ENTRADA EN CONSTRUCCION

Algunos de vosotros aún recordaréis con nostalgia las fiestas mayores de Horta con sus bailes y entoldados…

la fiesta del Tres Tombs, los bailes de Carnaval en el Cercle Hortenc o las obras de teatro del Foment Hortenc (1887).

…los días de Corpus con sus alfombras florales, sus procesiones… la noche de Sant Joan con sus cocas, hogueras en las calles y los bailesdel Casinet d´Horta…o el Ateneu Hortec (desde 1864), considerado el ateneo más antiguo de Barcelona con actividades continuadas…

VAMOS A CONTAROS SU HISTORIA

EL TERRITORIO

El territorio del actual barrio de Horta, en el pasado, estuvo surcado por diversos torrentes que venían del cercano Collserola y que formaban la Riera de Horta.

Fue un lugar codiciado entre la nobleza barcelonesa para situar sus torres de verano durante el siglo XVII

Antes de la anexión de Horta a Barcelona muchas de sus tierras pertenecían al Sant Andreu de Palomar.

PRIMER NÚCLEO URBANO.

El primer centro poblacional de Horta se fue creando en torno a la Iglesia de Sant Joan fundada en el siglo XII (1169) por Guillem d´Orta.

Fue junto a la finca de viñedos de Can Gras (1777) donde se creó el núcleo de lo que hoy conocemos como Plaza de Santes Creus ( entonces Plaça de la Constitució) junto a la riera de Horta.

Aquí se resolvían los asuntos de la comunidad y se contrataban a los jornaleros para trabajar.

Los domingos, en la capillita de la masia de can Gras, en la plaza Santes Creus, se oficiaba misa a la que iban los vecinos porque la iglesia de Sant Joan de Horta les quedaba algo retirada…

La buena situación entre montañas y la riqueza de agua lo convirtieron en un lugar atractivo para que algunos nobles fijaran su residencia de verano entre tierras de cultivo ya a partir del siglo XIV.

El territorio que hoy conocemos como Horta no es el mismo que antes su anexión a Barcelona (1904).

Muchas de sus tierras y masías pertenecían a Sant Andreu de Palomar. Nosotros vamos a hablar de lo que hoy conocemos como Horta.

LAS MASIAS, CENTROS AGROPECUARIOS.

Llegaron a convivir más de 50 masías diseminadas entre campos de cultivo. La más veterana, nacida como torre de defensa, era Can Cortada (s-XI). Durante el XIX abastecía a los mercados de Gràcia y de Horta. .

Otra era Can Fargues que en su origen fue una torre de defensa(siglo XII). dependiente de Sant Andreu de Palomar hasta 1904.

Sus tierras de viñedos se extendían por el Turó de la Rovira hasta el área del futuro Hospital de Sant Pau. (SAP).

Can Tarrida que en 1897 Marià Torrebadella, su último propietario, la donó a la Casa de la Caritat de Barcelona que la convirtió en escuela. En los años ochenta fue derruida para la construcción de la avinguda de l’ Estatut.

Can Mariner existente desde el siglo XIII pasó y que por diferentes propietarios hasta que, en el siglo XVI, la compró la familia Mariner.

Can Figuerola (XV) ocupó grandes terrenos entre el Vall d’ Hebron y la falda del Tibidabo de Collserola. Fue propiedad de Laureano Figuerola, ministro de Hacienda y creador de la peseta.

Los acuíferos de Can Travi Vell (XVI), propiedad de los Garrigó y luego de los Travi abastecían a la villa de Horta.

Otras masías importantes fueron Can Carabassa (SAP)(XVII), Can Quintana (SAP), Can Glòria, Can Don Joan, Can Grau, Can Besora, Can Sitjar o Can Querol (XVIII).

EL LABERINTO DE LA FAMILIA DESVALLS

En una ladera de Collserola, la familia Desvalls tenia la residencia senyorial (con origen en el siglo XIV con la Torre Sobirana) junto a los jardines del Laberinto (construidos a finales del s. XVIII), los más antiguos de la ciudad. Fue lugar de encuentro de la nobleza y alta sociedad barcelonesas.

MARTI CODOLAR, SU GRANJA Y SU ZOO.

Cincuenta años después, sobre una construcción anterior, en los terrenos de Can Gausachs, la familia Marti i Codolar hizo edificar su residencia con varios pabellones y unos jardines donde situó su colección zoológica, el primer zoo de Barcelona.

LAS CASAS DE VERANEO

Poco después de construirse el actual cementerio de Horta (1860), en 1869 se instalaron faroles y se construyó (1868) la carretera de Cornellà a Fogars de Tordera que hoy conocemos como paseo de Valle Hebrón y paseo Valldaura.

