cuando-las-mujeres-dijeron-basta

El año de 1918, una fuerte subida del carbón, hizo que unas 30.000 mujeres de Barcelona, emprendieran una particular revolución durante dos semanas.

Durante la Primera Guerra Mundial, España se había mantenido neutral. El trabajo no faltaba, pero la pujanza no se veía reflejada en los salarios de los obreros que seguían tan bajos como antes de la guerra que estaba a punto de concluir.

España era el granero de Europa. Aprovechando que el precio del trigo estaba en alza, gran parte de la producción se dedicaba a la exportación, desabasteciendo con ello, al mercado interior.

BARCELONA 1918

Los alquileres de Barcelona también estaban por las nubes. Subieron un 20% debido a la fuerte demanda producida por la llegada de miles de trabajadores forasteros. Muchos de ellos no tuvieron otra opción que construirse una chabola en algún barrio de barracas.

12 enero 1918 La Vanguardia

Para controlar la subida de precios, La “comisión de subsistencias” marcó unos precios máximos en los productos básicos como el pan, que se había subido un 80% el aceite, las patatas, un 50%, el bacalao y, sobre todo el carbón, necesario para guisar y calentarse en éste gélido enero de 1918…

Pero los comerciantes prefirieron guardar sus stocks o cerrar las tiendas en espera de una subida de los precios para no venderlos más baratos de lo que les había costado. Una docena de huevos llegó a costar 3 pesetas, el sueldo de tres días de trabajo. El coste de la cesta de la compra era la “comidilla de la calle”.

AMALIA ALEGRE, UNA VECINA ANARQUISTA INDIGNADA

A Amalia Alegre, una vecina del Distrito Quinto, militante del Partido Radical de Alejandro Lerroux (que acababa de ganar las elecciones al Ayuntamiento,

artículo de La Vanguardia, 1918

El 10 de enero, se ocurrió colgar una octavilla junto a un centro anarquista de la calle del Olmo, , convocando a las mujeres a concentrarse para exigir una bajada del precio del carbón.

Gracias a que estaba acostumbrada a reuniones políticas, se atrevió acudir al periódico El Diluvio para exponer su caso…. Enseguida salió la noticia en “La Vanguardia” y en “la Solidaridad Obrera”(en la calle Mercaders, su director era Ángel Pestaña)

Unas 500 manifestantes pasaron por las calles Arco del Teatro y Conde del Asalto para salir a la Rambla camino del Gobierno civil, para manifestar sus quejas ante Ramón Auñón, ex ministro de Marina y Diputado…

PRENDE LA REVOLUCIÓN

Para organizarse, en los primeros días, crearon una comisión de representantes llamada “Amalia Alegre”. Estaban dispuestas a todo y no iban parar hasta ver en el mercado que los precios volviesen a ser razonables.

fotografía de una de las manifestaciones.

Allá por donde pasaban obligaban a los dueños de los establecimientos a cerrar sus puertas. Se asaltaron algunas carnicerías, hornos y carboneras…Pararon ante las puertas de los almacenes El Siglo  para exigir al director del negocio que cerrase sus puertas. Ante la negativa de éste, empezaron a romper los escaparates del establecimiento… al final no tuvo más remedio que cerrar.

De la misma manera hicieron en cabarets como el Eden Concert y el Alcázar Español. Pasaron por el Paralelo exhortando a las empleadas que se sumasen a la protesta ¡Abajo los acaparadores!,¡Tenemos hambre! Queremos las subsistencias baratas!”. Basta ya de ladrones!, Fuera los acaparadores, mujeres a la calle a defenderos del hambre! Hay que poner remedio al mal!.

Se detuvieron tranvías y dejaron de acudir a sus puestos de trabajo en las fábricas para sumarse a las reivindicaciones.

UNA REVUELTA, FUERA DE CONTROL

Las manifestaciones fueron «in crecendo». Fueron recorriendo los barrios obreros de Sants, Gracia y San Andrés (14/1). Muchos obreros secundaron la revuelta (martes) no acudiendo a sus puestos de trabajo. Cerraron unas 300 empresas, y casi todas las fábricas de la Sagrera, Sant Martín, San Andrés y Pueblonuevo.

