gran-cafe-espanyol

Os imagináis una avenida de dos kilómetros dedicada al mundo del espectáculo? ¡Pues sí, eso fue el Paralelo!: el escenario de escenarios en Barcelona.

Avenida del Paralelo antes calle Marqués del Duero.

La FIESTA en mayúsculas. La vía con más espectáculos por metros cuadrado de Europa que abrió a la ciudad a un mundo de modernidad.

Por él desfilaron todas las estrellas: De los Frégoli a Alady, de Raquel Meller a La Bella Dorita, de Enric Borras a Pepito Sant Pere, de Mirko a Jhonson, de Maty Mont a «los vieneses», de Mary Santpere, a Paco Martinez Soria, Tania Doris, Luis Cuenca, La Maña ,Pawlowsky…y muchísimos más…

¿UNA AVENIDA RACIONALISTA?

Todo empezó en medio de las huertas de San Bertran… que surtían de frutas y verduras al mercado de la Boquería. 

1898 huertas de San Beltrán.

Se construyeron viviendas sencillas y baratas para los obreros… con el tiempo, darían lugar a los barrios de la França Xica, Santa Madrona y las Huertas de Sant Beltrán que después se agruparían bajo el nombre genérico de Pueblo Seco.

Poble Sec 1860

Las fábricas de tejidos que se instalaron en la zona desecaron los pozos de las huertas de San Beltrán por lo que la zona no disponía de agua, de ahí el nombre de “Pueblo Seco” hasta que en 1894 se instaló la primera fuente.

Poble Sec 1900

El 8 de octubre de 1894 se inauguró una avenida de dos kilómetros de largo. Formaba parte del Pla Cerdà y se había proyectado para ser un paseo residencial que, bordeando la montaña de Montjuïc. Uniría la Plaza España con las Atarazanas del puerto. 

1898 Plaza España de Barcelona.

A lo largo del tiempo ha tenido varios nombres…

 … aunque para todos era “El Paralelu” la avenida que hace frontera con los barrios del Raval y Sant Antoni por un lado, y el Poble Sec por el otro.

Su trazado coincidía con el paralelo terrestre 41 grados,22 minutos, 34 segundos de latitud norte. En principio debía tener 50 metros de ancho y edificios porticados al estilo de la plaza Real… lo que no gustó a los propietarios de las parcelas porque se malgastaban sus terrenos. Decidieron no edificar hasta que no cambiasen el proyecto (1929).

Plaza España, 1925

La vía presentaba un aspecto a medio construir, una “tierra de nadie” de modo que para dinamizar la zona,  de manera provisional, el Ayuntamiento decidió admitir edificaciones de madera (1902) destinadas a espectáculos o tabernas, que pudiesen desmontarse para asentar en ellas algunos negocios con fecha de caducidad.

PRIMERAS BARRACAS DE FERIA

Aquí se instalaron las barracas de feria cuando fueron expulsadas de la plaza Cataluña formándose una incipiente zona destinada a la diversión.

Se abrieron más y más cafés, y pequeños teatros barraca … con los años, una pequeña ciudad destinada al entretenimiento y la diversión de obreros y menestrales.

BARES Y TERRAZAS

Algunos cafés tenía terrazas ideales para ver pasar el mundo frente a ti. Muchos establecimientos no cerraban por las noches, es más, algunos no tenían puertas. El café, aguardiente, el ron, el anís escarchado y «la caña de La Habana» corrían por sus mesas.

El Bar Chicago (1894-1968 ) era uno de los más politizados a principios de siglo. Frente a él, en 1936 se pusieron unas barricadas anarquistas (19/07/1936).

Recordamos el Café  Rosales (desde 1917), el Café Paralelo, el Concert Sevilla (1906-1947) un local sucio y oscuro (Avinguda del Paral·lel, nº 70) donde antes estuvo el Cinematògrafo Lumière.

…el Café Cervecería la Puda Seca (junto a la calle Salvà), el Café Salón Condal (esquina con calle Tapiolas), el Café Lyonés (entre Paralelo y Conde del Asalto) que antes fue El Paraíso, El Trianón, Gayarre y Pompeya…o un superviviente: el Café Borrell, abierto en 1909 (Avda Paralelo, 85),

Pero el más concurrido era el Gran Café Español (1895-1940) que en 1907 se amplió ocupando el espacio del antiguo el Teatro Circo Olimpia.

Terraza del Café Español.

Los más bohemios y los anarquistas iban a la acera opuesta, más tranquila, al café de la Tranquilitat (1901-1939) inaugurado en sus inicios como quiosco de bebidas.

