Plácido, de Berlanga se rodó en Manresa.

Plácido es una obra maestra del cine español, una comedia negra y mordaz sobre la hipocresía de la caridad. Su director, Luís García Berlanga, ya había mostrado su talento y su crítica social en películas como Bienvenido, Mister Marshall (1953), Novio a la vista (1954), Calabuch (1956) o Los jueves, milagro (1957). Para rodar Plácido, buscaba un escenario que fuera una ciudad de provincias cercana a Barcelona. La encontró en Manresa, una población que le ofreció todo lo que necesitaba.

ESPAÑA EN 1961

En 1961, España salía del aislamiento y se abría al mundo. El sueldo mínimo era de cien pesetas, una miseria que no daba para comprar un seiscientos que valía más de sesenta y cinco mil. Pero la economía española empezaba a moverse… era “el desarrollismo”.

Anthony Mann rodaba “El Cid” en Peñíscola, una película con mucha historia y mucha guerra. El Papa Juan XXIII había dicho que las mujeres podían ir a misa sin velo, una novedad que no gustaba a todos. Era el año 1961, y el mundo cambiaba deprisa. Berlanga se había hecho famoso con Bienvenido Mister Marshall, que triunfó en Cannes en 1954.

1958 BERLANGA PLANEA SU PRÓXIMO FILM

En 1958, Berlanga se puso a pensar en el guion de su sexta película. Para burlar a los censores, buscó a Rafael Azcona, que era un maestro en eso. Con él había hecho el guion de Se vende un tranvía, un corto de 1959. Pero Azcona estaba en Italia y no podía venir. Así que Berlanga le pidió a Josep Lluís Font y José Luis Colina que le retocaran el guion.

Azcona y Berlanga

Querían retratar la vida de una ciudad de provincias y enfocarse en Plácido, un transportista pobre que tenía que pagar la primera letra de su motocarro el día de Nochebuena. Para empezar, el título del guión, “Siente un pobre a su mesa”, no gustó a la censura. De momento, lo llamaron “Los bienaventurados”.

Tenían la idea de hacer la película en Madrid y en Cuenca o Vitoria. Pero hubo líos en la producción y se marcharon a Barcelona. Allí buscaron una ciudad pequeña y no muy lejos de la capital. Encontraron Manresa que les iba de maravilla para el guion.

La productora tenía las oficinas en la calle Séneca 33 de Barcelona. La mayor parte de los interiores se rodaron en los estudios Orphea de Barcelona, que se quemarían al año siguiente. De esos estudios tenemos un video.

EL RODAJE

Bar Perdiu

El 27 de febrero de 1961, el equipo de producción se desplazó a Manresa. Se alojaron en el Hotel Santo Domingo y en el Bar Perdiu descansaban y comían entre rodaje y rodaje.

Hicieron un casting en el Casino de Manresa, donde se presentaron más de doscientos vecinos. Los que hacían de figurantes cobraban sesenta pesetas al día. Los de la banda municipal, trescientas.

Casino de Manresa

Para los papeles secundarios con diálogo, escogieron a aficionados al teatro. Les pagaban ciento cincuenta pesetas al día. Una de ellas era Paquita Blanch, que se cayó en la prueba y a Berlanga le hizo tanta gracia, que incluyó la caída en la escena.

El rodaje fue duro y pesado, por el frío sobre todo. Empezó el primero de marzo y acabó el veintinueve. Muchas escenas de interiores se grababan de noche. Los fines de semana, el director y su equipo se iban en tren a Barcelona, a ver lo que habían filmado en el cine Windsor.

La película era el tema del momento. Cada día se juntaban los vecinos para ver cómo rodaban y para conocer a los actores. Para que no hubiera mucho jaleo, desde el periódico se aconsejó que no fueran más de dos miembros por familia.

LA TRAMA

La historia transcurría en una ciudad de provincias, donde unas beatas que les gustaba hacer el bien a la vista de todos se les ocurrió una idea para Navidad. Iban a hacer una subasta rara. Los ricos de la ciudad tenían que pujar para llevarse a un pobre a cenar en Nochebuena. El eslogan era “Siente un pobre en vuestra mesa”.