En el edificio de Gobernación, eran tantas las manifestantes que querían acceder al interior, que rompieron la escalera del edificio…

A los pocos días de empezar la revuelta empezaron las discusiones entorno a quién y cómo debían llevarse las negociaciones. e escindieron en dos bandos: el de Amalia Alegre, apoyado en el Partido Radical de Alejandro Lerroux, contrario a la violencia…

Almacenes «El Siglo»

… y otro liderado por libertarias de la CNT y apoyado por el periódico anarquista Solidaridad Obrera, “la Soli”, que no descartaba el uso de la violencia para conseguir que los precios volviesen al nivel de antes de la guerra.

Amalia Alegre eshortando a las mujeres

UNA PROTESTA EXCLUSIVAMENTE FEMENINA

A la protesta quisieron sumarse los sindicatos pero fueron rechazados por las huelguistas alegando que ésta era una manifestacion únicamente de mujeres.

Debían pensar que si se metía el sindicato… acabaría él controlando las protestas.

Se sucedieron los mítines a los que sólo podían asistir mujeres o periodistas acreditados. Uno junto al globo cautivo del Salón de San Juan, otro en el cine Montaña se decidió continuar con la huelga porque las cosas no habían cambiado.

la manifestación frente a Santa María del Mar

Unas 4000 mujeres llenaron las gradas de la Monumental donde se anunció el desahucio de una vecina de San Andrés, Lola Ferré. Al día siguiente ante su domicilio se congregaron muchas mujeres para impedirlo.

Esta revolución femenina no sucedió sólo en Barcelona. Hechos muy similares ocurrieron en La Coruña, Valencia, Alicante y Málaga donde se la llamó “la revuelta de las faeneras”.

manifestación en Valencia

El presidente del gobierno Manuel García Prieto destituyó al gobernador civil (23/1) nombrando a un gobernador interino. Al día siguiente unas 5000 mujeres acudieron a la Font del Gat para escuchar un mitin …que acabó disuelto por la guardia civil.

Con lo acordado En el mitin fueron otra vez ante el Gobernador Civil. Al día siguiente (viernes) ya eran 20000 las trabajadoras en huelga.

ESTADO DE GUERRA

 El sábado el gobernador fue cesado y puesto en su lugar al anti sindicalista Carlos González Rothwos, . (1903-1905) y (1918-1919) que decretó el estado de guerra (26 enero). La policía en empezó a detener manifestantes y las tropas salieron de sus cuarteles para instalar ametralladoras en los puntos calientes y controlar que los mercados y tiendas abriesen sin sobresaltos.

ametralladoras en las Escuelas Pías.

Como respuesta a las protestas, se prohibió la exportación de los alimentos básicos, cuyos precios se bajaron un 30% ,un 20% el de los pisos en alquiler y se readmitieron unos 6.000 trabajadores del transporte público que habían sido despedidos.

EL MOVIMIENTO FEMINISTA

Las mujeres volvieron a las fábricas y a los centros de trabajo.  Ese mismo año, El 20 de octubre un grupo de mujeres decidieron crear la que se convertiría en la organización sufragista y feminista más importante de España, la Asociación Nacional de Mujeres Españolas (ANME).

Muchas de aquellas mujeres engrosaron en los años 30 el movimiento “Mujeres Libres” para luchar por los ideales como hicieron sus antecesoras durante la revuelta de los Quintos en 1909 o como sucederá en 1942 cuando un grupo de mujeres organizará y ganará la primera huelga del Estado en Mataró.

En otro vídeo trataremos otro acontecimiento trascendental que ocurrió ese 1918: “La gripe española”.

FIN

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK

AGRADECIMIENTOS / FUENTES CONSULTADAS

Alvaro, Toni, La Revuelta de las Mujeres. Barcelona 1918, Barcelona, Col·lecció Històries del Raval, Barcelona, 2018.

https://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura—ocio/8m-luchafeminista-huelga-mujeres-barcelona-1918/20200302193556171663.html

http://lavaix2003.blogspot.com/2015/12/la-revuelta-de-las-mujeres-barcelona.html

https://www.eltemps.cat/article/3366/la-revolta-de-les-dones-barcelona-1918

https://intersindicalaragon.org/2017/02/14/la-revuelta-de-las-mujeres-barcelona-enero-de-1918/

FOTOGRAFIAS: Lester Folden, José March Fierro, Vicente Tolosa. Arxiu Històric Sant Pau

EL AÑO QUE LAS MUJERES DIJERON BASTA, 1918

Navegación de la entrada