CHARLATANES Y TITIRITEROS

La fauna local era de lo más variopinta:  Prostitutas al acecho de clientes, traficantes de opio y cocaína, maridos despistados buscando mujeres de moral distraida, modistillas casaderas, soldados de Montjuic y de los cuarteles de Atarazanas y marineros del puerto.…

Críos vendiendo cigarrillos sueltos, caliqueños y cajas de cerillas de a cinco…charlatanes vendiendo callicidas, churreros, cacahueteros, vendedores de fruta y algún que otro carretón de “mantecao helao”.

Frente a los cafés, siempre se ponían los limpiabotas, las floristas y fotógrafos ambulantes, llamados minuteros. Los hombres anuncio se paseaban pregonando que por 15 céntimos podías ver las imágenes animadas del Cinematógrafo Napoleón (1897-1898).

Cinematógrafo Paralelo.

Detrás de la «Fábrica de electricidad» de los tranvías hacían cola los clientes de las pajilleras, en su mayoría mujeres pobres, antiguas artistas o viejas sin recursos del vecino barrio chino.

En los años veinte aún no llegaban a 30 los edificios de viviendas en toda la avenida. Era fantástico, no había vecinos a los que molestar!. Era nuestro Montmartre y nuestro Broadway particular, como dijo Joan Maragall: “el Paseo de Gracia de los pobres”… y, sin ninguna duda, la avenida de Barcelona que dio la bienvenida a la cultura de masas.

Con la Exposición Internacional de 1929 «el Paralelu» se convirtió en una via cosmopolita. Unos meses antes se había construido una via férrea para transportar desde el Puerto a la Plaza de España las maquinarias que se iban a exponer en el gran evento .

1928 via férrea en el Paralelo.

A la comedida burguesía barcelonesa también le gustaba bajar al Paralelo y dejarse llevar por el desenfreno de la modernidad y la bohemia…a pesar de que era “territorio obrero” frecuentado por anarquistas republicanos.

Salvador Seguí, “el noi del sucre” y otros los sindicalistas solían conspirar contra los patronos en establecimientos como el Royal Concert, el Apolo, o el Café de la Tranquilidad.

La Tranquilitat

Santiago Rusiñol, conocido en esos antros como “el niño de la Rambla” fue un incondicional. como Isidre Nonell. A  Alejandro Lerroux lo  llamaban jocosamente “el emperador del Paralelo” por las fiestas que se pegaba,  el general Sanjurjo…era el que más se desfasaba!. 

GENEROS TEATRALES 

A principios del siglo XX, la zarzuela, el mimo y la pantomima era lo que se llevaba.

Los Onofri, con Otelo Onofri al frente acompañado de sus hijos Temístocles, Aquiles, Poliuto, Telémaco, Orestes, Andrómaca y Argia, eran los reyes indiscutibles de la pantomima y el mimo, aunque también ofrecían espectáculos de alta comedia, circo o vodevil. 

familia Onofri. Cartel

Era una familia franco-italiana que había llegado a Barcelona para actuar en el Circo Ecuestre de la Plaza Cataluña. Tras el traslado de las atracciones al Paralelo, debutaron en el Teatro Circo Español (1898)..y tuvieron tanto éxito que en 1910 llevaron su espectáculo al cabaret El Dorado, de Montmartre. (1910. 1914). Enric Adams (1873- ) siguió triunfando en éste género hasta 1919.

En aquellos tiempos, a pesar de la popularidad, las artistas de varietés no estaban bien vistas, eran consideradas a la misma altura que las prostitutas. La presencia masculina era una excepción. Recordamos a Ernesto Foliers que imitaba a La Fornarina (1911), Edmundo de Bries, Derkas, que debutó en el Apolo en 1915…

Leopoldo Fregoli (1867-1936) fue otro de los grandes de la escena!!!   Sus espectáculos incluían más de 100 personajes, todos interpretados por él, entre ellos también mujeres. ¡Se cambiaba de vestuario en unos segundos!!! Se retiró en 1925 en plena fama pero abrió el paso para futuros transformistas como Mirko o Madame Arthur.

PRIMEROS TEATROS

El primer gran teatro había aparecido en 1892, fue el «Circo Español Modelo» que, tras un incendio, abrió nuevamente como “Teatro Español.

Circo Español Modelo.

Después llegó el Pabellón Soriano, llamado polularmente como “El Suri”, que en 1916 sería reinaugurado como Teatro Victoria, donde triunfaron   Josep Santpere  y Elena Jordi con vodeviles de enredos matrimoniales… y la inimitable Mary Santpere!.

Teatro Pabellón Soriano.

