hospital-de-sant-pau

El hospital más bonito del mundo.

La avenida de Gaudí en Barcelona une la Sagrada Familia y el Hospital de Sant Pau, un templo y un hospital, ambos, construcciones de dos genios del Modernismo catalán: Antonio Gaudí, uno, y Lluís Domènech i Montaner, el otro.

El hospital es el mayor centro modernista del mundo y uno de los centros sanitarios en activo más antiguos del mundo.

Foto de Brangulí.

El actual hospital de Sant Pau tiene su origen en el antiguo Hospital de la Santa Creu, el más importante de la ciudad durante casi cinco siglos.

HOSPITAL DE LA SANTA CREU

Éste primer hospital estaba situado en el Raval, donde hoy está la sede de la Biblioteca de Catalunya. Se había fundado en 1401 al fusionarse seis hospitales menores .

1880. Hospital de la Santa Creu.

A finales del XIX era el hospital de los pobres, acogía a todos los niños huérfanos de Cataluña.

La institución acogía a estos niños y les asignaba una nodriza, si eran bebés, y si sobrevivían, se les formaba para ejercer un oficio.

LA M.I.A

Lo administraba la M.I.A (Muy Ilustre Administración) que se componía de dos canónigos de la Catedral de Barcelona y dos miembros del Consejo de Ciento.

La aplicación de la Ley de Beneficencia de 1849 y del Reglamento de 1852, y sobre todo la desamortización de buena parte de su patrimonio rústico y urbano mediante las leyes de Madoz, pusieron en cuestión la autonomía del Hospital de los poderes públicos y la necesidad de adaptarse a la legislación.

FINANCIACIÓN

Con el objeto de mantener su independencia, la Administración instó a su conversión en hospital de beneficencia privada, estatuto que mantuvo hasta los acuerdos entre la MIA y la Generalidad Provisional en 1978 y que supusieron la entrada en la Administración de la Generalidad de Cataluña y el nombramiento por esta del Presidente

El hospital de la Santa Creu se financiaba mediante herencias y donaciones y en 1587 el rey Felipe II concedió al hospital el derecho exclusivo de las representaciones teatrales de Barcelona para mejorar su recaudación .

Privilegio de las comedias concedido por Felipe II

Pero a principios de siglo el antiguo hospital se había quedado pequeño y anticuado para una Barcelona con medio millón de habitantes . Se acordó trasladarlo al nuevo Hospital de Sant Pau, acabado de construir.

Se clausuró en 1926, justo el mismo año en que Antoni Gaudí entró gravemente herido muriendo En él. Fue uno de sus últimos pacientes.

PAU GIL, BANQUERO BENEFACTOR

La construcción de un nuevo hospital se financió con la donación que había hecho el banquero catalán afincado en París, Pau Gil i Serra que, tras su muerte e 1896, dejó la mitad de su fortuna, unos 3 millones de pesetas, para la construcción de un hospital dedicado a los pobres que no podían pagarse un médico.

Por aquel entonces las familias pudientes no iban al hospital, era el médico el que se desplazaba a sus casas.

LUIS DOMÈNEC I MONTANER

Domènec i Montaner fue el arquitecto elegido para edificar el nuevo hospital que sustituiría al antiguo Hospital de la Santa Creu.

Además de arquitecto, Montaner era académico y político catalanista.

Fue autor también del Castell dels tres Dragons y del Palau de la Música Catalana. (Ver nuestros videos al respecto).

Domènec i Montaner viajó por medio mundo.

Llegó a estudiar más de 100 hospitales. La asistencia sanitaria había dado un gran salto hacia la medicina científica y se estaban incorporando nuevos principios higienistas.

UN HOSPITAL VANGUARDISTA

Ideó un gran hospital integral, vanguardista, funcional, una verdadera ciudad jardín asistencial inspirada en la naturaleza y en los símbolos de la historia catalana.

Primeros esbozos para el diseño del Hospital de Sant Pau.

SU SITUACIÓN

Para su construcción se eligieron 15 he. equivalente a nueve islas del Pla Cerdà en unos terrenos situados entre Sant Martí de Provençals, Gracia, Horta y el Guinardó.

…en la falda de la Montaña Pelada hoy Parque del Guinardó, un emplazamiento alejado de la ciudad histórica, en un espacio situado en los límites del Plan del Ensanche de 1860.

1888 terrenos donde se edificará el H. de Sant Pau.
1914.

UN GRAN COMPLEJO SANITARIO

En realidad, Domènech i Montaner concibió, no uno, sino dos hospitales: el de la Santa Creu i el de Sant Pau que se fusionaron en uno.

El plan inicial constaba de 48 luminosos edificios aunque al final sólo se construyeron 27 pabellones.

1910-

El hospital debía de disponer de todos los servicios dentro del mismo para poder aislarlo de la ciudad.

El camino de la derecha es la hoy calle Padre Claret.

Dentro del recinto se proyectaron calles, jardines, edificios con suministro de agua y calefacción, una iglesia y !hasta un convento!.

Sus cocinas daban de comer a más de 1500 enfermos cada día!

El hospital era muy luminoso y espacioso. Y junto a cada paciente había una ventana y un conducto de ventilación.

