nevada-1962-en-barcelona

El año 1962 Gran Bretaña sufrió uno de los inviernos más fríos y muchos lagos y ríos llegaron a congelarse.…

Estados Unidos estaba iniciando su crisis de los misiles con Cuba, en Los Angeles moría Marilyn Monroe.…y en España se sucedían las huelgas mineras de Asturias y se casaron Juan Carlos de Borbón con Sofia de Grecia… pero los catalanes recordaremos ese año por el de las riadas del Vallés, el Maresme y el Baix Llobregat, y, sobre todo… por la gran nevada.

ESTA ES SU HISTORIA

LAS FELICITACIONES NAVIDEÑAS

Un detalle nos hacía caer en que las navidades ya estaban encima: cuando los padres abrían el buzón y se encontraban las primeras felicitaciones de navidad con dibujos de Ferrándiz que nos enviaban los familiares y amigos.

LAS FERIAS DE NAVIDAD

Hasta los primeros años del siglo XX , el dia de la Inmaculada (8 de diciembre), se montaban las primeras ferias de pesebres en la plaça de San Jaume y la plaça Nova. Era el día que se empezaba a cebar al Tió .

El día de Santa Llúcia, se celebraba la feria en los alrededores de la catedral, donde se venera a la santa y el 21 de diciembre, dia de Santo Tomás, se montaban las ferias de la plaza del Pi, de Sant Josep Oriol y del Born.

En 1962 los niños, acompañados de sus padres fueron a la Fira de Santa Llucia, frente a la catedral para comprar el abeto, las guirnaldas navideñas , el musgo y las figuritas para hacer el belén . La tradición del Belen la empezó San Francisco de Asís en 1223.

EL CAGANER Y EL CAGÁ TIÓ

Una figurita peculiar del nacimiento es el caganér, símbolo de fertilidad: un típico catalán en cuclillas con los pantalones bajados hasta los tobillos, cagando …y el Cagá tió: un tronco que tradicionalmente se guardaba de los restos de las hogueras de San Juan .

Tenía que cubrirse con una manta para mantenerlo caliente y alimentarlo ofrendándole cáscaras de frutas o los restos de las comidas para que el dia de Nochebuena cagase dulces y regalos! Se le cantaba: “Caga Tió avellanes i torró/si no vas a cagar/et donarem un cop de bastó”!.

LAS FERIAS DE PAVOS

Cuando se aproximaban las navidades se montaban las ferias de pavos. Era muy evocador ver por las calles a las payesas con sus pavadas dirigirse hacia algunas de las más concurridas ferias…..

….. como la que estaba delante del parque de la Ciudadela, la situada frente a la catedral o la que se montaba en la Rambla Catalunya con Gran Vía. El pavo vivo se llevaba a casa y se le alimentaba hasta sacrificarlo enborrachándolo antes.

LAS LUCES NAVIDEÑAS, EL AGUINALDO A LOS URBANOS…

Ese año de 1962 las calles del centro resplandecían con las luces y decoraciones navideñas.

Los urbanos recolectaban a sus pies los regalos que le ofrecían los ciudadanos y los basureros, urbanos y serenos pedían un aguinaldo casa por casa con sus estampitas de felicitación…

LAS CESTAS DE NAVIDAD

Los colmados ya hacía días que vendían décimos de lotería y números para sortear sus cestas navideñas y los patrones las preparaban para regalar a sus empleados.

Eran de mimbre, de uno, dos o tres pisos cargada de turrones, peladillas, latas de piña o melocotón En almíbar, embutidos y , a veces, un jamón!.

SORTEO EXTRAORDINARIO DE LA LOTERIA

El 22 de diciembre a las 9.15 horas, los que tenían suerte de tener televisión, podían ver en directo y por vez primera, el sorteo el Sorteo extraordinario de Navidad que hasta ahora se escuchaba sólo por la radio.