«La Jordi» fue la primera directora que rodó una película en España . Hoy, el teatro Victoria es la nueva casa del Mago Pop.

Teatro Victoria.

El que posteriormente será Teatro Arnau llegó dos años más tarde (1894) cuando empezó a urbanizarse la avenida.

Teatro Arnau, interior

Al principio fue un barracón de madera (1894) hasta que en 1919 se reedificó en obra para llamarse por un tiempo Folies Bergère. Raquel Meller , la “reina del cuplé”, debutó en el local en 1911 con «El Relicario» y en 1917 cantó el primer cuplé en catalán. Tuvo gran éxito con su “Violetera» ).

El Teatro Olympia, tocando al Paralelo, (1901-1908) era  el «Liceo del Paralelo«, el espacio escénico más grande de la península con más de 6000 localidades.

Teatro Circo Olimpia junto al Café Español.

En su parte central, que también se representaban espectáculos de circo, ¡en cierta ocasión se montó una improvisada balsa con góndolas y en otra ocasión se ofreció un espectáculo con delfines de verdad!. La base estructural, de hierro, acabó deteriorándose y ante lo costoso de su restauración se decidió derruirlo en 1908 para ampliar el exitoso Café Español.

En el Teatro Nuevo (1901), se representaban las primeras traducciones castellanas de operetas vienesas. En él trabajo gran actor Josep Sampere (padre de Mary Sampere).

Teatro Nuevo de Barcelona.

El local se reconstruyo en 1922 y su programa de espectáculos se basaba en operetas, melodramas, zarzuela, vodevil y lírica catalana. Después de la Guerra Civil, todas las representaciones artísticas se hacían en castellano. Después será Cine Nuevo y en 1958 el primer Cinerama de toda España.

MÁS Y MÁS TEATROS

Después se añadieron a la oferta el Teatro Delicias que cambiará de nombre cada dos por tres: Teatro Lírico (1906), Trianón, (1913), Madrid Concert (1915), Gran Music-Hall,  “l’As” (1921), y Talía, el mejor lugar para disfrutar del tango en la década de los 29 (1924). 

Teatro Talia

Al final lo compraron Paco Martinez Soria e Ignacio F. Iquino. Martinez Soria le compró a Iquino su parte. Tras A la muerte de Martinez Soria, como homenaje se le puso su nombre al teatro.

En el Gran Teatro Onofri  (número 91 de l’avinguda del Paral·lel) actuaba la familia Onofri (1903-1904). En 1904 cambió de nombre y programación convirtiéndose en el Gran Teatro Condal dedicado al music-hall, óperas y zarzuelas.

Cine Teatro Condal

El Teatro Cómico (1905-1962) fue otro de los grandes del Paralelo. Al principio se especializó en zarzuelas durante los años veinte se enfocó a revistas musicales, concursos de baile y combates de boxeo. En él triunfaron Alady y Papitu Santpere, “el rey del vodevil” … con el tiempo se convirtió en cine.

El Teatro Apolo (1904-1920)  que se situó donde antes hubo una barraca dedicada a las varietés arrasada por una tormenta.

Atracciones Apolo

Empezó con zarzuelas, varietés y revistas (1904-1911) hasta los inicios de la post querra, cuando alterno la revista con pases de películas. Tras una reforma (1943) se convirtió definitivamente en teatro. En los cincuenta lo compró Matias Colsada que lo mantuvo hasta su muerte (2000). En el triunfó la vedette Tania Doris.

Atracciones Apolo.

Junto al teatro, desde 1935 hasta 1990 funcionaron las Atracciones Apolo, un parque de atracciones en miniatura. Recordamos sus atracciones: la  montaña rusa, la autogruta, la casa de la risa y la autovía.

En los años cuarenta El Molino era el teatro más famoso del Paralelo por sus espectáculos picantes y transgresores. La Bella Dorita entre los años 20 y los 40 era su estrella indiscutible.

Como muchos taxis no querían llegar a la abarrotada avenida,  el Molino y el Trianón ofrecieron servicios gratuitos de carruajes desde la Rambla.

CAFES CONCERT Y MUSIC HALLS

Junto a una excelente oferta de teatros estaban también las salas de music hall, Cafés Concert y “nidos de arte”.

El Pompeya

Normalmente ofrecían entrada libre. Por el precio de las consumiciones podías disfrutar de actuaciones de magos, hipnotizadores y cupletistas de segunda…

La Criolla estaba en la calle Cid, tocando al Paralelo.

El Eden Concert estaba en la calle Nou de la Rambla. Acabó siendo el Cine Eden.