Con la llegada del la tranvía de vapor primero y el tranvía eléctrico después (1901) se mejoraron las comunicaciones con Barcelona.

Llegar a la villa era mucho más cómodo… empezaron a formarse las primeras colonias de veraneo.

La primera colonia, Les Estires, apareció en la Rambla de Cortada (que en 1907 cambió su nombre por calle Campoamor).

Era la calle más señorial de la vila. Los plátanos recién plantados (1908) y las farolas a gas (1889) le daban un aspecto de avenida.

Los veraneantes eran grupos de vecinos sin apenas contacto entre sí… pero eso cambió al crearse en 1912 el Lawn Tennis Club d´Horta, edificado donde antes estuvo el antiguo cementerio y la iglesia de Sant Joan de Horta (incendiada durante la Semana Trágica).

LA ALTA BURGUESIA EN HORTA

Los burgueses veraneantes se divertían montando fiestas, entoldados para bailar, juegos florales…algunas de éstas familias fijaron en Horta su residencia permanente.

Santiago Rusiñol, Joaquim Mir y los hermanos Llimona pasaban largas temporadas en el pueblo…

PARCELACION DEL TERRENO

Viendo los propietarios de las tierras agrícolas que a partir de finales del siglo XIX iba disminuyendo su rendimiento, empezaron a parcelarlas y venderlas.

La zona urbana ganó terreno a las fincas rurales.

En el área de la Plaça Bacardí (SAP)(1867) y las tierras de Can Mariner (1870) que se parcelaron y dieron lugar a las calles actuales. Después empezaron a construirse casas de verano de estilo modernista sobre todo en la calle Salses (antes carrer Catalunya) .

A las parcelas de Can Quintana , (en la hoy calle Doctor Letamendi con paseo Universal) llegaron veraneantes, sobre todo, de la Barceloneta, del Carrer Ample y de la calle Regomir.

La urbanización del barrio de la Font d’ en Fargues empezó a partir de 1912 en tierras agrícolas de can Fargues. Las primeras casas se construyeron muy cerca de la carretera d’ Horta (passeig Maragall) y eran las mas señoriales. En la parte más alta de la montaña (turó de la Rovira) se construyeron casas mucho más modestas.

LOS TRANVIAS

Llegar a Horta aun era una aventura, lo más habitual era tomar una tartana o un carruaje .

El mercado del pueblo se instalaba en Plaza del Mercado, después Plaza Ibiza (1907) donde llegaba, desde la Sagrera, el tranvía de vapor, «la tranvía de foc» o «capsa de mistos»,como decían los vecinos desde 1883.

Llegaba de La Sagrera y tenía parada en la Plaza del Mercado, en Horta, en unos terrenos de un tal Pere Pau Sabadell donde se amontonaban una treintena de paradas.

El tranvía électrico número 46 llegó (1901), tras construir un puente sobre la riera de Horta y el Paseo Maragall.

Las cocheras estaban en los terrenos de Can Xiringoi que daba al antiguo camino de Sant Iscle y la Riera d´ Horta.

OFICIOS DELS HORTENCS

El hecho de tener una gran abundancia de agua hizo que que se desarrollaran bóbilas, fábricas de ladrillos, de vidrio, curtidurías como Can Tunis, instalada en Can Fontanet o la fábrica de almidón de la familia Oliver en Vilapiscina.

Muchos vecinos eran aguadores y poceros, trajineros, zurradores, curtidores, pellejeros, carreteros, herreros o carpinteros.

A Horta no llegaron las fábricas textiles…

LAS LAVANDERAS

Unas 100 mujeres se ocupaban de lavar la colada de la burguesía de Barcelona porque en la ciudad vieja escaseaba el agua y faltaba espacio para lavar ni tender.

Llegó a crearse una verdadera industria casera dedicada a la lavandería (fines XVIII-principios XX).

Las lavanderas recogían la ropa los lunes en Barcelona y los sábados la devolvían lavada y planchada. La calle Aiguafreda es hoy un testigo vivo de aquel pasado.

El agua de los pozos calentada en hornos, se tiraba sobre las ropas y sábanas tendidas en el suelo, éstas se cubrían con sacos y encima de éstos se depositaba la ceniza.

Las casas de la calle Aiguafreda son hoy un testigo vivo de aquel pasado.

ANEXION A BARCELONA

Horta era una villa de unos 9 km2 con 4300 vecinos al iniciarse el siglo XX.

El 1 de enero de 1904 Guillem de Boladeres fue nombrado alcalde de Barcelona.

Lo primero que hizo tras jurar el cargo fue ir a Horta para asistir al acto oficial de agregación de la vila al distrito 9 de Barcelona (como Sant Andreu de Palomar).

