noche.

En el exterior esperaban a los visitantes unos espectaculares jardines con esculturas,  pérgolas, glorietas y fuentes…y una terraza-mirador con quioscos de bebidas.

EL PARQUE DE ATRACCIONES

A través de una gran escalinata se accedía a unas atracciones con nombres ingleses: la bolera, espejos mágicos, el Lawn Tennis, el Rowling Halleys, el Cake Walk, el Scenic Railways, tiro al pichón, la Maison Hantée y sobre todo una imponente montaña rusa de dos kilómetros. Scenic Railway quediscurría, en parte del trayecto, por largos túneles subterráneos. Había sidodiseñada por Marcus Adna Thompson, el inventor de la montaña rusa (1885)

Competía con el parque de atracciones del Tibidabo, abierto 10 años antes…y sobre todo con el novísimo Saturno Park…pero el parque de la Rabassada era el más grande de Cataluña y…disponía de casino!.

La misma noche de la inauguración se presentaron las autoridades para clausurar el casino … aunque enseguida se solucionó el trámite para volverlo a abrir.

EL OCASO DEL NEGOCIO

Pero el gran negocio del casino no duró ni un año. En 1912, el presidente del gobierno, de José Canalejas, (1910-1912) estaba a punto de legalizar el juego… pero fue asesinado un día antes … de la firma de la ley.

Sabadell viajó a Madrid acompañado de Pablo Iglesias y de Alejandro Lerroux para intentar solucionar el problema del casino de una vez por todas… pero volvió a Barcelona con las manos vacías. El panorama no era de lo más alentador para el negocio. En 1914 Josep Sabadell murió del tifus que asolaba Barcelona y el inicio del conflicto europeo, la I Guerra Mundial, amenazaba la llegada de turistas.

La empresa quebró al no poder pagar las obras del tranvía y el estado se hizo cargo de la línea. Se puso a pública subasta todo el complejo que compraron los franceses Louis Ponet y Jean Meunier.

La cosa se puso aún más fea en 1923, cuando la dictadura de Miguel Primo de Rivera, prohibió definitivamente el juego cortando de raíz toda permisibidad. La ruleta del casino aún giraba en ocasiones especiales…Justo la noche antes de la proclamación de su dictadura, el mismo Miguel Primo de Rivera, que era amigo de la familia propietaria … estaba en el casino jugando en su ruleta…

La Exposición Internacional de 1929 fue un espejismo de éxito, al acabar, el Gran Casino de la Rabassada se quedó prácticamente sin clientela. El crack bursátil de la bolsa de Nueva York (1929) presagiaba un futuro muy muy incierto

Ahora atravesar la carretera de la Rabassada entrañaba cierto peligro. Eran los años llamados del “pistolerismo”. Eran frecuentes los asaltos a los coches que la transitaban… incluso a los usuarios del tranvía!. … Todo fue cuesta abajo hasta su cierre en 1934.

EL ABANDONO…

Durante la guerra civil, el edificio quedó abandonado. Fue utilizado provisionalmente como cuartel de carabineros (sept 1938). y refugio durante los bombardeos sobre Barcelona…  y también fue testigo de algún fusilamiento clandestino como el del periodista Josep María Planes i Martí. En una de las salas del antiguo restaurante se celebró el banquete de despedida a las Brigadas Internacionales

En 1940, el propietario del complejo, Louis Pomet, solicitó su derribo para poder vender los terrenos. Las excavadoras barrieron las edificaciones (1942 -1943), sólo se salvó parte una terraza… porque había un transformador eléctrico…

 Los restos ornamentales que quedaron, fueron saqueados. Hoy en día, en la carretera de la Rabassada, aún quedan algunas ruinas entre la maleza de lo que antes fue uno de los lugares más exclusivos de Europa.

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM 

FACEBOOK

EL GRAN CASINO DE LA RABASSADA

Navegación de la entrada