bar-canaletas-ramblas

EL KIOSCO y EL BAR CANALETAS

Antoni Rovira i Trias (1816-1889), Fue arquitecto municipal de Barcelona y el ganador del concurso para la urbanización del Eixample aunque Ildefons Cerdà se llevase el gato al agua. También fue concejal, diputado y el creador del cuerpo de bomberos de la ciudad.

Como director de Edificaciones y Ornamentación del Ayuntamiento fue el impulsor de la renovación del mobiliario urbano de Barcelona aunando estética y funcionalidad. Sus diseños se impusieron las calles de la ciudad y también en Las Ramblas.

EL KIOSCO DE CANALETAS

En 1878, en la parte alta de las Ramblas se instaló una especie de barraca de refrescos propiedad del Ayuntamiento donde camareros con delantal blanco servían “soda de Pons”, era explotada por Félix Pons tras dejar su quiosco en el Pla de la Boquería que regentaba desde 1860.

Llegó a pagar 13.000 pesetas anuales por un contrato de 5 años renovable!!

A pesar de ser de madera, desde el primer momento gozó de un gran éxito, en parte, por el excelente lugar escogido para su instalación.

En 1890 el quiosco de madera fue sustituido por otro diseñado por Pere Falqués, sucesor en el cargo de Rovira i Trias quien había instalado un año antes, junto al kiosco, la Fuente de Canaletas.

Primitivo quiosco de Canaletas.
Esteve Sala.

Esteve Sala Cañadell, vió claro el negocio y en 1901 ganó la nueva licitación ofrecida por el Ayuntamiento para seguir explotando el quiosco.

En 1908, con la ayuda económica de su tío lo transformó con un nuevo diseño que encargó al arquitecto Josep Goday.

Unos años después lo renovó nuevamente: El artista Miguel Utrillo le dio un toque modernista.

Todo el mundo se paraba para tomar un refresco en el nuevo y distinguido bar de las Ramblas.

LA PRIMERA CAFETERA EXPRESS

Introdujo unos sodas americanos que se servían con sifon y, pero lo que más fama le dió fue la primera cafetera express que se vió en Barcelona. La había comprado en Turín a la empresa Cinzano y funcionaba a vapor.

Se le ocurrió incorporar a la salida de vapor un silbato y, cuando el café estaba hecho, todas las Ramblas sabían que en el Canaletas tenían el café preparado. Se servían unos 1000 cafés al día.

Interior del quiosco de Canaletas.

El Ayuntamiento, viendo el éxito del negocio y la oportunidad de recaudar más dinero para sus arcas, subastó de nuevo la concesión y Esteve Sala perdió el kiosco.

EL BAR CANALETAS

En 1916 , justo enfrente de la fuente y del quiosco Esteve Sala abrió el Bar Canaletas donde se podían celebrar las victorias deportivas con más holgura.

Bar Canaletas
Barra del Bar Canaletas.

Esteve Sala no solo fue el propietario del Bar Canaletas, también fueron suyos el American Soda (1902), el Babiera (1929) o la Granja Orient…pero su gran éxito fue el Kiosco de las Ramblas.

la barra llamada «piscina» del Canaletas.

En 1928, teniendo al vecino bar Nuria como competencia, amplió el local comprando la tienda de fotografía de al lado y construyó la popularmente llamada “piscina”: una barra ovalada en el centro del local.

Estuvo frente a la sucursal de “El Sol” y después del periódico deportivo “La Rambla” editado desde 1930 por Josep Suñol, donde los “culés” se reunian tras asistir al campo de les Corts.

El bar era también una especie de oficina del FC Barcelona.

En su fachada, desde los tiempos del diario deportivo “El Sol”, en la fachada se exponían los resultados de los partidos en los que jugaba el Barça. Cuando ganaba el club, desde el campo de Les Corts, se avisaba a Sala para que preparase más bocadillos sabiendo que los culés irían a la Rambla a festejar el triunfo.

Esteve Sala, formaría parte de la directiva del Barcelona y con los años llegó a ser incluso presidente del equipo durante la temporada 1934-1935.

Al año siguiente el presidente fue su amigo Suñol pero ese mismo año fue asesinado por un grupo falangista en la sierra madrileña.

Suñol presidente del Barça.

En 1940 el Bar Canaletas se convirtió en un restaurante rápido donde se servían tapas, embutidos, bocadillos y pasteles.

EL TIEMPO LO BORRA TODO…

Uno de sus camareros era Miguel Boadas (que también trabajó en la Maison Doré, EL bar Moka y el Bar Nuria) se despidió para montar al lado la primera cocktelería de Barcelona.

En 1951 el alcalde Antoni Maria de Simarro hizo derribar el kiosco con la excusa de que Las Ramblas fuese un paseo diáfano, sin obstáculos en el centro.

1951 derribo del quiosco de Canaletas.

La fama del mítico “Bar Canaletas” fue apagándose…

Se vendió y nuevo propietario lo renovó conservando algunos detalles del local original: los espejos, “la piscina” y la balconada de madera del altillo .

Fue en 1982 cuando Burger King compró el local acabando con la larga historia del Bar Canaletas…

FUENTES CONSULTADAS PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS VIDEOS:

KIOSCO Y BAR CANALETAS

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *