golluts

Fueron llamados “Golluts” o “enanos del Pirineo” y considerados como monstruos humanos. Durante dos generaciones no se habló de ellos hasta que en 1886 salieron a la luz como noticia en los periódicos.

LOS PIRINEOS Y LA BURGUESIA

Llegar a los Pirineos a finales del XIX era una auténtica odisea. Había que ir en tren hasta Ripoll y seguir el viaje en diligencia hasta que se abrió el apeadero de Ribes (1919).

Estación de Ripoll a principios del XX

El viaje podía durar dos días. A pesar de ello, algunas familias burguesas barcelonesas eligieron los valles de Camprodón, Ribes de Fresser y la Cerdaña como residencias estivales.

Estación de Ribes de Fresser. Principios del siglo XX

Uno de los primeros millonarios en llegar a La Cerdaña fue el farmacéutico Salvador Andreu. Conoció el entorno cuando acompañó a su padre Andreu Tramullas, al sanatorio de Font Romeu para tratarse del asma que padecía.

Diligencias Sagales

A partir de 1887, se hizo construir una torre para pasar los veranos. Enric Granados, amigo de la familia, pasaba temporadas con ellos.

Después llegaron Germán Schierbeck, Consul de Dinamarca en Barcelona, las familias los Bufill, los Buxareu y los Volart. Con los años se formaran pequeñas colonias de veraneantes burgueses.

Camprodón y Ribas de Fresser, también estaban empezando a despuntar gracias a su paisaje, sus aguas medicinales y su aire puro. Se habían abierto varios balnearios, el Montagut-Perramón (1868), y Els Banys y algunos hoteles como La Corba. Algunas familias burguesas estaban construyéndose su residencia de verano.

Familia Andreu en su casa de veraneo

Uno de los habituales residentes estivales era Miguel de Morayta i Sagrario alojado en el Balneario Perramón de Ribes de Fresser.

Torre Andreu en Puigcerdà.
Madronita Andreu, hija del famoso doctor, de picnic con unos amigos.

En uno de sus paseos fue a la parte alta de la villa para visitar las ruinas del castillo Sant Pere (siglo XI).

Hostal La Corba en Ribes

Al llegar a la cima se quedó perplejo al ver un poblado de gente extraña que vivía en comunidad entre los muros de la fortaleza. ¿Quiénes eran aquellas personas? ¿Cómo ningún vecino le había hablado del tema?

LOS GOLLUTS O «ENANOS» DEL PIRINEO

Font de la Margarideta

Todos los vecinos de Ribes de Fresser sabían quiénes eran aquella gente… porque casi todos tenían alguno que otro  en la familia…. …pero no se hablaba de ello, era un tema tabú. Se tenía cierto sentimiento de culpa. Les llamaban “golluts”, (goll, en catalán quiere decir bocio).

Eran unas 150 o 200 personas bajitas, de poco más de un metro con algunas deformidades en el cuello, pelo rubio y aspecto extraño que vivían marginadas. No se les daba asistencia alguna, ni instrucción, ni siquiera tenían el derecho de ser enterradas en el cementerio o entrar en la iglesia. 

Bebían en la fuente la de la Margarideta. Sus aguas arsénicas venían del rio Segarell, conocido por los locales como “el rio maldito de los golluts” y su alimentación se basaba en patatas, raíces y el pan negro que algún vecino les daba por caridad.

A pesar de su aspecto extraño, eran muy afables, de buen carácter y sin malicia. Tenían fama de tener mucha paciencia. No todos tenían el mismo grado de cretinismo. Los individuos menos afectados por la enfermedad, trabajaban al cuidado de los niños o como porqueros para algunas familias.

Por su conocimiento de las hierbas, tenían un don especial para hacer licores. Se dice que una marca de ratafía la creó un enano de Ribes que hacía de niñero para una familia de Olot.

Otros individuos no tuvieron tanta suerte y fueron vendidos o alquilados para ser exhibidos en barracas de feria y circos ambulantes.

MIGUEL DE MORAYTA

Ahora volvamos con nuestro protagonista: Miguel de Morayta: en sus años de estudiante había fundado la revista “Eco Universitario” junto a Emilio Castelar y José Canalejas. Había sido excomulgado por la iglesia por poner en duda el Diluvio Universal en un discurso en la Universidad de Madrid.

Después fue diputado republicano, secretario de la Junta Revolucionaria de Madrid (1868) durante la llamada “Gloriosa”, y hacía poco había sido nombrado Secretario General del Ministerio de Estado de la I República (1886)… en el futuro será también fundador del Gran Oriente Nacional de España y Gran Maestre de la orden en 1889.

Tras su encuentro con aquella gente, desde su habitación del Hotel-Balnerio Montagut (20 de agosto de 1886) escribió un artículo para el diario El Globo, “Los enanos de Ribas” y una carta a su amigo Manuel Antón Ferrándiz, diputado conservador y descubridor del primer cráneo de Cro-Magnon en España. Ahora era el director de antropología del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Miguel Morayta estaba al tanto de los nuevos acontecimientos científicos. Conocía la tesis del anatomista sueco Anders Adolph Retzius, uno de los iniciadores de la antropología. Según su teoría, las primeras etnias europeas tuvieron origen mongólico o tartárico.

