Hace 250 años, un grupo de 1.500 menorquines llegó a la colonia británica de Florida (26 junio 1768). Eran los primeros esclavos blancos y europeos de las trece colonias británicas de América y los primeros en rebelarse y reclamar sus derechos.

MENORCA 1768

Hace sólo cinco años que ha acabado la guerra entre ingleses y españoles, un conflicto enmarcado en la guerra de los Siete Años. Estamos en Menorca, en el año 1768.

La isla es una importante base naval inglesa en el Mediterráneo. Fueron años muy buenos para los colonos pero muy malos para unos 30.000 nativos que malvivían después de una guerra que durante más de dos años, los había dejado agotados. (1761-1763 tratado de París).

LA HISTORIA DE NEW SMIRNA

La historia de New Smyrna comienza en 1763, cuando Gran Bretaña tomó el control de la Florida española. La colonia quedó dividida en dos provincias: Florida Oriental y Florida Occidental.

Durante los siguientes 20 años, la Corona Británica intentó convertir la Florida en una colonia productiva. En 1764, el Parlamento ofreció 500 libras a los ciudadanos británicos que se instalaran en la Florida y cultivaran seda, índigo o algodón.

Uno de los que se interesó por esta oferta fue el afamado médico y científico escocés Andrew Turnbull, un ex cónsul británico en el Imperio Otomano que se había casado con la hija de un poderoso comerciante griego de Esmirna. El doctor llamó a sus nuevas tierras Nueva Smirna en honor a la ciudad natal de su esposa, María Gràcia Dura. El gobierno británico se interesó en el proyecto de Turnbull y le proporcionó dinero y víveres para afrontar el viaje y desarrollar la infraestructura.

En la primavera de 1767 Turnbull navegó por las islas Balares, las costas del sur de Italia y la actual Turquía buscando trabajadores para su colonia. Pagarían su pasaje a New Smyrna a base de trabajo. El contrato era para 10 años. Prometió a todos sueldo y vivienda y, pasados tres años de trabajo, serían propietarios de una vivienda y de una parcela de 200 acres (unas 8 hectáreas).

El día de la partida Turnbull contaba con 1500 voluntarios, entre griegos, italianos y, sobre todo, menorquines. Todos ellos viajaron apiñados en unas bodegas demasiado pequeñas para tanta gente. Durante el viaje murieron 150 inmigrantes.

VIVIERON CASI COMO ESCLAVOS

Los colonos llegaron a Nueva Smirna con la esperanza de una nueva vida. Pero lo que encontraron fue una realidad muy diferente a la que les habían prometido.

En la tupida selva, los árboles eran altos y las ramas se entrecruzaban formando un techo impenetrable. El terreno era pantanoso y el agua estaba estancada.

Los colonos tuvieron que trabajar duro para despejar la selva y preparar el terreno para la agricultura. Tuvieron que cortar árboles, desbrozar la maleza y allanar el terreno.

Además, el administrador de la colonia, Andrew Turnbull, les cobraba la comida y la vivienda. La situación era cada vez más desesperada. Los colonos trabajaban largas horas en condiciones insalubres. Se enfermaban de malaria, disentería y otras enfermedades tropicales…hasta que en 1777, los colonos se rebelaron. Atacaron a los supervisores y quemaron la colonia. De las 1.403 personas que habían llegado a Nueva Smirna, solo quedaban 930. Los demás habían muerto de enfermedades, agotamiento o habían huido.

HUIDA DE NEW SMIRNA

Tres colonos lograron escapar de la colonia. Atravesaron los humedales hasta llegar a la capital, San Agustín fundada por los españoles en 1565… Allí contaron al gobernador, Patrick Tonyn, lo que había sucedido.

El gobernador Patrick Tonyn, espantado de lo que le decían aquellos hombres, ordenó una inspección en la finca de Turnbull. La desolación era tal que inmediatamente se suspendió la concesión y se dictó la libertad de los menorquines y griegos que quedaban vivos. Turnbull fue destituido de su cargo y la colonia de Nueva Smirna fue abandonada.

Los seiscientos supervivientes, sin medios para volver a Menorca, iniciaron un éxodo hacia Fort Saint-Augustine donde el gobernador Tonyn los acogió.

LA COLONIA MENORQUINA EN ESTADOS UNIDOS

Aquí formaron el Menorcan Quarter donde se hablaba Mahonés. La comunidad tampoco olvidó su gastronomía. Todavía se siguen comiendo pasteles de queso menorquín, los fromajardis… sobrasada, camot, carn i xua, oliaigua… Fue el grupo cultural y lingüístico más numeroso de la ciudad. San Agustín fue la primera ciudad americana en hablar en catalán. 

Poco después, en 1783, los españoles recuperaron Florida (Tratado de París).Andrew Turnbull ya había rehecho su vida en Charleston, Carolina del Sur.

En 1819 se firmó el Tratado de Adams-Onis que otorgaba Florida y Oregón a los Estados Unidos y Texas quedaba para España. Fue mucha la población española que emigró a Cuba, pero la mayoría se quedó, como los menorquines, y se convirtieron en ciudadanos norteamericanos.


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory.

Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM

FACEBOOK


FUENTES CONSULTADAS/AGRADECIMIENTOS

Marc Pons

Martí Crespo

Philip D. Rasico

Cuando en los Estados Unidos se hablaba catalán (elnacional.cat)

menorcaaldia.com

vilaweb.cat

Memoria Florida. «El Dr. Andrew Turnbull y los orígenes de New Smyrna Beach». Florida , 2014

https://www.floridamemory.com/items/show/295169

http://menorcaimatgesdenprimer.blogspot.com/2020/03/

Loading

LOS PRIMEROS «ESCLAVOS» BLANCOS DE NORTEAMERICA FUERON MENORQUINES

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: David Minguillon Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.