plaça-del-rei

La plaza del rey, en pleno barrio gótico de Barcelona tiene su origen en los antiguos corrales del Palacio Real, residencia y sede del gobierno de los condes de Barcelona y los reyes de Aragón.

Durante siglos en su área se montaba un mercado popular hasta que durante el reinado de Martin I (segunda mitad del siglo XIV) se reestructuró el espacio desplazando el mercado a fin de crear un espacio para la celebración de Justas.

EL ATENTADO DEL REY FERNANDO

El 7 de diciembre de 1492 estaban los Reyes Católicos en el Palacio Real negociando con los embajadores de Carlos VIII de Francia la devolución del Rosellón y la Cerdaña, los dos condados del Pirineo catalán que Juan II, el padre de Fernando, había entregado a Luis XI para comprar la paz con Francia en plena guerra civil. En las escaleras del Palacio, entre la muchedumbre que quería ver a los reyes, un payés de la remensa, intentó acuchillar en el cuello al rey Fernando.

Como castigo, el campesino fue descuartizado públicamente por las calles de la ciudad. Primero le cortaron una mano, después le arrancaron con tenazas de hierro ardiendo los ojos, la nariz, los pies y le sacaron el corazón por la espalda. Después fue entregado al pueblo para que apedrease y quemase sus restos.

EL PALACIO REAL MAYOR

El Palacio Real Mayor engloba el Saló del Tinell (Pedro el Ceremonioso), la Capilla de Santa Ágata (Jaime I) y el Palau del Lloctinent encargado por Carlos I a Antoni Carbonell. El palacio fue sede de la inquisición en el siglo XVI y convento de monjas clarisas en el XVIII. Hoy es el Archivo de la Corona de Aragón.

A mediados del XIX se encargó al arquitecto Francesc Daniel Molina que estaba urbanizando la plaza Real, la remodelación de la decadente plaza del Rey rodeada de bloques de viviendas ya muy deterioradas.

El 16 de octubre de 1853 se inauguró una fuente neogótica junto a una columna romana reconstruida con los restos de otras encontradas del antiguo templo de Augusto, tras el derribo de la casa de la calle Llibretería).

LA GRAN REFORMA

La gran reforma (1931-1934) de la plaza la dirigió el archivero e historiador Agustí Durán i Santpere. Se trataba de darle un aspecto monumental manteniendo su antigua estructura pero eliminando los elementos arquitectónicos originales disonantes para sustituirlos por otros más apropiados.

Se la fuente y el arbolado y se situó en la plaza la Casa Padellàs (XIV) traída piedra a piedra desde la calle Mercaders tras la apertura de la Via Layetana. Durante sus obras se descubrieron los restos de la antigua ciudad Romana por lo que aquí se instaló en 1943 el Museo de Historia de la Ciudad. En 1986 se instaló una escultura de Chillida.

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK

LA PLAZA DEL REY, SU HISTORIA

Navegación de la entrada