Horta tenía dos distritos: el primero que iba desde la Plaza Mayor (hoy Santes Creus) hasta la antigua iglesia de Sant Joan d´Horta y un segundo distrito que comprendía los barrios de La Clota, del Coll, Vallcarca, Sant Genis y Penitents.

Vallcarca, Gràcia y Sant Gervasi se unieron al octavo distrito.

Ese año de 1904 también se empedró la calle Mayor (calle Horta) y se urbanizó el centro del pueblo.

En la plaza de les Santes Creus se colocó una réplica de la Font de Canaletes muy cerca de la plaza del mercado, Plaza Ibiza desde 1907.

LA SETMANA TRAGICA

Durante la Semana Trágica se quemaron el Convento de las Dominicas y la iglesia de Sant Joan de Horta de la que sólo quedó en pie su campanario.

LA NUEVA IGLESIA DE SANT JOAN DE HORTA

Aunque ya se estaba construyendo la nueva iglesia de Sant Joan de Horta al inicio de la calle Campoamor (primera piedra 1905). La obras las dirigió Luis Sagnier, se acabaron En 1917. Ésta nueva iglesia fue parcialmente quemada durante la guerra civil y reconstruida nuevamente gracias a una colecta de sus feligreses.

EL QUIMET D´HORTA

En 1927, delante de la parada del tranvía se abrió el Bar Quimet, toda una institución En Horta. Tuvo una de las primeras pianolas eléctricas de la ciudad. El loro “Juaniato” era la alegría de la casa, todos reían cuando imitaba el silvido del tranvía …o cantaba la Verbena de la Paloma.

GUERRA CIVIL

Durante la guerra civil el presidente de la Generalitat se alojó durante un tiempo En el Palau de les Heures tras ser bombardeado su domicilio en el centro de Barcelona. Fue en tiempos de la guerra cuando a la plaza de la Constitución se le cambió el nombre por el de Santes Creus.

OLEADA DE EMIGRANTES

Durante los años cincuenta y sesenta muchos inmigrantes tuvieron que construirse sus propias casas en el Turo del Carmel (1948), en la Taxonera y en los terrenos de Francesc Alegre o Can Baró.

LOS COLEGIOS

Muchos de vosotros, los que fuisteis a los colegios de La Salle, San Juan Bosco, al colegio de la Sagrada Familia, La Cooperativa, al de la Inmaculada Concepción, a las escuelas Homar o a la escuela Heura recordaréis con nostalgia las fiestas mayores de Horta con sus bailes y entoldados…

LAS FIESTAS

la fiesta del Tres Tombs, los bailes de Carnaval en el Cercle Hortenc o el Foment Hortenc.

…los domingos de ramos, cuando se bendecía la palma, la fiesta de San Isidro con sus bailes en la plaza…

…los días de Corpus con sus alfombras florales, sus procesiones… la noche de Sant Joan con sus cocas y hogueras en las calles…

Las Navidades y sus belenes , Cap d´any y sus bailes en los Lluisos o en el Ateneu Hortec… las cartas a los Reyes Magos…

EL NUEVO MERCADO DE HORTA

En los años cincuenta se edificó el actual mercado de Horta (1951) y se instaló el dispensario del barrio en la plaza de Santes Creus, en el edificio que fue el Ayuntamiento de Sant Joan d’ Horta (1958) .

NUEVOS MEDIOS DE TRANSPORTE.

Los coches que se veían contados en los años 30, con los años, empezaron a ser asequibles para la clase media invadiendo las calles de Barcelona.

Las bicicletas, las motos, los camiones y los 600 arrinconaron a las tartanas y carros de antaño… muchos vecinos iban y venían de Barcelona en metro tras ser inauguradas en 1967 las estaciones de Vilapiscina y Horta.

«LOS HUEVOS DE PORCIOLES»

A finales de los 60 se instalaron en la falda del Collserola dos depósitos de gas que la gente conocía como “Los huevos de Porcioles”. Su impacto visual y el peligro potencial hicieron que en se desmontaran (1992) para crear en sus terrenos un parque y unas cocheras para autobuses.

NUEVAS VIAS DE COMUNICACION

Con la construcción del Túnel de la Rovira (1987) y de la Ronda de Dalt,(1992) Horta quedó más cerca del centro de Barcelona.

HORTA HOY

Hoy Horta es un barrio que mantiene su sabor de pueblo. Aún quedan en pie muchas de aquellas las casas de veraneo algunas convertidas en centros hospitalarios y residencias para ancianos.

Con los proyectos de «super illes» de la alcaldesa Ada Colau, se ha priorizado el uso vecinal de sus calles restringiendo el tráfico rodado.

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

Damos las gracias al Grup d´ Estudis El Pou por revisar y corregir nuestros textos.

HORTA, HISTORIA DEL BARRIO.

Navegación de la entrada