tranvias de Barcelona

ENTRADA EN CONSTRUCCION

A finales del XIX Barcelona había derruido sus murallas y era una ciudad En plena expansión. Necesitaba un medio de transporte eficiente que conectase Barcelona con las poblaciones vecinas.

El tranvía fue el medio de transporte más popular y alcanzó su cenit con la llegada de la electricidad con el nuevo siglo XX (1899).

OS VAMOS A CONTAR SU HISTORIA

PRIMEROS TRANVIAS

La idea de construir el primer tranvía en Barcelona fue de Alejo Soujol, que mandó preparar un comple­to proyecto técnico para una línea entre las Atarazanas y la villa de Gracia, con terminal en Fontana.

TRANVIAS DE SANGRE

Los primeros tranvías circulaban sobre railes para aligerar el peso de la carga que debían mover los caballos, !sí, eran de tracción animal.! Tranvia de saNgre como se les llamaba coloquialmente.

La inglesa «Barcelona Tramways Company Limited» había comprado por traspaso la primera explotación

El primer tranvía que circuló por la ciudad (27/6/1872) comunicaba el pla de la Boquería con la parroquia de los Josepets de Grácia. Poco después llegó también a la Barceloneta .

Las compañías de explotación y las líneas se multiplicaron por la buena rentabilidad del negocio: A Poblenou desde el Pla de Palau (1877), a Sant Gervasi (1878), a Sarrià, a Les Corts (1879) , a Horta (1883) o la línea del litoral a Badalona (1885) que pasaba por Sant Martí de Provençals y Sant Adrià del Besòs.

En 1872 llegó el tranvia a vapor al que llamaron “tranvia de foc” pero los barceloneses siempre le tuvieron recelos porque asustaba a los vecinos.

EL TRANVIA DE VAPOR

El primer tranvía de vapor (1877), iba desde la calle de Trafalgar hacia el Clot y Sant Andreu. Un trayecto tan largo ya no podía ser cubierto eficazmente con tracción animal.

… llenaba de humo las calles y provocaba muchos accidentes. En 1881 los pasajeros debían llevar obligatoriamente un salvavidas: 2 planchas de madera para cubrir la parte del pecho.

Al tranvia a vapor del Clot le llamaban “la guillotina” porque mató por accidente a un niño del barrio, Al tranvía de foc de Sants lo llamaban “Rey Herodes” porque mataba inocentes…

Para ganar usuarios y olvidar su mala fama la Barcelona Tramways convirtió los billetes en cromos coleccionables y, de tanto en tanto, los billetes fueron también números de lotería. Realmente el tranvía de foc nunca cuajó en Barcelona. Dentro de la ciudad no podía circular por la cantidad de humo que soltaba…

LAS JARDINERAS

Se impusieron las llamadas “jardineras”: tranvías casi sin paredes laterales para viajar más desahogados…..

Los conductores de tranvías se quejaban de lo lentos que iban los carros y tartanas y los carreteros y propietarios de esas tartanas se quejaban de las vías, que hacían resbalar a sus caballos…

COJEMOS UN RIPPERT!

Se puso de moda coger un RIPPERT (1882). Era un tranvía tirado por caballos pero no iba por railes y podían circular por calles más estrechas.

El vehículo circulaba más libremente. Al subir te regalaban una onza de chocolate…pero su reinado fue decayendo con la llegada del tranvía eléctrico (1899). Desaparecieron definitivamente con la llegada de los autobuses (1925).

EL TRANVIA ACORTÓ DISTANCIAS

El farmaéutico Salvador Andreu (el de las pastillas) con la Sociedad Anónima El Tibidabo, urbanizó (inicios del XX) la avenida del Tibidabo y creó el parque de atracciones… porque ya sabía que gracias al tranvía podrían llegar en masa los barceloneses.

El Hipódromo de Can Tunis también creció al amparo del tranvia…

…como el Casino de la Rabassada que era tan importante para la alta burguesía catalana que se puso en marcha una línea (1911) para llegar a él. Vivió una etapa gloriosa hasta que la dictadura de Primo de Ribera prohibió el juego y tuvo que cerrarse.

ELECTRIFICACIÓN DE LOS TRANVIAS

La Plaza Catalunya, la Ronda Universidad y el Paseo San Juan , al ser origen y final de las líneas, se convirtieron en centros de transporte.

En 1898 empezaron los trabajos de electrificación alimentados por la Central Eléctrica del Paralelo. Las primeras pruebas se hicieron en la Ronda de Sant Pau.

El vecindario no podía creer que unos extranjeros levantase Barcelona para poner cables y que se tuviesen que cambiar las canalizaciones de agua.

PRIMEROS TRANVIAS ELECTRICOS

El último año del siglo XIX (26/1/1899) llegó el tranvía eléctrico primero con la linea de circunvalación que recorria el trazado de la antigua muralla de Barcelona y después llegó a Gracia. En ocho años se electrificará toda la red.

Pese a las críticas, En 1901 el tranvia electrico llegó a Horta, después a Sarrià, a la Barceloneta, Poblenou, Sant Andreu, Eixample (1902), Sarrià, Les Corts, Sant Gervasi (1903), al Litoral (1903), Sants (1904)…

En 1907, el año que se matriculó el primer automóvil en Barcelona, desaparecieron de la ciudad los tranvías de sangre. También circuló el primer autobús.