Todos seguían los cantos de los niños de San Ildefonso para saber si la familia tenía el número 00675 y le había tocado el gordo…o al menos, un pico con la pedrea.

El primer sorteo fue en plena guerra de la Independencia, Cádiz ,1812. Si no había habido suerte… siempre quedaba el Sorteo del Niño…

LA CARTA DE LOS REYES MAGOS

Este año de 1962 el Corte Inglés, con su fachada magníficamente decorada para las fiestas, presentó un Cartero Real para recoger las cartas de los reyes, aunque el primer buzón para los Reyes Magos, lo puso una juguetería del Passatge del Reloj (1877) después, “El Siglo” copiaría la idea y desde entonces se convirtió en tradición ir con nuestros padres a Sepu, Casa Vilardell , El Águila, El Corte Ingles o a Can Jorba a dejar la carta de los reyes magos.

LA NEVADA DEL SIGLO

La noche de Nochebuena de 1962 fue una gran sorpresa para todos…la cena se celebró, como siempre, con la familia y con la Carn d´olla y sopa de galets que estaban cocinando las madres y abuelas durante toda la mañana.

Tras la cena muchos fueron a la tradicional Misa del Gallo. Fue durante la misa cuando empezaron a caer los primeros copos de nieve pero muy pronto arreció la nevada…

BARCELONA QUEDÓ PARALIZADA

El día de Navidad el Pare Noel nos trajo una Barcelona insólita. Estaba cubierta por un gran manto de nieve y seguiría nevando hasta la medianoche. Impresionaba el silencio… El tráfico rodado quedó paralizado… sólo seguia abierto el metro…Fue la nevada del siglo.

ESQUIANDO POR LAS CALLES

Los niños estaban excitados insistían en salir a la calle para hacer muñecos de nieve y tirarse bolas. Algunos adultos disfrutaban esquiando por la calle Balmes utilizando el metro como si fuese un remontador para volver a bajar nuevamente calle abajo.

Algunos incluso vieron dos elefantes por las calles nevadas… se habían escapado del circo Monumental…

SE FUE LA LUZ…

Miles de barceloneses se quedaron sin luz porque muchos postes eléctricos cayeron interrumpiendo el suministro. Las neveras dejaron de funcionar y los alimentos perecederos comprados para Nochevieja se estropearon.

Los coches estaban medio cubiertos de nieve, muchos tenían la carrocería aboyada por los chuzos de hielo que se desprendían de los árboles, los balcones y las terrazas..

SIN PLAN DE EMERGENCIA

Los vecinos ayudados por palas separaban la nieve haciendo caminos por donde transitar…al poco rato los pies se te habían quedado helados porque los zapatos no estaban preparados para tanto frio.

Algunas parturientas tuvieron que parir en casa ante la imposibilidad de llegar a los hospitales colapsados por la avalancha de pacientes con piernas rotas.

Entonces no habían planes de emergencias . El ejército, la Cruz Roja y cientos de entidades vecinales colaboraron para minimizar el desastre.

LAS MAQUINAS QUITANIEVES

Ni los tractores venidos del campo para ayudar ni los camiones militares pudieron despejar las calles… pero el alcalde Porcioles, se acordó de Andreu Claret i Casadesus, exiliado en Andorra donde había ideado unas máquinas quita nieves para Envalira.

Le pidió que las trajese a Barcelona. Tras dos días de viaje, su llegada fue apoteósica, los guardias tuvieron que hacer paso a la comitiva separando a una multitud de barceloneses que las recibía como si llegaran para liberar Barcelona.

San Esteban amaneció muy frio pero brillaba el sol. Había más de medio metro de nieve y las aceras resbalaban al haberse convertido la nieve en hielo. Ese día los sobraron canelones porque muchos familiares no pudieron llegar a la cita.

