exposicion-universal-paris-1889

Para la alta burguesía catalana, todo acababa y empezaba en París.

Nos vamos de vacaciones a París con Santiago Rusiñol y Ramón Casas.

SANTIAGO RUSIÑOL

Santiago Rusiñol y Prats. (1861-1931) Artista polifacético; escritor, coleccionista, periodista y dramaturgo. Con los años será considerado el ideólogo y principal representante del movimiento modernitas catalán. Era hijo de una familia de indianos de Manlleu con domicilio en la calle Princesa de Barcelona.

Se había casado con Lluisa Denís, dramaturga y pintora de padre francés (el 19 de Junio de 1886), en la parroquia de Santa Anna a los 25 años y había sido padre de una niña, pero espíritu bohemio y aventurero le impedía disfrutar de su matrimonio y de la paternidad.

Santiago Rusiñol.

La fábrica familiar no le interesaba para nada… para desesperación de su abuelo, que se había ocupado de sus nietos al morir su hijo.  Tan pronto como murió el abuelo. Santiago puso a uno de sus dos hermanos como gerente de la fábrica se despidió de su esposa e hija por una temporada para vivir la aventura parisina como hizo en su viaje de bodas, pero sin esposa.

RAMÓN CASAS

La familia Casas también eran fabricantes textiles. El padre de Ramón Casas había hecho fortuna en Cuba (Matanzas) y, al contrario que Rusiñol, la familia no le puso ningún obstáculo para dedicarse a la pintura.

Familia Casas.

Con 17 años ya había participado en una exposición en París donde solía pasar los otoños y los inviernos.

Con ésta obra Casas se presentó en París.

Diseñador gráfico, escritor, cartelista y pintor de la élite de Barcelona, Madrid y París. Con los años será considerado el renovador de la pintura catalana.

Casas y Rusiñol solían pintar juntos y desde el año pasado (1888) los dos habían expuesto juntos en la Sala Pares.

Éste verano (1889) los dos amigos han disfrutado de un viaje en carro por Cataluña mientras que en París la exposición Volpini (Café des Arts) organizada por Paul Gauguin presentaba lo último de los pintores impresionistas.

No querían perderse ahora la Exposición Universal de París antes de que cerrase sus puertas. Santiago había presentado una obra para el Salón de París (Casas vestido de ciclista) y otra  la sección de Bellas Artes de la Exposición Universal parisina (Paissage de mon pays).

A finales de noviembre de 1889 partieron hacia la capital francesa desde la antigua Estación de Francia.  Sus amigos Ramón Canudas, Pere Coll, Isidre Nonell, Josep Maria Sert y Miquel Utrillo estaban en París y los esperaban con los brazos abiertos.

MONTMARTRE

Desde 1622 la colina de Montmartre estaba ocupada por molinos entre trigales y viñas.. Uno de ellos era el Moulin de la Galette que en 1889 ya era un baile con merendero y apartamentos de alquiler donde solían alojarse la mayoría de pintores catalanes que llegaban a París.

Era el típico establecimiento bohemio en el que los artistas se emborrachaban, bailaban y buscaban compañía para pasar la noche.

EL SACRE COEUR

Montmartre atraía a la bohemia parisina por sus alquileres baratos y su animada vida nocturna. Sobre la colina se perfilaba ya la silueta del templo del Sacre Coeur.

Aún faltaba cerrar su bóveda y levantar el campanario y las cúpulas para acabarlo pero la cripta ya estaba abierta al culto desde 1880. !Las vistas sobre París eran magníficas!.

LLEGADA A PARÍS

Utrillo que había llegado de Barcelona hacía poco, había alquilado para el grupo de amigos una casa taller,por seis meses, en la calle Lepic, cerca del Moulin de la Galette aunque Ramón Casas prefirió el Hotel Bade  para cambiarse después al Hotel Bruxelles de la rue Clichy, los dos tocando a Montmartre.

Hotel Bade, Paris 1890

En París hacía un frio glaciar. Los dos amigos venían a la capital del mundo con la intención de pintar por las mañanas.. y por las tardes, asistir a las sesiones de la Academia La Palette del boulevard Clichy… y dedicar las noches a beber y cantar en las tabernas y cabarets.

MIGUEL UTRILLO

Utrillo era barcelonés aunque vivía en París desde 1880 con su familia, ya que su padre, un abogado liberal, tuvo que exiliarse por motivos políticos. Miquel había sacado la carrera de ingeniería agrícola pero no ejercía.

Miguel Utrillo pintado por Casas.

Su amante, por éstos días era  Suzanne Valadon, pintora y madre soltera de un hijo (probablemente de él).

Había sido una buena trapecista pero tras un accidente en la pista, se puso a hacer de modelo y algo más… de pintores como Degás, Renoir y Lautrec. Al final Utrillo, después de seis años reconocerá como própio a Maurice, nacido en 1883. Al poco tiempo Suzanne caerá en brazos del Erik Satie, un músico sin un duro.

En París, Utrillo estaba pluriempleado, acababa de dejar su profesión para iniciarse en el teatro de sombras chinescas y otro de sus  más recientes trabajos era  enviar sus crónicas « Desde París » a La Vanguardia . Él mediará con el periódico para que Rusiñol trabaje como adjunto de redacción para publicar sus crónicas «Desde el Molino» con dibujos de Casas. En ellas describíra el ambiente bohemio de las tabernas, las salas de baile y los ambientes de los cabarets.

LA EXPOSICION UNIVERSAL DE PARIS

Tras su llegada, Rusiñol, Casas y sus amigos fueron directamente a visitar la Exposición.

Se conmemoraba el centenario de la Revolución Francesa y la Exposición Universal de éste año (1889) era una magnífica galería del progreso. La Exposición estaba en el eje plaza del Trocadero-Campo de Marte y en la Explanada de Los Inválidos.

La electricidad era la protagonista de la Exposición y Thomas Edison, inventor de la bombilla y el fonógrafo, el  invitado de honor.

PABELLÓN DE BELLAS ARTES

Nada más entrar en el recinto, lo primero que hicieron fue visitar la sección de Bellas Artes donde Rusiñol y Casas presentaban obra.  Coincidieron en la visita con Joaquín Sorolla y su esposa Clotilde con los que siguieron visitando las instalaciones de la feria.

Pabellón de Bellas Artes de la Expo.

En apuntaron a la visita el pintor Andreu Solà i VidalRamon Canudas y Pere Coll i Rafaflutis, secretario del multimillonario banquero catalán Iu Bosch, que había empezado como corredor de bolsa En Barcelona .

Después quedaron con Pompeu Gener, amigo de Casas desde la infancia.

ASCENSIÓN EN GLOBO CON LA BERNHARDT

Gener residía en París . Era publicista , dramaturgo, estudiante de medicina pero, sobre todo, bon vivant y amante de la fiesta y las charlas con los amigos entre los que se encontraban Víctor Hugo, Renan o  Sara Bernhardt.

Precisamente con ésta y un grupo de locos bohemios iba a subir ese día en un  globo aerostático pilotado por Nadar, el gran fotógrafo.  En las alturas bebieron champán y de poco fue que la Bernhardt y una amiga no cayeron al vacío tras sentarse al borde de la cesta del globo. Los amigos catalanes los miraban desde abajo haciendo aspavientos…

LA TOUR EIFFEL

Después fueron todos hacia la recién acabada Tour Eiffel (1887-1889), la más alta del mundo, diseñada por Maurice Koechlin y Émile Nouguier, y construida por Gustave Eiffel.

El público se agolpaba para subir a ver las vistas desde lo alto de la torre como lo habían hecho el Príncipe de Gales (futuro rey Eduardo VII), Jorge I de Grecia, el Shah de Persia o Buffalo Bill que estaba presentando su espectáculo “Wild West “en la ciudad.

La Torre se iluminaba todas las noches con cientos de lámparas de gas protegidas por globos opalinos. Dos proyectores móviles instalados en la cima enviaban haces de luz azul, blanca y roja sobre el cielo de París

El monumento contaba con tiendas de souvenirs, de fotografía, alquiler de binoculares, refrescos y cuatro restaurantes: uno ruso un bar anglo-americano , uno francés y otro flamenco.

En la segunda planta, «Le Figaro» había montado una imprenta y todos los días imprimía “in situ” una edición especial de la jornada.

En la cima de la torre, Gustave Eiffel se reservó una oficina para recibir a invitados como Thomas Edison que le regaló su famoso «fonógrafo clase M tipo espectáculos».

LOS COCHES DE LA GALERÍA DE MÁQUINAS

La enorme Galería de Máquinas fue uno de los mayores atractivos de la Exposición. Se presentaba el  primer automóvil al gran público. Ramón Casas y sus amigos quedaron fascinados, tanto que  en 1901 Casas se decidirá por comprar  un Dion, uno de los primeros vehículos que vió Barcelona y en 1906 será uno de los fundadores junto con Utrillo, Pere Romeu, José Maria Rusiñol, Lluís Baixeras, Francisco Truco y otros del futuro RACC.