LA CATALANA TAMBIEN TENIA OMNIBUSES…

La empresa La Catalana viendo que los riperts de sangre iban desapareciendo creó una nueva flota de omnibuses (1906) que iba de Plaza Cataluña a la plaza Trilla de Gràcia por 10 cc. Sus vehículos sufrían muchas averías y retrasos y además, estaba haciendo la competencia al tranvía eléctrico con precios más bajos. Las compañías de tranvías utilizaron todos los medios legales para hundir a La Catalana. Al final el Ayuntamiento les retiró la licencia (1908),

Pero volverán en 1922 con motores de eléctricos y de petróleo, toda una novedad. Desde ésta fecha el autobús compitió a pleno rendimiento con el tranvía.

Las múltiples concesiones de tranvía, concedidas años antes para los tranvias de sangre, debían renegociarse para organizar el tráfico.

Las compañías más pequeñas fueron absorbidas por las más grandes, Al final los Tramways de Barcelona SA se quedaron con la concesión (1908). No será hasta 1945 cuando el Ayuntamiento se ocupará de la gestión de las líneas de tranvía.

«EL HOMBRE DEL TRANVIA».

Mariano de la Foronda era el presidente de la principal compañía de tranvías, “el hombre del tranvía” desde principios del siglo XX hasta 1931. Fue tan importante en Barcelona que se le nombrará Comisario de la Exposición Universal de 1929.

Los tranvías aún paraban según las indicaciones de sus usuarios y circulaban a menos de 12 km por hora. Los barceloneses se quejaban de su lentitud. Fue En 1910 cuando el marqués de la Foronda implantó las paradas fijas para acortar el tiempo entre trayectos.

Creó cocheras con servicio de mantenimiento y reparación. Dotó de teléfonos a los conductores para estar siempre comunicados con la central y dió silbatos a los cobradores para que con un silbido avisasen de las paradas, con dos silbidos para indicar el arranque del vehículo y tres silbidos para informar que el tranvía estaba lleno (sólo se permitía viajar sentado)…

Para la Exposición Internacional se soterró el tren de Sarrià y se empezó la perforación de los primeros túneles del metro hasta 1924 cuando se inauguró con un recorrido que enlazaba la plaza de Lesseps con la plaza Catalunya.

Los barceloneses ya se desplazaban en tranvía, autobús o metro…

LA REPUBLICA

Con la república acabó la dirección del Marqués de Foronda al frente de los transportes públicos urbanos.

1930

Las reclamaciones laborales de los obreros silenciadas en la etapa de Foronda y de la dictadura de Primo de Ribera explotaron en los años treinta con huelgas y motines.

La crisis económica y la falta de inversión repercutieron en el mantenimiento de la infraestructura.

GUERRA CIVIL Y POSTGUERRA

Durante la Guerra Civil la red de railes quedó en muy mal estado. La CNT colectivizó los transportes y los trabajadores se ocuparon de la gestión, se pintaron los vehículos de rojo y negro y se rebajó el precio del billete.

Muchos hombres tuvieron que alistarse para ir al frente, fue cuando las mujeres ocuparon sus puestos de trabajo como conductoras o cobradoras del tranvía o autobús.

Al final de la guerra, España estaba desangrada. Había dificultades de importar combustible …en Barcelona sólo quedaron 50 tranvías utilizables.

Poco a poco se fue restableciendo y ampliando el servicio apoyado por los primeros trolebuses eléctricos (1941) .Del techo le salían dos pértigas que conectaban con unos cables electrificados, suspendidos a lo largo de toda la línea.

LA HUELGA DE LOS TRANVIAS

1951 fue el comienzo de un nueva forma de oposición al régimen: la primera gran huelga general. El detonante fue el aumento de 0,50 a 0,70 ptas. del billete.

El 1 de Marzo las calles estaban llenas de gentes que iban a trabajar caminando mientras que los tranvías circulaban vacíos. El dia 12 la protesta se convierte en huelga general en un tiempo que eso significaba un delito de sedición y podía llegar a la pena de muerte. (En 1957 se hizo otro intento de huelga general).

ADIOS A LOS TRANVIAS

La época dorada de los tranvías acabó el 18 de marzo de 1971. Los tranvías y sus vias complicaban el tráfico de los automóviles…

Su último recorrido, fue un día antes de San José, cuando los barceloneses salieron a la calle a despedir a una cabalgata de tranvías, el que había sido su medio de transporte durante casi un siglo.

El metro y los autobuses se impusieron. Fueron cambiando los troles electrificados por los autobuses que funcionaban con gasógeno y en 1967 se vieron los primeros autobuses articulados.

Después llegaron las máquinas expendedoras de billetes (1973) que hicieron desaparecer a los cobradores del autobus…

VUELVEN LOS TRANVIAS!!

…Pero no acabó de desaparecer del todo, ya que en 2004 se inauguró una red moderna de tranvías que comunican los barrios de las redes del Trambesòs y Trambaix, con una esperada conexión entre ambas redes por la Diagonal.

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

EL TRANVIA EN BARCELONA. SU HISTORIA

Navegación de la entrada