fructuioso-gelabert

PIONERO DEL CINE EN TRES DIMENSIONES Y PADRE DE LA CINEMATOGRAFÍA ESPAÑOLA

FRUCTUOS GELABERT està considerado como el padre de la cinematografía española, fue uno de aquellos pioneros que evolucionaron la narrativa cinematográfica. Incluso inventó un sistema para grabar películas en tres dimensiones…Y todo ello lo empezó en el barrio de Sants.

SU INFANCIA

Nació En la calle Libertad de la villa de Gràcia en 1874, cuando ésta era aún un municipio independiente de Barcelona.

La familia se trasladó a la cercana villa de Sants (1890). Allí su padre ejercía de ebanista en su taller “El Tramvia”, en la Carretera de Sants, 77…

carretera de Sants, 1900

su padre cuidaba de Fructuos y de su hermana Pepeta, ya que  la madre, impedida por un trauma psicológico a causa de un accidente no podía atenderlos. Al poco tiempo murieron la madre y la hija…

antiguo cementerio de Sants a finales del siglo XIX

Siendo adolescente empezó a ayudar en  a su padre en el taller, pese a que su afición le le  tiraba más el dibujo, la fotografía y la mecánica, que la ebanistería. ¡Le encantaban los espectáculos de la linterna mágica!

PRIMEROS CONTACTOS CON LA FOTOGRAFÍA Y EL CINEMATÓGRAFO

En 1890, tuvo ocasión de trabar amistad, con los hermanos “Napoleón”, propietarios de la mejor tienda de fotografía instalada en la Rambla Santa Mónica de Barcelona.

hermanos Napoleón

Fructuos asistió a una de las sesiones cinematográficas (1896) que se presentaban en el establecimiento…! Era la primera vez que veía una de esas películas de las que todo el mundo hablaba!. A Fructuos se le pusieron los ojos como platos viendo! : “El jardinero regado” (1895). …! eran imágenes en movimiento!!.  Tras la proyección tuvo claro su objetivo: dedicarse a hacer películas.

Con ayuda del fotógrafo Santiago Biosca, construyó su primer tomavistas. Compró unos rollos de película a la empresa Lumière de Lyon y empezaron a grabar en el verano de 1897 sus primeras cintas experimentales.

PRIMERAS TOMAS

Las primeras tomas que filmo eran estampas del día a día de una Barcelona que estaba creciendo a pasos agigantados. Con las primeras pesetas que gano como cineasta con peliculitas de 20 m: “Salida de los trabajadores de la España Industrial” y “Salida del público de la Iglesia Parroquial de Santa María de Sants”. Las proyectó previo pago de 30 céntimos en un entoldado que montó aprovechando la Fiesta Mayor de Sants.  ¡En 6 días hizo 300 duros !

plaza del ángel con el segundo establecimiento de los hermanos Napoleón.

Rodó detrás del Casino de Sants, junto con Santiago Biosca, el considerado primer film español con un intento de argumento, “Riña en un café” (1897). Tuvo tanta repercusión, que se aventuró a abrir su propio cine en un salón del Hotel Martín, en la hoy Rambla del Centre… en unos meses cerró por falta de clientes…

PRIMER ÉXITO INTERNACIONAL

Gelabert joven

Grabó un documental (1898) sobre la visita del rey Alfonso XIII…! La todopoderosa empresa Pathé la compró para exhibirla por todo el mundo. Fue la primera película española que se vendió en el extranjero.

Su cámara vio así el puerto de Barcelona en 1902 (video) o la llegada del tren a una estación, registró también las fiestas del verano, las fiestas patronales o las competiciones deportivas en el parque de la Ciudadela

Fue uno de los primeros cineastas precursores del travelling. Desplazaba la cámara siguiendo a los personajes para dar dinamismo a las escenas.

LA PRIMERA PELICULA DE CIENCIA FICCIÓN ESPAÑOLA

Grabó la considerada primera película de ciencia ficción española realizada a base de maquetas: “Choque de dos trasatlánticos” (1899)

En 1901 obtuvo un gran éxito con la adaptación del cuento “La Dorotea” (1901) que el mimo Frégoli estaba representando en la ciudad. Sus actores fueron los Onofri, una popular familia circense que a principios de siglo triunfaba en el Paralelo.

GELABERT INVENTOR

Fructuos Gelabert estaba obsesionado por mejorar los sistemas de proyección. Inventó una lámpara “oxiaeroacetilénica” (1901) que explotó, e hizo saltar a su hermana por los aires. La explosión se oyó en todo Sants…al final todo se quedó en un susto …

EL PRIMER ESTUDIO DE RODAJE EN ESPAÑA

El propietario del cine de la plaza Buensuceso de Barcelona, Josep Maria Bosch le citó en su empresa Diorama. Enseguida entró a trabajar como director técnico (1902) de la firma. Hizo muchos cambios: instalando un taller, un laboratorio y levantando el que sería el primer estudio de rodaje de España.

Plaza Buensuceso. 1900

Todo le iba sobre ruedas, era un buen momento para casarse (1903) con su prometida, Teresa Bonvehí. Lo boda se celebró en la iglesia parroquial de Sants. Tendrian cuatro hijos.

En Diorama grabo una comedia de 15 minutos,”Los guapos de la Vaquería del Parque” (1902), que se vio en medio mundo.

Para distribuir sus películas por toda Cataluña en régimen de alquiler, Diorama compró el primer coche Hispano-Suiza.