Ramón Casas conduciendo su «Dion».

ATRACCIONES DE LA EXPOSICIÓN

Sin embargo, la que más estupor produjo fue “Un pueblo Negro” (village nègre), donde fueron mostradas 400 personas indígenas… y las cuatro plazas de toros construidas para la ocasión. La más concurrida ese día era la del Bois de Boulogne que, a pesar de que las entradas estaban por las nubes, estaba a rebosar de público curioso.

LA VITRINA DE GAUDI QUE ENCANDIÓ A GÜELL

La guantería barcelonesa Esteban Comella tenía un stand en la feria. Gaudí había diseñado (1878) una vitrina expositora que cautivó al empresario Eusebi Güell, de visita en la capital francesa.

Quedó tan impresionado que a su vuelta a Barcelona quiso conocer a Gaudí empezando una larga amistad y colaboración profesional entre Gaudí y Guell, que se convertirá en su mecenas.

Trabajadores del taller que servía a Comella. En blanco y negro un joven Antoni Gaudi.

EL MOULIN ROUGE

El día antes de la inauguración de la expo había abierto en el barrio de Pigalle, junto a Montmartre,  el cabaret Le Moulin Rouge (6/10/1889). Fue el primer establecimiento de espectáculos que instaló luz eléctrica.

Moulin Rouge 1900.

Era una sala de baile, un music-hall y brasserie. El propietario era uno de los principales personajes del París de la Belle Époque. Josep Oller hijo de un próspero empresario textil de Terrassa que llegó a París a los tres años.  

JOSEP OLLER

Oller creará todo un imperio en la industria del ocio parisina: la Grande Piscine Rochechuart (1885), una gran instalación con piscina cubierta, el Nouveau Cirque (1886), las Montañas Rusas (en 1887), el Jardin de Paris, el teatro Olympia (1893) ,el Théatre des Nouveautés (1889) y, por supuesto, el Moulin Rouge (1889). Además había ideado el sistema de apuestas mutuas de las carreras de caballos que sigue vigente hoy en día.

Josep Oller.

En el Nouveau Cirque de Josep Oller (1886) actuó el payaso“Chocolat”, nacido esclavo en Cuba que tras ser vendido por 18 onzas de oro a un vizcaíno, fue descubierto en los muelles de Bilbao por el famoso payaso inglés Tony Grice quién le contrató para llevarlo consigo a París donde se hizo famoso como partenaire de Footit.

Oller no era amigo de intimar con bohemios, aunque fuesen catalanes, prefería codearse con gente de su clase, como Pau Gil, banquero que, tras morir soltero, dejó en su testamento que con su fortuna se construyera el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Footit y Chocolat.

El Moulin Rouge moría de éxito, en parte gracias a su estudiada campaña publicitaria. Para los carteles publicitarios contrataron al más afamado cartelista de París, Jules Chéret.

Impactará mucho un inmenso elefante de escayola situado a un lado del jardín, rescatado tras la Exposición Universal.

Estaba hueco y mediante una escalera de caracol se podía acceder al interior para disfrutar en un fumadero de opio de un espectáculo de odaliscas bailando la danza del vientre sólo para caballeros.

PERSONAJES DEL MOULIN ROUGE

Por el escenario del Moulin Rouge pasarán cómicos como Joseph Pujol, conocido como Pétomane, un catalán que era capaz de “tocar” La Marsellesa a base de pedos… o  la gran payasa Cha-U-Kao

Desde su apertura, el Moulin Rouge fue el cabaré preferido de Toulouse-Lautrec (1964-1900).

TOULOUSE LAUTREC

Lautrec pertenecía a una familia aristocrática, Como consecuencia de la consanguineidad de sus padres y un accidente, padeció una enfermedad que afectaba al desarrollo de los huesos que lo dejó prácticamente enano.

En 1885 abrió un taller en Montmartre donde conoció a toda una generación de artistas:  Oscar Wilde, Vincent van Gogh, Pierre Bonnard , Paul Gauguin.…en esa época se dieron a conocer en París Sorolla , los hermanos  Canals y Zuloaga que acababa de llegar a la ciudad (1889).

Lautrec inmortalizó al Moulin Rouge con numerosos carteles en los que figuraban las grandes estrellas del cabaret y del cancán como Jane Avril, Grille d’Egout, Nini Patte en l’Air, o la nueva estrella del cabaret Yvette Guilbert.

Eran mujeres muy liberadas teniendo en cuenta que entonces una mujer no solía salir sola a la calle.