OTROS BENEFACTORES

Diferentes benefactores financiaron los pabellones:

  • El Pabellón de San Rafael (1914-1918) se construyó con la aportación de Rafael Rabell y su hija Concepción.
  • Asunción (1914-1918) por aportación de Lluïsa Rabell de Patxot que se lo dedicó a su madre.
  • De San Manuel (1923) por aportación de los hermanos Mariné en honor a su hermano Manuel.
  • De Santa Victoria (1921-1925) por aportación de Elvira y Emilia Llagostera y de Francesca Prats.
  • El Pabellón de San Carlos y Santa Francesca (1927-1929) por aportación de Francesca Balart.
  • El Pabellón de San Frederic (1928) por aportación de Frèderic Benessat y Consol Vives
  • Y el  del Sagrado Corazón (1928-1930) por aportación popular en parte, entre otros.

PABELLONES AISLADOS

Para moverse entre los diferentes pabellones se ideó un sistema de túneles subterráneos de más de un kilómetro que hubiesen sido más de dos si se hubiese culminado el proyecto original.

También para evitar los contagios se apostó por aislar unos pabellones de otros y utilizar la cerámica como elemento decorativo y, sobre todo, higiénico por su fácil limpieza.

1905

La entrada principal al complejo hospitalario está orientada al sur, cuarenta y cinco grados respecto al trazado del Ensanche mirando hacia la Sagrada Familia. Rompe totalmente la cuadrícula ideada por Cerdà.

1936. Entrada principal.

Según Domènech i Montaner el motivo de ello era para aprovechar el viento procedente del mar y así ventilar de forma natural el hospital.

Una curiosidad más en la que se refleja la preocupación del arquitecto por la armonía y la simetría es que los pabellones que están cerca de la entrada principal son los más pequeños y van creciendo en función nos adentramos en el hospital formando una perspectiva agradable a la vista.

EL PRESUPUESTO

Se solicitaron presupuestos y se presentaron 4 contratistas. El presupuesto elegido fue el del maestro de obras Francisco Vilagut . El montante eran 1.415.713 pesetas.


Primera certificación del contratista Francisco Vilagut. 1905.

LAS OBRAS

La primera piedra se colocó el 15 de enero de 1902. Las obras duraron 18 años y fueron paralizadas en varias ocasiones por falta de medios y por los conflictos derivados de la discutida gestión de la Administración.

Las obras empezaron el 15 de julio de 1902 con el movimiento de tierras para crear los fundamentos aunque no se empezó la construcción de los edificios hasta febrero de 1905.

El arquitecto Domènech tuvo a su cargo a numerosos colaboradores artistas y artesanos: carpinteros, ceramistas, escultores, pintores,herreros… Desde la estructura hasta el más mínimo detalle, todo estaba perfectamente proyectado con la idea modernista de “obra de arte total”.

Fotografía de Joaquim Morelló i Nart. AFEC

Destacar a Pablo Gargallo y Eusebi Arnau se ocuparon de las esculturas.

escudo tallado por Eusebi Arnau.

Gargallo trabajó durante cinco años en las obra, y suya en la mayor parte de la escultura decorativa . Eusebi Arnau era colaborador habitual de Domènech i Montaner en cuyo taller se había iniciado Gargallo.

Francesc Labarta, diseñó las pinturas y mosaicos…

y Josep Perpinyà, se hizo cargo de los elementos de hierro forjado.

Sus jardines se concibieron como un elemento terapéutico: estaban repletos de plantas medicinales. Tenían flores durante todo el año.

Sus paredes de azulejos verdes y techos floreados (todos diferentes según el pabellon) infundian en los enfermos la idea de esperanza, de que la salud puede florecer tras la enfermedad.

El 12 de enero de 1912, con la disolución de la Oficina de Obras, se da por terminada la construcción de los primeros diez pabellones del Hospital de Sant Pau.

Tras la muerte de Domènec i Montaner (1923) su hijo, también arquitecto, continuó con las obras con la aportación de nuevas donaciones .

INAUGURACIÓN

El recinto lo inauguró oficialmente el rey Alfonso XIII en 1930 aunque sus instalaciones ya funcionaban desde 1916.

Al nuevo hospital de la Santa Creu se añadió el nombre de su benefactor, Pau, llamándose finálmente Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Estaba entre huertos, masías y canteras que proporcionaban material para la construcción de los edificios de Eixample.

Y los trabajadores debían caminar más de medio kilómetro.

Para facilitar su acceso se dispuso de un servicio de tartanas y, a partir de 1920, de carruajes.

PRIMER SERVICIO DE URGENCIAS

Fue en éste hospital donde se puso en marcha el primer servicio de urgencias de España.

años 70

Y también donde se hizo el primer transplante de corazón de país (1984).

Y en 1971 se trasladó aquí la Facultad de Medicina de la Universitat Autónoma.

EL NUEVO HOSPITAL DE SANT PAU

El hospital de Sant Pau estuvo en funcionamiento durante 80 años hasta que en 2009 se trasladó de nuevo a un moderno edificio en la misma manzana.

Desde entonces el antiguo hospital está siendo restaurado y abierto a las visitas de barceloneses y turistas.

La Unesco declaró el Hospital de San Pablo, junto al Palau de la Música, Patrimonio de la Humanidad en 1997.

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

HOSPITAL DE SANT PAU

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *