central-electrica-calle-mata

Barcelona fue una de las ciudades pioneras en el alumbrado eléctrico público y privado. Aunque sus inicios no fueron un lecho de rosas…

A mediados del siglo XIX Barcelona estaba en plena transformación: Se había inaugurado la España Industrial (1847), El Liceo (1847), la primera línea férrea de la península , Mataró-Barcelona (1848), la Plaza Real (1850), y la Estación de Francia (1854). Estaban a punto de derribarse las murallas de la ciudad, se iba a estrenar la línea Barcelona-Granollers, y en breve iba a fundarse la Maquinista Terrestre y Marítima. Pero,a pesar de tanta modernidad… la ciudad, al caer el sol, quedaba prácticamente a oscuras, sólo las vías principales tenían faroles de aceite.

Dos empresas estaban disputándose el mercado del gas: la Compañía Lebon de capital francés y la Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas (1843) de capital catalán. Ambas se aliarán para extender la red a fábricas, teatros y cafés.

Sobre 1864 el ayuntamiento dio una concesión a Lebón por 15 años para introducir el alumbrado de gas para la vía pública y los edificios oficiales de la ciudad. La empresa aseguraba el suministro de gas a precio módico y sin necesidad de grandes instalaciones.

LA LLEGADA DE LA ELECTRICIDAD A BARCELONA

A mediados del siglo XIX algunos pioneros estaban experimentando con la electricidad. Francesc Domènech logró (1852) iluminar con una bombilla su botica de la calle Unió de Barcelona. El mismo año, en Madrid, se iluminaron provisionalmente la plaza de la Armería y el Congreso de los Diputados. Al año siguiente, también en Barcelona (1853) el francés Renaud Germain iluminaba la plaza de la Constitución, hoy Plaça Sant Jaume…

1905, sede del «Gas Lebón»

Ahora vamos a conocer los protagonistas principales de ésta historia: Francesc Dalmau Faura (1810-1886) y su hijo Tomás. Eran unos apasionados de las ciencias físicas y propietarios de los primeros establecimientos modernos de aparatos ópticos de Barcelona en la calle Ciutat, 5. (1839), calle Fernando VII (1848), Rambla del Centro, (1853).

Barcelona, plano de 1862

Necesitaban un aparato que se exhibía en la Exposición Universal de Viena (1873). A través de su empresa adquirieron su primera dinamo Gramme, el primer generador eléctrico para uso industrial (1874).

Con él, consiguieron iluminar una estancia de la Escuela de Ingenieros Industriales de Barcelona. Poco después dieron luz a dos fragatas atracadas en el puerto: la Numancia y la Victoria.

En años posteriores instalarán el primer teléfono en la España peninsular (1877) y darán a conocer por primera vez un aparato que cantaba! (1878) Era un gramófono Bell.

Los Dalmau fueron los primeros en emplear la electricidad para usos industriales en España. Sus primeros clientes fueron empresas: la fábrica Chocolates Juncosa de Gràcia (1874),la fábrica textil Hermanos Batlló de Les Corts (1874)… la Maquinista Terrestre y Marítima (1875) y la fábrica de chocolates Jaime Boix (1880).

Acabaron comprando la patente de la máquina Gramme (1880) para explotarla en España por cinco años con la intención de producir material eléctrico y dar electricidad en todo el país. Para ello solicitaron el permiso oportuno al Ayuntamiento de Barcelona (1879) pero les fue denegado entre otras razones porque el consistorio tenía firmado un contrato en exclusiva con el gas “Lebón”.

Los Dalmau se asociaron con el profesor más destacado de la Escuela de Ingenieros (1881), Narcis Xifrà Masmitjà, (1848-1934) y fundaron La Sociedad Española de Electricidad S.A.

La primera central eléctrica la instalaron en la calle Cid, 10 en 1882, en el sitio de El Vapor de la Llana, una fábrica de hilados que había sido destruida por un incendio. La Criolla, un cabaret, se abrió en ese mismo lugar casi 40 años más tarde. del cual tenemos un video.

Su sede estaba en la calle Pelayo 10. Hoy, en su lugar está el Hotel Continental y hasta hace unos años, el Club Capitol. En 1882 ya tenían filiales en Madrid, (Sociedad Matritense de Electricidad), Irún y Valencia.

¡Al fin, el 28 de septiembre de 1882, el Ayuntamiento estableció las reglas para instalar cables en algunas calles!. Para evitar el contrato exclusivo que habían firmado con Lebon años atrás, se agregó una cláusula que permitía al Ayuntamiento iluminar algunas zonas sin tener exclusividad con ninguna compañía.

Enseguida salieron nuevas empresas que lucharon por conseguir los contratos: la Compañía General de Electricidad, Telefonía, Fuerza y Luz Eléctrica en 1882, y la Anglo Española de Electricidad, que suministró material para iluminar la Fuente Mágica en la exposición de 1888.

El primer ensayo de la Sociedad Española de Electricidad en el ámbito público fue iluminar la plaza del Teatro Principal y el Pla de la Boquería.

La primera vía pública iluminada exclusivamente con faroles eléctricos fue el Paseo de Colón.

El futuro parecía ser prometedor…a pesar de sus problemas financieros. La Compañía Española de Electricidad compró unos terrenos de 7000m2 en las huertas de San Bertran. Se iban a levantar una central termoeléctrica,y una fábrica de material junto a la calle Mata. Fue la pionera en suministrar corriente alterna a la ciudad.

EL DECLIVE DE LA C.E.E DE LOS DALMAU

La compañía necesitaba una ampliación de capital… pero la demanda no aumentaba como se esperaba. El gas se estaba imponiendo por su bajo precio, por la facilidad de instalación y por su luminosidad. Los accionistas aprobaron (23 marzo 1884) la renuncia del director, Tomás Dalmau. Padre e hijo se volcaron en las posibilidades de otro nuevo invento: el teléfono.

Consiguieron la adjudicación del servicio telefónico de la ciudad (1886).

La central estaba en la calle Gegants 2, en el antiguo palacio de los condes de Centelles.

De cara a la celebración de la Exposición Universal de 1888, obtuvo la licencia para instalar fluido eléctrico durante cinco años. Se pusieron farolas eléctricas en las principales zonas donde iban a transcurrir los actos: en toda la rambla, en el flamante Paseo de Isabel II, en la Plaza Palacio y en la mayoría de los jardines.

Pocos años después se electrificó Gràcia, los muelles del puerto (1891), el paseo Colón la plaza de la Constitución, la plaza Padró, la ronda Sant Antoni, o la calle Manso (1897).

La rescisión del contrato por parte del Ayuntamiento (1893), los aranceles y los impuestos, sentenciaron a la empresa fundada por los Dalmau a buscar nuevos socios.

La compañía inglesa Woodhouse & Rawson adquirió la mayoría de las acciones y fue posteriormente absorbida por el consorcio alemán AEG.

El banquero Lluis Martí-Codolar quedó como presidente de la misma. Por aquellos años abrieron otras dos empresas: la Central Catalana de Electricidad y la Compañía Barcelonesa de Electricidad, convirtiéndose en las dos mayores centrales eléctricas de España, pero luego fueron superadas por las hidráulicas.

Plaza de Sant Jaume 1923
red inicial de la Soc Catalana de Electricidad, 1882

LA ELECTRICIDAD A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

La primera localidad española en tener luz eléctrica en sus calles fue, Comillas (1881), gracias al impulso Antonio López, el Marqués de Comillas…pero la electricidad aún no llegaba a los hogares. En París (1886), por ejemplo, había 35.000 abonados al gas y sólo 9.250 a la electricidad.

En Barcelona se llegará a esa cifra en 1909. Las bombillas no llegarán en masa a las viviendas hasta bien entrada la década de 1920.

La Sociedad Española de Electricidad tenía 130 clientes cuando cerró en 1896, justo cuando el negocio de la electricidad estaba por explotar con la electrificación de los tranvías (entre 1899 y 1906) y todas las fábricas.

La Barcelona Traction Light and Power, conocida popularmente como La Canadiense, trajo la electricidad en masa para fábricas, lugares públicos y hogares. ! de ésta tenemos un video. En 1925, generaba casi un tercio de toda la electricidad de España y el 70% de la de Cataluña!

planta electrica de la calle Mata

Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK


CRONOLOGIA

AñoEvento
1879Thomas Edison inventa la bombilla incandescente.
1880La primera bombilla eléctrica se enciende en Barcelona, en la calle Pelayo.
1881Se instala la primera red eléctrica de Barcelona, con 100 bombillas.
1882La electricidad llega al Teatro Liceo de Barcelona.
1883Se inaugura el primer tranvía eléctrico de Barcelona.
1884Se inaugura la primera estación de metro de Barcelona, la de Plaza de Cataluña.
1885Se celebra la primera Exposición Universal de Barcelona, que se ilumina con luz eléctrica.
1886Se inaugura el primer alumbrado público eléctrico de Barcelona.
1887La luz eléctrica llega a los principales edificios de Barcelona, como el Ayuntamiento, la Catedral y la Sagrada Familia.
1888Barcelona acoge los Juegos Olímpicos, que se iluminan con luz eléctrica.
1889Se celebra la Exposición Universal de París, que se ilumina con luz eléctrica.
1890La luz eléctrica se extiende a los barrios de Barcelona, como el Raval, el Gótico y el Born.
1891Se inaugura la primera fábrica de bombillas eléctricas de Barcelona, la de la Sociedad Catalana de Electricidad.
1892La luz eléctrica llega a los últimos barrios de Barcelona, como el Poblenou y el Sant Andreu.


AGRACECIMIENTOS / FUENTES CONSULTADAS

Mercedes Arroyo Huguet

Gerardo Nahm La sociedad española de electricidad y los inicios de la luz eléctrica en Cataluña.

Joan Carles Alayo Manubens

J. Ignacio Muro, Horacio Capel La central térmica de la calle Mata.

https://www.ub.edu/geocrit/sv-13.htm

https://www.totbarcelona.cat/economia/barcelona-energia-140-anys-electricitat-156672/

todocoleccion.com

AMCB

FUNDACION ENDESA

https://www.ub.edu/geocrit/sv-150.pdf

Col·lecció de la Cartoteca, https://cartotecadigital.icgc.cat

http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/deed.ca

Loading

LA ELECTRICIDAD EN BARCELONA

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: David Minguillon Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.