exposicio-internacional-barcelona-1929

GENESIS DE LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL.

Corría el año 1888, en el Parque de la Ciudadela se llevó a cabo la Exposición Universal de Barcelona, éste evento impulsó el desarrollo urbanístico y la modernización de la Ciudad.

Exposición Universal de 1888.

Estimulados por el éxito, las élites intentarán inaugurar otra exposición años más tarde.

El proyecto, muy deseado por la burguesía catalana, se concretó en la voz del arquitecto y futuro presidente de la Mancomunitat de Catalunya (1917-1925), Puig i Cadafalch, figura que representaría las ambiciones de la burguesía.

Puig i Cadafalch.

Entendían que la Exposición era la posibilidad de modernizar la ciudad, atraer la mirada de la comunidad internacional y, como soñaba Cadafalch, hacer de Barcelona “la nueva París del Mediodía.

Miembros de la Mancomunitat.

Para ello, se creó una comisión de representantes de diversas entidades catalanistas cuyos comisarios fueron Josep Puig i Cadafalch, Francesc Cambó y Joan Pich i Pon.

Pich i Pon será años después alcalde de Barcelona
Francesc Cambó.

BUSCANDO LOS TERRENOS PARA LA EXPOSICIÓN…

Las localizaciones fueron varias: El “Gran bosque” en el Besós, La Plaza de las Glorias (para Cerdá debía ser el centro de Barcelona) o la Barriada de Galbany.

Finalmente, el lugar elegido fue la Montaña de Montjuïc. (1913)

Pero, ¡ay!!! La Gran Guerra demoró el proyecto.

LA MONTAÑA DE MONTJUÏC

La Montaña fue declarada «Espacio de utilidad pública». Expropiaron los terrenos afectados (1917-1923) y unas 1000 familias fueron desalojadas.

Zona de Montjuïc 1913-1917. Foto de Brangulí.
la montaña de Montjuïc antes de la reforma. Foto de Brangulí.

Así pues, el Ayuntamiento, para realojar a estas las familias afectadas, creó el Patronado de la vivienda. Se construyeron edificios baratos en las zonas de Montjuich, Bon Partor, Baró de Viver o Can Peguera.

«Casas baratas» en Bon Pastor para realojar a los expropiados.

Barcelona vivía un momento de expansión y dinamismo (estaba “patas arriba”): las obras del metro, las de Vía Layetana y las del Eixample.

Se estima que llegaron unos 200.000 emigrantes, la mayoría de Murcia y Almería. Muchos de ellos se hcieron vecinos de Poble Sec.

Otros, al no poder acceder a una vivienda, muchos se construyen sus propias barracas en el extrarradio: ocuparon el frente marítimo de Montjuic, Sant Andreu, el litoral de Poblenou y la Barceloneta.

LOS JARDINES DE MONTJUÏC

Partiendo del proyecto de los paisajistas Jean-Claude Nicolas Forestier y Nicolau Maria Rubió y Tudurí,

Forestier.

se ajardinó parte de la Montaña de Monjuic a base de plantas mediterráneas entre terrazas, fuentes y pérgolas que darían lugar a los jardines de Laribal, Miramar y del teatro Griego.

jardines de Laribal.

LAS COLUMNAS DE PUIG I CADAFALCH.

Josep Puig y Cadafalch levantó en la Avenida de América (hoy Avenida María Cristina, 1917-1910) cuatro columnas jónicas que simbolizan las cuatro barras.

columnas de Cadafalch.

NUEVA FECHA PARA LA EXPO: 1929

Las obras finalizan en 1923, ese mismo año, Primo de Rivera dará un golpe de estado y la inauguración de la Exposición se pospuso hasta 1929. Puig i Cadafach fue eliminado del proyecto.

Se producen una serie de cambios: Las cuatro columnas que mandara construir se derruyen en 1928, porque “rompían la perspectiva”.

Demolición de las columnas de Cadafalch.

También se cambió el nombre del museo arquitectónico conocido como Pueblo Español, antes llamado «Iberona«. Y se dio nombre a la Plaza de España.

La Exposición Internacional de 29 se centró en el campo de la industria, los deportes y el arte. (ya que la electricidad era una hecho…)

El arquitecto Pere Domènec i Roura fue nombrado maestro de obras y Mariano de Foronda y González-Bravo, “marqués de la Foronda” organizador del evento.

URBANIZACIÓN DE LA PLAÇA D´ESPANYA.