¿ETNIA TÁRTARA?

Morayta pensó que los golluts que había conocido podían ser el último eslabón de aquellas primeras étnias pues eran muy diferentes a los lugareños. El tema de los enanos de Ribas causó cierto revuelo en Madrid, incluso fue discutido en la Academia de Ciencias. Algunos científicos anglosajones incluso fueron a Ribes a investigar el fenómeno.

Los científicos positivistas y conservadores religiosos, que no eran partidarios de la teoría de la evolución, defendieron que aquellas gentes eran los últimos descendientes de una primigenia invasión sirio-tártara que gradualmente habían ido degenerando.

Pero los científicos más jóvenes, abiertos a las nuevas corrientes higienistas, veían en los golluts no un tema antropológico sino simplemente un asunto médico: La enfermedad que padecían los Golluts se llama “bocio” debida, en parte, a una alimentación deficiente en territorios de gran altitud. La consanguineidad derivaba en cretinismo.

Comunidades similares se habían localizado en otras zonas. (mapas).

En poblaciones aisladas de Italia o Francia también se daban situaciones semejantes… aunque en esos países ya estaban empezando a aplicar planes sanitarios mientras en España seguía silenciándose el problema.

En realidad, el bocio siempre ha existido. Sobre él se tejieron muchas supersticiones, como la creencia que se curaba por imposición de manos de un monarca. Se dice que en Francia, Clodoveo I y Enrique IV curaron cientos de bocios imponiendo las manos y diciendo “el rey te toca y Dios te cura”.

POLEMICA CIENTÍFICA

Los vecinos de Ribes se decantaron por la postura de Miguel Morayta tal como publicaron en el diario de la villa, “El Taga”. Era preferible que se les relacionase con tártaros que con el cretinismo y el atraso de la zona. Era un tema delicado pues el pueblo estaba empezando a prosperar gracias al turismo de salud.

En cambio, los vecinos de Ripoll defendieron la opinión  mayoritaria de la Academia de las Ciencias de Madrid.

Fue tal la controversia entre los círculos científicos europeos, que en Bélgica se trató el asunto en el Tercer Congreso Científico Internacional Católico (1895). Se concluyó que el fenómeno era el resultado del aislamiento, de mala alimentación, y de la endogamia…

Hoy sabemos que el cretinismo o bocio congénito se produce por la falta de ingesta de yodo de la mujer embarazada, esto le produce al feto un hipotiroidismo que, al nacer, se traducirá en una baja estatura y un retraso en el proceso madurativo.

¿Os preguntaréis… que ha sido de los golluts? . Consta que en un congreso médico celebrado en 1917 ya se estaba constatando que la enfermedad desaparecía conforme se mejoraban las condiciones higiénicas y alimentarias de la zona pirenaica. Se dice que el último murió en 1985…

Lo que en el pasado se consideró en Sant Pere de Ribes un lastre para el turismo, hoy se torna a su favor. Se está reivindicando la memoria de los golluts, incluso se organizan rutas para los turistas.

TERRA GOLLUT FILM FESTIVAL

En Sant Pere de Ribes,  TERRA GOLLUT FILM FESTIVAL dedicado al cine social para dar a conocer a artistas y trabajos que no tienen voz en las rutas de festivales oficiales. El trofeo es un gollut.

Aprofitem aquestes imatges per parlar del «Festival Gollut», Festival de Cinema ideat, produït i creat l’any 2014 per l’ Associació Amics del Cinema de la Vall de Ribes, amb la finalitat de dignificar i rescabalar aquestes persones «els Golluts» que durant molt de temps varen habitar al nostre poble.

És una mostra de Cinema de compromís social amb les diferents diversitat.

Enguany celebrem el 9è Festival Gollut dedicat als «marges». Per a més informació de qui som i què fem podeu consultat la nostre pàgina www.festivalgollut.com o instagram @festivalgollut.com


AGRADECIMIENTOS

Antonio Gascón. Gracias a él conocimos el caso de los «golluts»

Antonio Gascón Ricao, “Golluts, los enanos de los Pirineos”. Karma-7. Barcelona, octubre de 1998.

Miquel Sitjar

Isabel de Villalonga

Ondacero.es

Elena Castillo Ortega, Bocio y cretinismo en España.

http://laantiguabiblos.blogspot.com/2018/12/la-increible-historia-de-los-golluts.html

http://lesmalesherbes.blogspot.com.es/2013/01/els-golluts-o-nans-de-ribes.html

http://miquelturo.lacoctelera.net/post/2009/07/18/nans-ribes

www.villapaulitahotel.com

https://naturalocal.net/es/rutas-senderismo-catalunya/rutas-senderismo-girona/rutas-senderismo-parc-natural-capcaleres-del-ter-i-del-freser/fuentes-y-fortines-de-ribes-de-freser/los-golluts-de-ribes

https://www.lavanguardia.com/magazine/experiencias/20220101/7958813/puigcerda-album-invierno-burguesia-catalana.html

Fotografías : Archivo personal Antonio Gascón, Lluis Bonancia, omnia.ie, revistes.iec.cat

GOLLUTS, LOS ENANOS DEL PIRINEO

Navegación de la entrada