Visitaban muchos pueblos, pero no todos disponían de luz eléctrica tan necesaria para proyectar las películas.

Para generarla, Gelabert, ingenió una dinamo conectada a los ejes de las ruedas. Hasta llegaron unos señores americanos para convencer a Fructuoso para ir a trabajar los Estados Unidos.

FILMS BARCELONA

Gracias a la Gelabert el Diorama dió un paso de gigante al convertirse en una de productoras más potentes : Films Barcelona (1906). Él fue su director técnico.

Tuvieron mucho éxito sus adaptaciones de las novelas de Angel Guimerà: “Terra Baixa» (1907) y “Maria Rosa” (1908)..

Sus estudios de grabación estaban en una finca de Horta de Martí Codolar, ex alcalde de Barcelona. El rodaje se realizó en un invernadero modificado.

Estudios Marti-Codolar

Se rodaron “La Dolores” (1908), un drama rural de Josep Feliu i Codina, “Guardia burlado” (1908) o “Los calzoncillos de Toni (1908), “El Nocturno de Chopin” y  “Guzmán el Bueno” interpretadas por Margarita Xirgu está última está considerada como su obra maestra. Era la primera vez que en España se construían unos decorados que iban más allá de un simple telón y algunos muebles.

Por esos años (1909) se estaba implantando el formato de film estándar de 35 mm con 4 perforaciones por fotograma y 16 fotogramas por segundo y el sistema de alquiler de películas para los cines.

En Barcelona estaban las productoras más importantes:  “Chomón y Fuster”, “Films Barcelona”, “Hispano Films”, “Iris Films” y las sucursales de la Pathé y la Gaumont de las que Gelabert era colaborador.

Gelabert

Cuando los estudios de Horta se le quedaron pequeños, (1914-1924) abrió junto con Francesc Bech, Boreal Films, que hacía las veces de productora, estudios de grabación y laboratorios. Estaba en la calle de Sants, 106, hoy calle Fructuos Gelabert. Los vecinos conocían como “la casa del vidre” por sus amplias cristaleras. Aquí sólo rodó dos películas: “El doctor Rojo” y “El sino manda”.

Su objetivo era crear una industria cinematográfica potente y exportar sus películas. La firma americana les encargó “Lucha por la herencia” (1913) y “Ana Cadova” (1914) para distribuirlas en Estados Unidos. Pero tras el estallido de la guerra el negocio cayó en picado.

Mientras Gelabert seguía construyendo nuevos aparatos y grabando documentales mudos. Barcelona estaba a punto de inaugurar su Exposición Internacional y con ella estaban a punto de llegar las primeras películas sonoras extranjeras.

LLEGADA DEL CINE SONORO

Gelabert estaba empeñado en establecer una industria competitiva en Cataluña. Quería hacer de Bellaterra el Hollywood de Cataluña. En los años ´30 montó unos nuevos estudios en la casa Bella Vista número 10 de la hoy Avinguda del Film. Necesitaba un inversor para seguir con el negocio… pero no tenía ni un duro. Para colmo de los males…murió uno de sus hijos….

passatge Fructuos Gelabert

A sus 54 años volvió puntualmente a la dirección de un largometraje con “La Puntaire” (1928). A falta de sonido, unos actores escondidos reproducían los diálogos en directo.

Gelabert rodando una película

Fructuos Gelabert siguió manteniendo precariamente a la familia construyendo y mejorando cámaras de rodaje. Por un breve tiempo se quedó ciego, esto le hizo perder todas las ilusiones…

Pero recuperó la vista, absolutamente necesaria para seguir con el nuevo invento que tenía entre manos. Quería patentar una máquina de proyección sincronizada con un gramófono, para que reproducir imagen y sonido. … pero no encontró financiación para su distribución y el artefacto quedó olvidado en su taller.

ÚLTIMOS AÑOS

Cuando ya nada esperaba de la vida, el Ayuntamiento quiso hacerle un homenaje… pero el estallido de la Guerra Civil sacó el evento de la agenda…

Pasó la contienda recuperando su afición a la pintura en casa de unos amigos, En Castelldefels.

Malgastó sus últimas ilusiones en buscar financiación para proseguir sus experimentos con el cine en relieve.

Era un viudo octogenario diabético cuando en el Ayuntamiento (1952) le hizo, por fín, un pequeño homenaje En el cine Alexadra promovido por Joan Francesc de Lasa.

Se le gratificó con una pequeña cantidad de dinero para que pudiese ir tirando una temporada… pero él prefirió invertirlo en el que será su último proyecto: grabar una nueva versión de Riña en el Café con algunos familiares.

Fue su primera y última película de ficción de su vida. Murió el 28 de febrero de 1955, 16 días después que Tórtola Valencia… cuando el mundo vibraba con estrenos como “Marcelino Pan y Vino”, “Historias de la Radio” o “Al Este del Eden”.

Hoy en día podemos ver parte del legado de Fructuós Gelabert en el almacén del Museo de la Ciencia y Técnica de Catalunya, en Terrassa.

En nuevos capítulos os descubriremos las historias de otros de los pioneros imprescindibles que hicieron su carrera en Barcelona como Ricard y Ramón de Baños, Albert Marro, Joan M. Codina i Segundo de Chomón.

FIN

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!! INSTAGRAM FACEBOOK

FRUCTUOS GELABERT

Navegación de la entrada