La Plaza de España, ideada por Ildefons Cerdà para comunicar Barcelona con el Baix Llobregat, se urbanizó completamente y allí llegó el metro transversal en 1926.

Urbanización de la Plaza España de Barcelona.
Obras en la plaza España de Barcelona.

También se construyeron cuatro magníficos hoteles y una fuente monumental en el centro de la plaza, obra de Josep Maria Pujol.

AVENIDA MARIA CRISTINA.

En el acceso de la Plaza de España a la Avenida de América, hoy Avª de la Reina Mª Cristina, se instalaron dos torres de Ramón Reventós inspiradas en el campanile de San Marcos de Venecia.

Al final de la Avenida, frente al Palacio Nacional se instaló una impresionante fuente de colores, obra de arquitecto, ingeniero y luminotécnico Carles Buïgas. La construcción fue realizada por técnicos de la compañía Westinghouse. Por las noches la fuente desplegaba su magia…

EL PALAU NACIONAL.

El flamante Palau Nacional (1926-1929) presidía la Exposición.

El proyecto inicial era de Josep Puig i Cadafalch y Guillem Busquets, pero éste fue rechazado y se encargó el nuevo a Eugenio Cendoya y Enric Catà, bajo la supervisión de Pere Domènec i Roura).

El Palau Nacional en construcción.

EL PUEBLO ESPAÑOL

Junto a él se edificó el Pueblo Español, idea del artista modernista Miquel Utrillo.

Entre 1926 y 1928, los arquitectos Francesc Folguera y Ramón Reventós, junto al pintor Xavier Nogués y Utrillo recorrieron más de 1.600 pueblos con un coche de la Hispano Suiza con el fin de recoger fotografías y planos. Intentaban recrear un pueblo típico de España, en una superficie de unos 23.000m2.

Más de 1000 operarios trabajaron en las obras. Todo se construyó con materiales ligeros, creando un decorado, ya que, en principio, se pensó en su demolición tras el evento.

1928 Construyendo el «Pueblo Español».

El recinto dejó admirados a todos los visitantes extranjeros. Era el pabellón de España y en él se desarrollarían muchos actos culturales.

El tablao “El Patio del Farolillo de la familia Borrull se convirtió en punto de encuentro de aristócratas, embajadores y visitantes. Muchos conocerían aquí el arte flamenco y los chatos de manzanilla… Oléeee!!!

El Patio del Farolillo 1929.

EL TEATRE GREC.

Ramón Reventós convertirá una cantera en un teatro al aire libre inspirado en el teatro de Epidauro. Nacía el Teatro Grec !! Ubicado junto a la Font del Gat.

EL ESTADIO OLIMPICO.

Inauguración del Estadio Olímpico. Barcelona 1929.

En la parte alta de la montaña se levantará El Estadio Olímpico, obra de Pere Domènech i Roura. El segundo mayor de Europa, tras el de Wembley. Y cerca de Miramar se construye una gran piscina municipal.

LA VIA DEL PARALELO

Para transportar los materiales pesados que se iban a exhibir en el Palacio de Comunicaciones y Transportes, se construyó una vía férrea provisional, que iba desde el Puerto , pasando por el Paralelo hasta la Expo.

Via férrea provisional en el Paralelo. 1929.

LA EXPO EN LOS «PAPELES»

La exposición era el tema candente en todos los medios de comunicación. Para visitarla, se editaron guías oficiales en varios idiomas y tb. un boletín que se vendía a 20 céntimos.

TODO ESTABA PREPARADO…

Barcelona, entusiasmada, esperaba la llegada de grandes autoridades de todo el mundo. Y, sí, atrajo a unos 200.000 visitantes (entonces Barcelona tenía 75.000 habitantes aproximadamente).

Entrada de autoridades en el recinto de la Exposición.

El público llegaba de todas partes y por diversos medios: en coche, autobús, a pie, en metro a la recién remodelada Plaza de España donde estaban las taquillas. Había un gran interés en ver los actos de la inauguración. Estamos a 20 de mayo de 1929 !!

Los habitantes de la ciudad vieron como las calles de Barcelona estaban engalanadas para la ocasión: banderas multicolores ondeaban al viento, por la calle Balmes transitaban coches, taxis, tranvías, y los primeros autobuses turísticos.

Toda Barcelona dirigió su mirada al cielo cuando vio aparecer al Graft Zeppelin sobrevolando la ciudad.

