garbo

Garbo combatió durante la guerra civil en los dos bandos sin pegar un tiro. Fue el agente doble más importante de la segunda guerra mundial. Se le dedicaron libros sin saber quién estaba tras el seudónimo.

Ni los alemanes ni los estadounidenses sabían aún la historia que os vamos a contar… hasta que en 1984 Nagel West hizo una llamada telefónica:  Garbo?: Joan pensó que ya era hora que a sus 72 años se supiese la verdad… Si, soy yo!

Tras salir a la luz la verdadera identidad del mítico espía, el ex agente secreto se presentó en Madrid para dar una conferencia de prensa en el hotel Ritz. Empezó diciendo: ““engañé a Hitler porque era enemigo de la humanidad, porque mi padre me enseñó lo que es la libertad”. Tras el mito estaba Joan Pujol.

JOAN PUJOL GARCÍA

Joan con su madre y hermanos

Nació dos años antes que una epidemia de tifus contagió a más de 25.000 barceloneses, en 1914, aquí, en la calle Muntaner, 70.  Era hijo de una alegre y religiosa andaluza de Motril y del propietario de la fábrica de tintes textiles más importante de Barcelona.

Internado Valdémia en Mataró

Joan y sus tres hermanos estudiaron en el colegio de La Salle y en el internado Valldemia de Mataró, uno de los preferidos de la burguesía catalana.

GUERRA CIVIL

Joan estaba en Barcelona en el verano de 1936 cuando fue llamado a filas… ¡Le repugnaba la idea de entrar en el ejército!. Se convirtió en un desertor al esconderse en una vivienda del barrio de la catedral.

Joan Pujol adolescente.

La vecina que le traía la comida le consiguió documentación falsa, entonces pudo salir a la calle, tras casi dos años escondido.  Con una nueva identidad encontró un empleo en una granja avícola de Sant Joan de les Abadeses, a sólo a 30 kilómetros de la frontera. Pensó pasar a Francia… pero cuando llegó el momento… tuvo miedo y no se atrevió.

Se presentó como voluntario del ejército republicano, como telegrafista, pensado que así no pegaría ni un tiro. Era un joven superviviente sin ideología. 

Creía en la evolución no en la revolución. Ya lo decía su padre: ¡los extremismos no hacen más que destruir todo lo conseguido por las generaciones anteriores.

Estando en las trincheras de la Sierra de la Fatarella, en un impulso repentino, avanzó unos cientos de metros, pañuelo blanco en mano, hacia la trinchera del enemigo… pensando que tal vez en el bando contario no viviría aquella pesadilla. Acabó internado por un tiempo…

EL FIN DE LA GUERRA CIVIL

La guerra civil había dejado medio millón de muertos, miseria y odio…pero no había sido nada en comparación a la que se estaba gestando: la segunda guerra mundial. Era el año 1940 cuando Joan Pujol (1940) se casó con su novia de Lugo, Araceli González Carballo (1914-1990) Con la que tendrá tres hijos: JuanJorge y María Eugenia

Joan y Araceli

En Europa estaba la dictadura de Franco y la de Salazar en Portugal… pero la tiranía de Hitler iba mucho más allá: era expansionista y amenazaba a todo el continente. Joan rechazaba los totalitarismos, tanto el fascismo como el comunismo… aunque no tenía ningún odio por el pueblo alemán que, al fin y al cabo, eran también víctimas de Hitler.

Gran Bretaña era aún el único adversario de Alemania en éstos días. Joan se dirigió a la Embajada británica en Madrid para ofrecerse como colaborador contra el nazismo en lo que pudiese ser útil, aunque fuese como profesor de español… pero no recibió contestación alguna. Lo tomaron por un chiflado…

Pero no se rindió!. El matrimonio urdió un plan: Joan se haría pasar por un combativo fascista para infiltrarse en el servicio secreto alemán. Telefoneó a la embajada alemana para pedir una entrevista urgente con el agregado militar.

Karl-Erich Kühlenthal, jefe del servicio secreto alemán en Madrid le concedió una cita secreta en el Café Lion, con un subordinado que se presentó como Federico. Quedaron en mantener futuros contactos.