EL DIA DE LOS SANTOS INOCENTES

El día de los Santos Inocentes (28 diciembre) como cada año, los periódicos publicaban noticias absurdas resaltando que era el día de los Inocentes. Los niños disfrutaban dándote la palmadita de marras en la espalda, !ya te habían colocado una llufa, un monigote recortado en papel de periódico.

L´HOME DELS NASSOS

Se aproximaba el último día del año. los niños celebraban el día de l´Home del nassos. Tenías que encontrar a un hombre con tantas narices como días tiene un año…

LAS DOCE UVAS

La costumbre de las doce uvas vino de Francia y cuajó aquí a principios del siglo XX. En 1962 las doce uvas se tomaron viendo por primera vez en televisión las doce campanadas retransmitidas desde la Puerta del Sol de Madrid. Durante muchos años las presentó Joaquín Prats padre, la voz de los partidos radiados y del NODO.

Se brindó con champán Codorniu o Freixenet, se comieron mazapanes, polvorones, neulas y turrones y todos acabaron cantando al son de las panderetas y zambombas, nadales como “Que li darem al Noi de la mare”, “Ara ve Nadal” , “25 de decembre “ o villancicos como “el chiquirritín”, “Los peces en el río”, “Campana sobre campana” ,”Ande, ande, ande, la Marimorena”…

PREMIOS NADAL Y COPA NADAL DEL CLUB NATACION BARCELONA

Con el comienzo se entregan los premios Nadal y el Club Natació Barcelona celebraba su Copa de Nadal a la que se apuntaban algunos barceloneses valientes para competir nadando en las frías aguas del puerto.

También era tradicional ir a ver al ateneo de barrio la antigua representación de Els Pastorets que Frederic Soler Pitarra había elevado a la categoría de teatro de culto a principios de siglo.

Si estabas por el centro no podías dejar de visitar la plaza Cataluña para admirar las magníficas decoraciones navideñas y los escaparates de El Corte Inglés y ver el gran árbol que ponía Can Jorba o En la plaza de Sant Jaume.

LA CABALGATA DE LOS REYES MAGOS

Ningún niño se podía perder la cabalgata de los Reyes Magos con sus carrozas. Sus camellos y pajes… una tradición que empezó en Barcelona en 1855.

En 1962 los niños y papás se agolpaban en la zona de la puerta de la Paz para ver a los Reyes Magos que llegaban, desde hacía poco, por mar.

Las carrozas las diseñaban los Estudios Bartolí, del señor Josep Bartolí, especializados en decoración teatral (1942-1990). El rey negro lo interpretaba (desde 1959 hasta 2018) un guineano de la tribu Fang que llegó a Barcelona para estudiar , Severino Baita. Al independizarse Guinea él se quedó sin un duro y tubo que buscarse un trabajo.

La noche de Reyes era la más mágica y emocionante para los más pequeños. Antes de dormir, dejaban sus zapatos en el afeizar de la ventana con dulces para los reyes magos y agua para sus camellos… todo para que, al siguiente día, los reyes no nos dejasen carbón de azúcar por habernos portado mal.

EL SORTEO DEL NIÑO

44– El 6 de enero era el día del Sorteo del Niño, la última oportunidad de ganar un pico a la lotería “para tapar agujeros” y era también la última comida familiar de las navidades. Ese día para el postre había el típico Tortell de Reyes .

EL TORTEL DE REYES

Un bizcocho con forma de anillo, que antiguamente escondía un huevo duro y ahora se presentaba con frutas confitadas en forma de las piedras preciosas como las que adornaban los mantos de los reyes magos.

Todos comían con la ilusión de encontrar en su porción, una figurita que simbolizaba la buena suerte. Si te tocaba un aba…al que le tocaba tenía que pagar el tortél…

Quedaba un día para jugar con los juguetes… después habría que volver al colegio…y los mayores recuperarían sus rutinas laborales. A los mayores les tocaba remontar “la cuesta de enero”.


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK

LA NEVADA DE 1962 EN BARCELONA.

Navegación de la entrada