El que se encargaba de montar la campaña benéfica era Quintanilla, un petimetre que contrataba a un pobre hombre para que saliese en la cabalgata con su nuevo motocarro.

Plácido se mete en un lío tras otro con miedo a no poder llegar al banco para pagar la primera letra de su vehículo. Al final de la noche, cansado y decepcionado, se da cuenta de que la campaña de Navidad, en lugar de ayudar a los pobres, ha sido una farsa.

Plácido es una película que habla de la incomunicación, un tema que le gustaba mucho a Berlanga. Todos su personajes, ricos o pobres, están metidos en sus problemas y sus contradicciones y no ven más allá de sus narices. Son una suerte de galería sociológica del franquismo a través de los cuales hablaba toda una época. Una característica de la película es su espíritu coral siempre presente en los guiones de Berlanga y Azcona.

LOS PERSONAJES

El motocarro que porta una estrella de Navidad en el techo es un personaje más de la película. Un símbolo de la pobreza de la España de su tiempo y, a su vez, el único sustento del protagonista. Como anécdota os diré que fue alquilado a Enric Martí, un transportista local. Fue el quién condujo el motocarro en las secuencias más complicadas.

Los actores de la película estuvieron soberbios: José Luís López Vázquez, Manuel Alexandre, Elvira Quintillà, Agustín González, Antonio Ferrandis o Amparo Soler Leal… Y también estaba Casto Sendra, “Cassen”, que sorprendió con su primer papel protagonista.

LAS LOCALIZACIONES

plaça Sant Domenech

Las localizaciones son claramente distinguibles: la Vía de Sant Ignasi, la calle de Sant Miquel, la Plana de l’Om, el Born y la plaza de Sant Domènech. La fiesta de “repartir pobres” la hicieron en el Casino de Manresa. El acontecimiento tuvo una gran repercusión en la prensa local. Tanto la radio como el periódico de Manresa se ocuparon de darle publicidad.

Los artistas que habían intervenido en la película quisieron corresponder con la acogida de la ciudad y se prestaron a colaborar en una función de caridad que se organizó para ayudar a las Hermanitas de los Pobres, que estaban construyendo un nuevo asilo para los ancianos desamparados de la ciudad.

Casino de Manresa.

El Cineclub Manresa proyectó Bienvenido Mr Marshall en el cine Loyola y después hubo un coloquio con el público con la presencia del director. La expectación que había despertado la película entre los manresanos era enorme. Todos querían verse en la pantalla y reconocer los lugares donde se había rodado.

Pero tuvieron que esperar un poco más, porque el estreno se hizo en Barcelona, en el cine Windsor, el día 20 de octubre de 1961. A Manresa no llegó hasta unos días más tarde.

día del estreno de Plácido

Berlanga, el director, no se quedó mucho tiempo en la ciudad. En cuanto terminó la función, se marchó con su esposa en el coche nuevo que se había comprado, un Siata, rumbo a Valencia, su tierra natal.

PREMIOS

La película tenía que ir al Festival de Venecia, donde la habían escogido como representante de España. Pero no pudo ser, porque los censores se habían ido de vacaciones en agosto, cuando tocaba enviar el film. En cambio, fue a Cannes, donde la nominaron a la Palma de Oro.

La película fue seleccionada para los Oscars, donde la habían escogido como la mejor película de habla no inglesa. Pero, nuevamente, no pudo ser, porque se encontró con un rival de peso: Ingmar Bergman, el genio sueco, que le quitó el premio con su película “Como en un espejo”.

Si te ha gustado el video y te interesa el cine te recomendamos otros capítulos:


FUENTES CONSULTADAS / AGRADECIMIENTOS

Manuel Árias Maldonado

https://www.elnacional.cat/es/cultura/60-anos-rodaje-placido-manresa_611114_102.html

Col·lecció Francesc Escala Bartrolí

https://www.rtve.es/play/videos/cine-de-siempre/placido/5935385/

https://archivo-agr.blogspot.com/2022/05/placido-no-pudo-ir-al-festival-de.html

Loading

PLÁCIDO SE RODÓ EN MANRESA

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: David Minguillon Martín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.