Joan consiguió un visado en el Banco de España para salir del país legalmente hacia Lisboa donde estableció su residencia real, aunque para los servicios secretos alemanes seguía en Londres

LISBOA

Lisboa y Estoril se llenaron de espías de uno y otro bando. En el Hotel Monte Atlántico (de Estoril), Joan hizo migas con un diplomático español al que invitó a tomar una copa en el Casino. En un momento dado, Joan fingió un dolor de estómago. Se excusó por unos minutos, los justos para volver al hotel,  y entrar en la habitación del diplomático para hacer una foto su pasaporte.

La segunda parte de su plan era conseguir una ampliación de su pasaporte para poder salir de Portugal. Pidió una audiencia con el ex embajador España en Portugal, Nicolás Franco.

El hermano del caudillo estaba en Estoril intentandoneutralizar la oposición democrática en torno a Don Juan de Borbón, organizada entre otros por José María Gil Robles, Indalecio Prieto, Pedro Sainz Rodríguez o Francisco Cambó. En tres semanas tenía un visado para viajar a toda América a excepción de Méjico y a toda Europa salvo la URSS. Ya tenía libertad de movimientos.

Volvió a Madrid para entrevistarse otra vez con “Federico” (1941) en el Café Negresco. Los alemanes buscaban un agente infiltrado en Inglaterra!. Ésta vez Joan sí fue admitido como agente de la Abweh, el servicio de inteligencia alemán.

«ALARIC» PARA EL SERVICIO SECRETO ALEMÁN

Le entregaron ciertos códigos, tinta secreta y 3000 dólares para para que se pusiera a trabajar con el nombre clave de “Alaric”. Y lo hizo… pero no como los alemanes esperaban. Él iba a hacer su propia guerra …. para no ser desenmascarado necesitaba forzosamente la cobertura aliada. 

Desde Lisboa enviaba a los alemanes mensajes inventados mezclados con datos reales. Los servicios secretos ingleses, al interceptarlos, supieron que había un agente alemán encubierto en Portugal.

«Popoff»

Estados Unidos acababa de entrar en el tablero. Araceli, en un intento de llamar la atención de la inteligencia británica, fue a la embajada norteamericana en Lisboa para confesar que su marido, en un intento de colaborar con la causa aliada, se había infiltrado en el servicio secreto alemán.

…algunas pruebas como tinta invisible y códigos secretos les convencieron.

Los americanos recomendaron al servicio secreto inglés que se pusiese en contacto con el presunto agente. Joan se entrevistó con el teniente Demorest, y con el agente doble Popoff, en el que se inspiró a Ian Fleming para su personaje de James Bond. A los tres días la familia Pujol recibía instrucciones para volar a Londres.

«GARBO» PARA LOS SERVICIOS SECRETOS BRITÁNICOS

Se instalaron en el barrio de Hendom (1942) sin saber ni una palabra de inglés. Joan iba a trabajar para el MI5 en su Sistema de la Doble Cruz, una iniciativa basada en la captación de agentes alemanes para convertirlos en agentes dobles.

Allan Turing

Alan Turing estaba intentando descifrar el código Enigma utilizado por los servicios secretos alemanes para las transmisiones secretas.

El director del MI-6 quedó impresionado por la personalidad de Joan Pujol y por su sensatez.

Emanaba credibilidad y tenía madera de actor. En esos momentos Greta Garbo era la actriz del momento. Se le bautizó con el seudónimo “Garbo”.

Su jefe en el MI5 era Thomas Harris Rodriguez, hijo de una española… y artista…veraneaba todos los años en Mallorca. Entre los dos decidieron lo que Joan ya había planeado en Lisboa: Presentase como un agente a cargo de una red de 27 espías, cada espía con su propio perfil.

OPERACION FORTITUDE

 los aliados estaban preparando una gran invasión. Su nombre en clave era Operación Overlord. Los alemanes lo sabían… pero desconocían la Operación Fortitude en la que “Garbo” iba a ser el actor principal. Se trataba de hacer creer al Tercer Reich que la invasión aliada, lanzaría dos ataques: uno de distracción desde Normandía… y el verdadero en el Estrecho de Calais.