Un funicular (1928) facilitaba el acceso a la parte alta de la Exposición.

funicular de la Expo. 1929

La Avenida de la Reina Maria Cristina lucía 116 columnas de vidrio al estilo art decó iluminadas por luz eléctrica , diseñadas por Marià Rubio i Bellver y una serie de surtidores ,creados por Carles Buïgas, daban la bienvenida a los invitados.

Al imponente Palacio Nacional se accedía por varias escalinatas o por dos larguísimas escaleras mecánicas…

escaleras mecánicas para llegar al Palau.

LA INAUGURACIÓN.

Al acto de inauguración acudieron el rey Alfonso XIII, su esposa y los infantes. Se dieron un baño de multitudes.

Miguel Primo de Rivera dio un discurso ante los comisarios promotores del certamen Joan Pich i Pon y Francesc Cambó…, 60.000 palomas se soltaron tras los discursos inaugurales.

Al atardecer, el panorama era impresionante. Del Palacio Nacional salían unos haces de luz, las cascadas iluminadas y los juegos de luces de la Fuente Mágica dejaron boquiabiertos a todos los asistentes. !No era para menos!

el Palau Nacional de noche.

A pesar de que algunos países se habían retirado del evento, una veintena de ellos presentaban lo mejor de sí mismos. Las obras habían costado unos 130 millones de pesetas!!.

LOS PABELLONES Y STANDS.

Había muchos pabellones de los países participantes, pero también la empresa privada estaba representada en la feria CAN JORBA, PIRELLI, CODORNIU, ROCALLA, URALITA, NESTLE-LA LECHERA, LA COMPAÑÍA HISPANO SUIZA, MAGGI o LA COMPAÑÍA GENERAL DE TABACOS DE FILIPINAS, entre otras.

Pabellón italiano.
Pabellón alemán: Edificio de Mies van der Rohe.
Stand de los almacenes Jorba.
Casa de la Prensa. 1929.

Para el desplazamiento entre pabellones se disponía de un servicio de electrocars

Electrocars para desplazarse por el recinto.

EL PARQUE DE ATRACCIONES DE LA FOXARDA.

También se instaló un parque de atracciones detrás del Pueblo Español, “La Foxarda”.

Parque de atracciones de la Foxarda.

Tenía barracas de feria, caballitos, una montaña rusa y un trenecito que llegaba hasta el Palacio Nacional. Al final, el parque se remodeló y ,tras la exposición, abrió sus puerta como Maracel Park.

EL FIN DE LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL.

Y… como todo acaba, el evento se clausuró el 30 de enero de 1930.

El crak de la bolsa de NY, octubre del 29 había ocupado la atención mundial eclipsando el evento barcelonés. No obstante, por Barcelona pasaron unos 3.000.000 millones de personas.

Finalmente, la Exposición, que costó 130 millones de pesetas, dejó un saldo negativo de 180 millones que fueron pagando los barceloneses durante 34 años… Para recaudar el importe, se creó un sello en las cartas de correos de obligado cumplimiento.

BARCELONA SE HABIA TRANSFORMADO.

A pesar de todos los esfuerzos, los grandes negocios internacionales se quedaron en un espejismo…. Pero, Barcelona, ya no era la misma:

Tras la clausura, muchos pabellones se destruyeron pero otros se quedaron para siempre entre nosotros, como el Palacio Nacional, la Fuente de Montjuic, El Estadio Olímpico, el Pueblo Español o el Tetre Crec.

Se habían prolongado las dos grandes vías de la ciudad: la Diagonal y la Gran vía.

La Avenida Diagonal. 1930.

También mejoró el alcantarillado, los faroles a gas se cambiaron por eléctricos, se abrieron lavabos públicos… se ampliaron las líneas de metro, tranvía y autobuses.

Se acabó el edificio de Correos y las obras de la Estación de Francia, se remodeló el Palacio de Pedralbes para albergar a la familia real.

También se urbanizaron las plazas de Tetuán, Letamendi y Urquinaona

Concluyeron las obras de la plaza Catalunya y la reforma del Barri Gòtic: una recreación ideal con elementos arquitectónicos de los edificios salvados de la reforma de la Vía Layetana.

Estaréis de acuerdo conmigo, amigos, en que Barcelona intentó ponerse a la altura de “la nueva París del Mediodía” como soñara Cadafalch. ¿Lo consiguieron?.

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE 1929.

Navegación de la entrada