LA GOULUE

La más popular de entre las bailarinas de can can era “La Goulue”, la glotona. Era una experta en los bailes del Chahun y el Can-can. Tenía muy mal genio y muchos amantes: el príncipe egipcio Chérif Amourad Yazi,  el príncipe de Gales (más tarde Eduardo VII) o el gran duque ruso Alexis .. pero su verdadera pareja era su compañera de baile la Môme Fromage, que no paraba de controlarla.

La «Goulue»

Su compañero de baile era Valentin le Dessosé y Lautrec uno de sus más íntimos amigos. Al final de su vida acabó arruinada viviendo en un remolque en Montmartre vendiendo cigarrillos a los clientes del Moulin Rouge.

LE CHAT NOIR

Una taberna auténticamente bohemia era Le Chat Noir (1881-1900) de Rodolphe Salís, donde Pere Romeu, del grupo de los catalanes,  había estado  trabajando (1885)  como camarero, animador y ayudante de sus espectáculos de sombras chinescas con Carand d´Ache, Henry Rivière y Maurice Donnay.

Paul Verlaine o Charles Gros, iban a menudo a Le Chat Noir para escuchar a Erik Satie y Claude Debussy tocando el piano. Los dos compositores se habían conocido trabajando en el Auberge du Clou (abierto en 1883),

En su sótano se había montado un teatro de sombras, con Miquel Utrillo como técnico y música de Erik Satie. Pere Romeu también ayudaba En la creación de sus espectáculos.

ARISTIDE BRUANT Y SU MIRLITON

Le Mirliton era otro de los locales indispensables para escuchar a su patrón, Aristide Bruant  ataviado con su chaqueta negra, botas altas y una larga bufanda roja. Había alcanzado la popularidad como chansonier En Le Chat Noir.

Mientras Bruant cantaba provocando e incluso insultando al público,  Toulouse-Lautrec tomaba apuntes para crear los carteles de propaganda que le harían famoso a él y al local.

LE LAPIN AGILE

El grupo de artistas catalanes frecuentaban el Lapin Agile, una taberna regentada por una ex bailarina de can can y modelo. Ya mayor, la Mére Adele atendía la clientela del Lapin Agile y hacía unos excelentes guisos a muy buen precio. Poco después tomará el relevo el Pere Frede, pintoresco personaje siempre rodeado de animales, de su guitarra y su violoncello.

Le Lapin Agile.

 Roland Dorgelès se conpinchará con Frede para inventar la identidad de un pintor futurista llamado, Boronali (1910)… en realidad los cuadros los pintaba su burro Lolo con su rabo al que habían sujetado un pincel…

Jules Jouy era un chansonier asíduo a la taberna , antiguo miembro del grupo de los Hydropathes y muy amigo del grupo de los catalanes. Con el se quedaron hasta la madrugada cantando y bebiendo mientras  Santiago Rusiñol, apodado en el Paralelo ”El niño de la Rambla” cantaba fandangos  y Ramón Casas le enseñaba a bailar flamenco.

FIN DE LA EXPOSICIÓN

La magnífica Exposición Universal de París acabó el 12 de noviembre. La habían disfrutado más de 32 millones de visitantes. A la semana, en el Campo de Marte no quedaba prácticamente ninguna instalación. Se pretendía crear una gran zona verde para esparcimiento de los parisinos. 

LA PANDEMIA DE GRIPE

La gripe influenza se extendía por toda Europa hacía meses. En las últimas semanas, una cuarta parte de la población de París estaba siendo en mayor o menor medida.. Cada semana morían más de 2000 personas de los 3300.000 habitantes de la ciudad.

Sin embargo la feria de año nuevo  y los grandes espectáculos seguían con sus ajenos a la epidemia…

En la segunda semana de 1890 los casos empezaron a remitir. Muchos parisinos, sin ahorros ni trabajo, tuvieron que recurrir a la caridad durante un tiempo.

En Barcelona también había una triple epidemia de tifus, cólera y gripe como bien pudo comprobar Buffalo Bill al llevar su espectáculo a la ciudad condal (ver video).

Al final el grupo de catalanes también cogió la gripe y tuvieron que guardar cama. Ramón Canudas no acabará de recuperarse y morirá en Sitges en 1892 a causa de la tuberculosis. Ramón Casas, muy debilitado, volvió a Barcelona.

Siete años después (1897) el grupo modernista volverá a aglutinarse entorno a un anhelado proyecto: recrear el ambiente de Le Chat Noir en Barcelona : la taberna Els Quatre Gats, dirigido por Pere Romeu.


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE PARIS 1889

Navegación de la entrada