El Royal Concert fue uno de los mejores Music hall. Se levantó donde antes estuvo el Cinematógrafo La Maravilla y después el Salón Goya (avda. Paral.lel. 108)

El Hollywood Bar Dancing (1931-1938) era uno de los locales más populares para bailar de los años 30. (calle Conde del Asalto,103)

El Cabaret Pompeya (1914-1941) antes Teatro Gayarre, era uno de los mejores cabarets hasta que La Bella Dorita lo convirtió en el tablao Bodega de Toro el tiempo, en sala Bagdad.

Entre el Teatro Nuevo y el Victoria había dos music halls: el Trianon y el Salón Venus (1904-) donde se hizo popular la “Bella Chelito” con su interpretación de «La Pulga».

El Bataclán (1924) que sustituyó al Gran Café Concierto del Recreo (1900) y después al Gran Music Hall Novelty (hasta 1936) y Ra-ta-plán (1939-1942).(Avinguda del paral·lel, nº 85)

En los “nidos de arte” cercanos, como la Bodega Bohemia, los aspirantes a artista de cabaret probaban suerte imitando a la Chelito, la Fornarina o a Mistinguette…

CUPLES Y CUPLETISTAS

De Europa llegaron  a finales del XIX las chansonettes, cantantes femeninas que se convirtieron en estrellas interpretando canciones frívolas en los entreactos de las obras teatrales: los couplets (coplillas en francés) . Enseguida una tropa de artistas nacionales se apuntaron al nuevo género que triunfará hasta finales de los años veinte.

LOS CREADORES DE LOS CUPLES

Alvaro Retana y el maestro Monreal crearon uno de los cuplés más conocidos “las noches del Ritz” (1923). Lo estrenó  vedette y cantante barcelonesa Tina de Jarque.

Manuel Sugrañes (“Fresquiviris sur mer) o Rafael Oropesa (“si vas a París papá”) fueron también  grandes creadores de cuplés

Joan Viladomat (1885-1940) (el hermano del famoso escultor que creo la estatua de Raquel Meller que luce en el Paralelo desde 1966)  y Félix Garzo escribirán melodías como “la Pulga” o “Fumando Espero” para que las interpretasen las mejores cupletistas:  Raquel Meller y su gran rival Mercedes Serós (1900-1970) , Pilar Alonso, Ramoncita Rovira, Elvira de Amaya, Amalia Molina, Adelita Lulú, Consuelo Hidalgo, Eugenia Roca, La Bella Dorita,  Pilar Alonso.

 Amichatis, …  el autor de las célebres «Baixant de la Font del Gat», y «La Marieta de l’ull viu» , Mantua y Manuel Fontdevila catalanizaron el cuplé hasta la guerra civil.

La censura matizó la picardía del cuplé. Siguieron con el género,  desde Madrid: Olga Ramos y Lilian de Celis. Desde Barcelona, Mary Santpere, Nuria Feliu y Guillermina Motta los retomarán para las nuevas generaciones,

EL DECLIVE DEL PARALELO

En los años sesenta llegó la decadencia al Paralelo. Algunos de sus teatros se habían convertido en cines…

Como el Cine Condal (1911-1942), el Cine América (1926-1981), el primero en construirse exclusivamente como cine, el Cine Hora (1941-1972), el Cine Teatro Nuevo (1948-1986) y el Regio Palace (1962-2004).

De todos aquellos teatros y cabarets, hoy en día, apenas sobreviven algunas salas que se pueden contar con los dedos de una mano: El Arnau, que espera una remodelación para convertirse en …. El Molino, en estado crítico, el Apolo, el Victoria y el Condal.


Disfruta de más videos en nuestro canal de Youtube Barcelonamemory. Suscríbete y compártelos con tus amigos!!

INSTAGRAM FACEBOOK


AGRADECIMIENTOS/FUENTES CONSULTADAS

http://www.labarcelonadeantes.com

http://www.paseodegracia.com

www.ccma.cat/catradio/el-parallel-1894-1939

http://www.paseodegracia.com

http://www.javierbarreiro.wordpress.com

http://www.petreraldia.com

http://www.vilaweb.cat

http://www.barcelofilia.blogspot.com

Lluis Permanyer

Xavier Albertí y Eduard Molner, El Paral-lel (1894-1939)

Luis Cabañas, Biografía del Paralelo (1894-1934)

Miguel Badenas i Rico, El Paral·lel, historia d’un mite.

Xavier Theros, Barcelona a cau d´orella, . Ed Comanegra.

EL PARALELO DE BARCELONA, LA AVENIDA DE LA DIVERSIÓN.

Navegación de la entrada