Se trataba de dividir a los alemanes en dos frentes. Para dar credibilidad al engaño, los aliados situaron en la playa de Calais, jeeps y tanques inflables para que fuesen fotografiados por los aviones de la Luftwafe !. 

Joan Pujol, «Garbo»

El 6 de junio de 1944 los servicios secretos alemanes estaban descolocados con los últimos mensajes de Alaric! El mensaje avisaba de un repentino cambio de planes de los aliados. ¡El verdadero desembarco será por donde Hitler ya había indicado, en Normandía… hoy!!!… No había tiempo de desplazar a las tropas de Calais…

Ese martes se desató el mayor asalto anfibio de la historia mientras los alemanes seguían esperando el gran desembarco que nunca se dió !. 

El mensaje, matasellado dos días antes, no dejaba dudas de que Alaric disponía de información privilegiada…el matasellos era falso… 

Por sus servicios le condecoraron con la Cruz de Hierro (1944). Garbó fue el espía que engañó a Hitler. Años más tarde también será condecorado con la medalla de la Orden del Imperio Británico por haber salvado miles de vidas.

UN HOMBRE ANÓNIMO

La guerra acabó para todos en 1945. El matrimonio de Joan con Araceli se tambaleaba. Decidieron buscar una nueva vida en un lugar olvidado del mundo: Lagunillas (Venezuela).

Pero Araceli no se acostumbró a su nueva vida, desde sus años en Londres añoraba volver a España. Pidió el divorcio y volvió a Madrid con los niños. Aquí se casó con el galerista norteamericano Edward Kreisler, que en su juventud había ejercido de doble de Rodolfo Valentino en Hollywood.

Para el mundo Garbo murió en 1959…  cuando los periódicos ingleses dieron la noticia de su muerte en Angola víctima del paludismo. ¡Pero Joan Pujol seguía vivo!

En Caracas conoció a su segunda esposa, Carmen Cilia Alvarez con la que tuvo otros 3 hijos.

Se ganó la vida como profesor de inglés para los trabajadores de la petrolera “Shell”, y como libero en su “Casa del regalo”.

CHORONÍ

En sus últimos años los pasó en Choroní, el pueblo de su esposa, donde montó el primer cine. Fue un vecino más hasta aquella llamada de 1984.

Entonces Garbo volvió a la vida… Para Juan ya no era una amenaza…

Ningún vecino pudo sospechar de la doble vida de Joan Pujol. Ni su esposa Carmen ni sus hijos venezolanos.

Los hijos españoles supieron que su padre no había muerto hacía cuarenta años oyendo por la radio “Protagonistas” de Luis del Olmo.

Joan Pujol volvió a Europa para visitar Normandía y a Barcelona para ver a sus hijos por última vez.

Aquí, en Choroní fue enterrado con una sencilla lápida:  «Juan Pujol García (14-02-12 / 10-10-88). Recuerdo de su Esposa, Hijos y Nietos».

FIN


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK

AGRADECIMIENTOS

elespañol.com

José Luis Rojas (Venezuela)

https://www.garboespia.com/timeline/vuelta-a-casa/

https://actualidad.rt.com/actualidad/209063-mejor-espia-mundo-pujol-venezuela

https://www.niusdiario.es/cultura/espia-garbo-miedos-juan-pujol-hijo_18_2866245207.html

JUÁREZ, J.: Juan Pujol, el espía que derrotó a Hitler. Barcelona, Temas de Hoy, 2004.

PUJOL, J. y WEST, N.: Garbo: el espía del siglo. Barcelona, Planeta, 1986.

HARRIS, T y SEAMAN, M.: Garbo: doble agente. El espía español que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial. Madrid, Martínez Roca, 2004.

CARDONA, Pere y VILLATORO, Manuel P., Lo que nunca te han contado del Día D, Barcelona, Principal Historia, 2019 (ensayo).

BENEYTO, José María, El espía que engañó a Hitler, Madrid, Espasa, 2017 (novela). – CORA, José de, El estornudo de la mariposa. Los Garbo contra Hitler, Barcelona, Edhasa, 2016 (novela).

DE NIN, Lluis Juste, Garbo. El espía catalán que engañó a Hitler, Barcelona, Trilita, 2017 (novela gráfica).

GARBO, el espía que engañó a Hitler

Navegación de la entrada